Los embalses recuperan 33 hectómetros cúbicos gracias a las lluvias acumuladas desde hace un mes, cantidad suficiente para llenar la presa de Siles o el Quiebrajano. ¿Es mucho o poco?

33 millones de metros cúbicos. 33 hectómetros cúbicos o, lo que es lo mismo, agua suficiente para llenar 13.200 piscinas olímpicas. Lo bastante como para reponer todas las reservas de la presa de Siles o del embalse Quiebrajano. Tal ingente cantidad de agua es la que ha llegado a los embalses de la provincia en el último mes. 33 hectómetros cúbicos que han logrado que las reservas de este bien líquido pasen del 24,59% que tenían a 1 de diciembre de 2017, a los 26,02 del pasado día 11. Sin embargo, estas cantidades son escasas. De hecho, de las más bajas de los últimos 25 años, según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Se requiere mucho más para recuperar la normalidad de los embalses.

El conjunto de embalses de la provincia tiene capacidad para guardar 2.324 hectómetros cúbicos. Esta semana contaban con unas reservas de 604, cuando hace un mes se reducían a 571. Las precipitaciones y nevadas del último mes han logrado que entre esa cantidad de agua. ¿Es mucho o poco? Poco. Es poco.

Un hogar español consume, de media, unos 132 litros por habitante y día, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Son 48.180 litros al año por cada habitante que tiene el país. Cogiendo la calculadora se extrae que con el agua acumulada por los embalses de Jaén en este último mes se podría prestar suministro a 684.931 personas. Supone abastecer a toda la provincia de Jaén y parte de la vecina durante un año. Pero se debe tener en cuenta que el principal gasto no es el humano, sino el del regadío, que ronda el 70% del total, sin contar la cantidad que necesita la industria.

¿Gastamos bien el agua? La Organización Mundial de la Salud (OMS), dice que son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona y día “para garantizar que se cubren las necesidades más básicas y surjan pocas preocupaciones en materia de salud”, según recoge Naciones Unidas. Dejarse el grifo abierto cinco segundos supone un gasto de un litro de agua. Una ducha son 100 litros, 10 cuando nos lavamos las manos o utilizamos el inodoro y cinco al lavarnos los dientes, según publica la Fundación Aquae.

Pero

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here