Foto: Federación Andaluza de Caza.
Foto: Federación Andaluza de Caza.

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) pide al Seprona una “investigación rápida y transparente”

La muerte de dos linces abatidos a tiros en las últimas semanas en la provincia de Jaén no deja indiferente. Todo lo contrario. Ha generado una oleada de compromiso para encontrar a los responsables. La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) pide al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) una “investigación rápida y transparente” que permita aclarar lo antes posible la muerte de dos linces en la provincia de Jaén en las últimas semanas. Concretamente en Vilches y en Villanueva de la Reina.

Además, la ONC anima a todos los cazadores a colaborar en la investigación aportando a los agentes de la Guardia Civil toda la información o datos que puedan tener al respecto. Para la organización, los responsables de estas muertes deben ser castigados con todo el peso de la ley. “Se trata de una actuación que atenta contra una especie protegida en cuya recuperación todos los sectores afectados –y de forma especial los cazadores- llevan muchos trabajando en distintas zonas de España”, explican, en un comunicado.

En esta línea, el presidente de la ONC, Santiago Iturmendi, ha dejado claro que el colectivo de cazadores está “impactado” por estas muertes. Al mismo tiempo, ha insistido en la necesidad de que se colabore con la Guardia Civil para resolver unos hechos “muy lamentables y que no pueden quedar impunes”. Y es que, ha añadido Iturmendi, “los cazadores tienen que dar un paso al frente” en su colaboración con el Seprona y demostrar, una vez más, “que son ellos los que mejor conocen y cuidan nuestro campo”.

FEDERACIÓN ANDALUZA DE CAZA

Por su parte, la Federación Andaluza de Caza pide públicamente a los cazadores andaluces que colaboren activamente con el Seprona. Apela también a la colaboración de los guardas de coto de caza de la zona, a los que considera fundamentales por ser nexo de unión entre cotos y cazadores de la zona. Y es que ellos manejan información que puede ser muy útil en la investigación que se está llevando a cabo por parte de la Guardia Civil.

“Este caso debe representar un antes y un después en la colaboración entre cazadores y Guardia Civil para acabar con una lacra que perjudica a todos los que amamos, cuidamos y respetamos el medio ambiente” señala José María Mancheño, presidente de la FAC. Ha vuelto a reiterar que “este suceso no puede servir para criminalizar a un colectivo que, una vez más, va a ser ejemplar, colaborando para identificar al/los delincuentes que han cometido este grave atentado contra un patrimonio natural que los cazadores ayudan a conservar”.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here