Yolanda Cruz López es la directora del festival de cortos Visualízame, cuya séptima edición se ha proyectado en Alcalá.
Yolanda Cruz López es la directora del festival de cortos Visualízame, cuya séptima edición se ha proyectado en Alcalá.

Yolanda Cruz López (Almería, 1965) ha vuelto a la Sierra Sur para coordinar la séptima edición del festival de cortometrajes Visualízame. Ella es la directora y está muy feliz por cómo avanza la propuesta itinerante educativa que caracteriza al festival, respaldado por la Fundación Inquietarte. Alaba la calidad de las piezas audiovisuales de este año y confía en que la labor de Visualízame genere conciencia de género en la ciudadanía.

—Hoy concluye el séptimo festival de Visualízame. ¿Qué tal está siendo la recepción del público?

—Bien, como era de esperar, porque siempre nos acogen muy bien en Alcalá. Los cortos son de diferentes países, de mucha calidad, y es un muestrario muy diferente de la mirada que mantienen y comparten realizadores y realizadoras de diferentes países. Es muy atractiva para el espectador.

—El Teatro Martínez Montañés es un lugar estupendo. ¿Le parece el sitio más adecuado en la Sierra Sur para proyectar los cortos?

—Creo que sí, que Alcalá es el punto céntrico de la comarca. Es una ciudad con una vida cultural reconocida fuera de nuestra comunidad gracias a festivales tan mediáticos como Etnosur. Alcalá ya es un referente en oferta cultural. Y no sólo por el teatro, que es un espacio muy cómodo y con una gran cabina de proyección, sino por la ciudad en sí.

—El corto puede ser la pieza audiovisual menos conocida para el gran público. ¿Cree que la gente se sorprende con algunas creaciones?

—Es un tema de comercialización. Los cortos no se exhiben y difícilmente se proyectan en televisión. Sólo aparecen en programas para público concretos —a menudo a horas intempestivas— y en cadenas temáticas de cine. En las salas comerciales si se proyectaba antes un corto antes de la película. Ya no. El festival es una ocasión muy interesante para la gente de Alcalá y de pueblos cercanos de Jaén.

—La violencia de género aún es una lacra en España. ¿Qué aporta Visualízame desde el punto de vista social?

—El festival no sólo está centrado en la violencia de género; abarca más temas, pero sí que ocupa un papel muy importante. De hecho es uno de nuestros objetivos en la actividad itinerante educativa. Siempre hay cortos que exponen el tema y lo denuncian desde diferentes puntos de vista. En noviembre volveremos a trabajar con los institutos de la localidad y también lo haremos en otras ciudades con cortos que abordarán el asunto adaptándose al tipo de público. Todo está apoyado en una unidad didáctica que emplea el formato audiovisual del corto para generar valores y educar en igualdad. Empleamos la capacidad de generar emociones para propiciar reflexión en el público.

—¿Las familias están haciendo todo lo que pueden en la educación de sus hijos para evitar actitudes machismos?

—Para que la familia aporte esfuerzo educacional los progenitores deben detectar ese machismo. Hay hogares donde es inherente y la actitud machista está normalizada, luego los padres no pueden educar de otra manera. Los padres sí deben hacer una labor imparten para que la sociedad machista en la que vivimos no afecta al desarrollo personal de los hijos. El problema es que hay muchos padres que no son conscientes. Y también están quienes no lo hacen por dejación, sino por falta de herramientas.

—Ahora Inquietarte y el festival son parte de la  Cátedra Unesco, Paz, Solidaridad y Diálogo Intercultural. Supongo que es un estímulo para seguir trabajando.

—Que la cátedra nos invite a ser parte de ella es un espaldarazo estupendo a nuestra labor. Nos conforta saber que vamos por el buen camino y que la labor educativa congénita del festival avanza correctamente. La cátedra trabaja con herramientas que también son las nuestras, de modo que seguiremos investigando para mejorar.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here