Imagen de archivo de la Guardia Civil. Foto: Guardia Civil
Imagen de archivo de la Guardia Civil. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido en Bailén a G.M.M. después de que fuese buscado por el riesgo “extremo” que corría su expareja

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Linares, competente en materia de Violencia sobre la Mujer, ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de G. M. M. por el presunto delito de quebrantamiento de una orden de protección hacia su pareja. El hombre ha sido detenido por la Guardia Civil, en un trabajo conjunto con la Policía Nacional, en Bailén después de que fuese buscado por el riesgo “extremo” que corría su expareja. Ha sido arrestado junto a él y sus tres hijos, según informa Europa Press.

ANTECEDENTES

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el 14 de junio de 2016, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaén le impuso una orden de protección de 250 metros de distancia respecto de su pareja. También negó la comunicación con ella, ver a sus hijos y residir en el término municipal de Jaén capital. Además, se ordenó la colocación de un dispositivo de control telemático (pulsera) al presunto agresor, mientras que la presunta víctima de los malos tratos rehusó la colocación de un dispositivo similar. El pasado 16 de octubre de 2017, G. M. M. fue detenido después de que su pareja denunciara ante la Guardia Civil malos tratos y amenazas por su parte. Al detenido se le tomó declaración por parte del Juzgado de Guardia de Linares por delitos de malos tratos, amenazas y quebrantamiento de orden de protección.

La presunta víctima se negó a ratificar su denuncia en sede judicial por lo que la Fiscalía no pudo solicitar el ingreso en prisión del detenido, aunque sí pidió nuevas medidas cautelares. El 17 de octubre, la juez de Guardia decretó su puesta en libertad provisional con una nueva medida de protección de prohibición de acercamiento de 500 metros al  domicilio de su pareja o a cualquier lugar donde se encuentre y de comunicarse con la misma a través de cualquier medio. Al detenido se le colocó una pulsera telemática y su pareja aceptó la colocación de otra.

G. M. M. está pendiente de un juicio en el Penal número 4 de Jaén por diferentes hechos que provocaron la primera orden de protección. El juicio está previsto que tenga lugar el próximo día 15 de marzo de 2018 a las 9:30 horas. En su escrito de acusación provisional, la Fiscalía de Jaén ha solicitado para el acusado un total de 18 años y seis meses de prisión por la presunta comisión de dos delitos de malos tratos, seis delitos de amenazas, un delito de lesiones, dos delitos de quebrantamiento de medida cautelar, un delito de coacciones y un delito de allanamiento de morada.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here