Chico charla con sus jugadores en un entrenamiento previo a la final de la Copa Subdelegada.
Chico charla con sus jugadores del Linares B en un entrenamiento previo a la final de la Copa Subdelegada. Foto: Luis Carlos Guillen

El Linares B y el CD Navas disputan en el Estadio Municipal 19 de julio de Bailén la final de la Copa Subdelegada sin un favorito claro

Tras muchos meses de competición, el fútbol provincial clausura el curso con la final de la Copa Subdelegada, que disputarán mañana, domingo (20:30 horas), el Linares B y el CD Navas, en un partido en el que no hay un claro favorito. Los dos equipos han cumplido con creces los objetivos marcados esta temporada, por lo que la final representa un premio. Sin embargo, a nadie amarga un dulce y menos un título tan prestigioso como la Copa Subdelegada, por lo que los dos entrenadores alinearán a su once de gala en una cita que ha despertado una gran expectación en Navas de San Juan, donde la afición se ha movilizado para la ocasión y teñirá de amarillo y azul las gradas del 19 de julio, a pesar de que el pueblo estén en plena celebración de sus fiestas.

Menos numerosas, pero igual de animosa acudirá al estadio la hinchada azulilla que espera ver un nuevo trofeo en las vitrinas del club, después de que lo ganara el primer equipo en dos ocasiones en los últimos ocho años. Para Francisco Pérez Pérez, “Chico”, será, además, una despedida, ya que deja el filial para incoporarse al cuerpo técnico de Juan Ferrando. SU primera experiencia en los banquillos no ha podido ser más positiva, con un más que meritorio undécimo puesto en la Liga de División de Honor autonómica y la final de la Copa Subdelegada. Es normal, por lo tanto, que el que fuera jugador del Linares durante trece temporadas esté más que satisfecho con el rendimiento de sus jóvenes jugadores. “Una final siempre es especial y lo que espero es que la disfruten en el campo”, apunta el técnico de Lupión.

Los jugadores del filial azulillo realizan ejercicios en en el anexo del Municipal de Linarejos.
Los jugadores del filial azulillo realizan ejercicios en en el anexo del Municipal de Linarejos. Foto: Luis Carlo Guillén

Por su parte, el CD Navas, campeón del grupo jiennense de Primera Andaluza y nuevo equipo de División de Honor autonómica, afronta el duelo pleno de ilusión y con muchas ganas de seguir engrandeciendo su historia. Cuenta en su banquillo con uno de los entrenadores más prometedores del fútbol jiennense, Rafael Perales, quien espera lo máximo de sus jugadores. Sabe que enfrente tendrá un rival de superior categoría, con futbolistas de calidad -algunos de ellos han debutado en Segunda B- y que, como filial, es imprevisible. Pese a ello, confía plenamente en las posibilidades de su equipo.

UN ESCENARIO DE LUJO PARA LA GRAN FINAL

El Campo Municipal 19 de Julio de Bailén será la sede que acogerá la final de Copa. Con unas dimensiones de 104 x 72,5 metros, el estadio cuenta con un aforo para 6.000 espectadores. La última final de Copa Subdelegada del Gobierno disputada en este estadio se celebró el día 25 de junio de 2011, entre los equipos Linares Deportivo y Real Jaén B, que dio como vencedor al combinado azulillo por un gol a cero. Ahora el filial puede hacer historia en el mismo escenario en el que el Linares ganó su último título de Copa Subdelegado.

Estadio Municipal 19 de julio de Bailén, sede de la final de la Copa Subdelegada.
Estadio Municipal 19 de julio de Bailén, sede de la final de la Copa del Subdelegada.

La Copa Subdelegada es un trofeo más que consolidado, no solo por los años de historia que acumula, sino por su prestigio y el interés social y deportivo que despierta entre los aficionados al fútbol provincial. Con 71 años de historia, que se cumplirán en esta edición 16/17, es la competición más antigua de la provincia, y posiblemente sea el torneo más longevo de esta categoría que se disputa en España.

Comments

comments