Jesús Cózar y Jesús González, el alcalde en funciones con el ya exregidor de La Puerta de Segura.
Jesús Cózar y Jesús González, el alcalde en funciones con el ya exregidor de La Puerta de Segura.

El ya exalcalde valora la puesta de largo del hospital y del instituto como dos de los proyectos más importantes de su carrera

Llegó el momento del adiós (político) para Jesús González, alcalde de La Puerta de Segura desde 1991, concejal electo durante más de dos décadas y media que será relevado por el ya regidor en funciones, también Jesús, de apellido Cózar. González oficializó ayer su renuncia en pleno, respaldado por un centenar de vecinos que lo arroparon en su despedida.

“Abuelo, ¿hoy no vas al Ayuntamiento?”. La pregunta del nieto ha despertado una nostalgia prematura en González, quien hoy sí ha acudido al Ayuntamiento, pero ya como un vecino más. “Hasta los funcionarios me han preguntado qué hacía hoy en el Consistorio”, comenta a este periódico. El balance, dice, es positivo tras 21 años al frente de la Alcaldía. Remarca la importancia que ha tenido el hospital comarcal, que funciona desde 2005 en La Puerta de Segura, y el instituto, que arrancó antes. “En este tiempo ha habido muchos proyectos, pero de estos dos me siento especialmente orgulloso, y no son conquistas personales, sino frutos del trabajo del PSOE y de los vecinos. Yo puse mi grano de arena”, especifica.

“La Puerta de Segura ha experimentado una transformación evidente. Solo hay que darse una vuelta por sus calles para comprobarlo. Y esto ha sido gracias al esfuerzo de sus vecinos y vecinas, pero también a la buena dirección de su Ayuntamiento, de Jesús González y de los concejales socialistas, que han sabido gestionar con criterio”, ha valorado Francico Reyes, presidente de la Diputación.

Viedma Cózar, González y Reyes, reunidos.
Viedma Cózar, González y Reyes, reunidos.

“ME SIENTO UN VECINO QUERIDO”

González nació en Palma de Mallorca. El archipiélago balear es una circunstancia en su vida, pues al año de nacer él sus padres emigraron a Jaén. Siempre ha vivido en el municipio donde ha dejado huella. “Estoy satisfecho de mi etapa política. No me arrepiento, aunque claro que ha habido aciertos y errores”, señala, y cree que la balanza ha sido positiva para el pueblo.

Ahora reinicia una andadura como ciudadano de a pie. Él se siente alguien querido. No considera que el desgaste de más de 20 años de alcalde repercuta para mal en la convivencia. “La prueba es que ayer vinieron cien personas a estar conmigo”, señala. González intentó leer tres folios que había preparado. La emoción dificultó la tarea.

¿Es mejor la política de hoy que la de comienzos de los años 90? El exalcalde niega, porque considera que antes había más armonía entre concejales, más allá de los colores y de las siglas. Admite que la penúltima legislatura y la última han sido las más difíciles. La escasez de recursos, en comparación con los primeros años en la Alcaldía, es un factor, según señala.

Sin la política, le queda su familia, su mujer, sus tres hijas y sus nietos. Él también está convencido de que le queda buena parte del pueblo que hasta en cinco ocasiones lo aupó en las urnas.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here