La ilusión se apodera de los niños jienennses en la noche más mágica del año. Fotografías Esperanza Calzado.
La ilusión se apodera de los niños jienennses en la noche más mágica del año. Fotografías Esperanza Calzado.

Miles de jiennenses abarrotan las calles para recibir a sus Majestades los Reyes de Oriente en la noche más mágica del año

-¿Mamá, por qué traemos el paraguas si no está lloviendo?

-Va a llover más tarde, le contesta al pequeño.

La madre le contesta con una sonrisa en los labios y la gente de su lado se sonríe. Saben bien para qué necesita el paraguas. No es para resguardarse del agua sino para abrirlo al paso de sus Majestades los Reyes de Oriente. Melchor, Gaspar y Baltasar han hecho entrada en la capital del Santo Reino antes de lo previsto ante la amenaza de que el agua aguara una de las noches más mágicas del año. Pero ha sido y es imposible. Porque nada puede hoy empañar la ilusión reflejada en la cara de los miles de niños que, acompañados de sus padres, han asistido hoy a la cabalgata de los Reyes Magos.

Más de ochocientas personas han trasportado a Jaén a un mundo de magia y de ilusión. Los más pequeños no salían de su asombro al ver las caras de sus personajes favoritos. La Bella y la Bestia, el Rey León, Frozen… Todos han tenido un caluroso recibimiento. Pero ninguno como el calor brindado a sus Majestades. Eso sí, sin faltar a la tradición de recoger los caramelos que los pajes han lanzado con mucho ímpetu. 6.500 kilos de chucherías que se han quedado cortos para llenar los bolsillos, bolsos, cestos, paraguas y todo lo que sirviera de recipiente para guardarlos.

Ocho grupos procedentes de distintos lugares de la geografía andaluza como Málaga, Cádiz o Córdoba además de Jaén ha bailado y disfrutado con los jiennenses. Lo mismo que los dos grupos musicales y ocho carros y coches de música que acompañarán a los 250 actores y músicos. Además, otros 200 niños ataviados con disfraces acordes a la temática de esta cabalgata han disfrutado de verse protagonistas de un día tan especial.

-Mamá, ¿dónde llevan los Reyes mis regalos?

El pequeño Antón no se ha quedado satisfecho del todo. Su madre le ha recordado que esta noche hay que acostarse pronto porque en cuanto amanezca, sus sueños se habrán hecho realidad.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here