La innovación del periodismo digital, analizada por José Antonio González Alba.
La innovación del periodismo digital, analizada por José Antonio González Alba.

En las próximas semanas, en concreto los días 9 y 10 de junio, se celebra en Elche el XXIII Congreso de la Sociedad Española de Periodística, que este año lleva por título ‘Perspectivas de la innovación en Periodismo’. Se organiza conjuntamente con la Universidad Miguel Hernández, una de las pioneras de la apuesta por los métodos innovadores para la industria, con la puesta en marcha hace ya cinco años de un programa formativo de tercer ciclo, el Máster ‘Innovación en Periodismo’.

Una de las protagonistas del Congreso, encargada de la conferencia inaugural del mismo, será la profesora e investigadora del Oxford Reuters Institute for the Study of Journalism, Lucy Küng de quien, entre sus principales obras, destaca el ‘Innovators in digital news’ de 2015. En el libro, a partir del análisis de algunos de los principales medios de noticias que más habían apostado por la innovación en estos últimos años, como los tradicionales The New York Times y The Guardian, y los nativos BuzzFeed, Quartz y Vice, elaboraba una clasificación de características comunes a estos medios y que se ha hecho popular entre las claves que distinguen a los líderes de noticias digitales en su apuesta por la transformación, adaptación digital e innovación constante.

Merece la pena, aprovechando la próxima visita a España de su autora, que recordemos cuáles son esas características que distinguen a los líderes mediáticos en su apuesta por la innovación.

La primera de ellas hace referencia a la singularidad de cada uno de los proyectos: los líderes digitales saben y conocen perfectamente cuál es el foco que tienen que aportar entre tanta saturación y ruido informativo y merced a ese foco resultan claramente reconocibles entre los usuarios.

La segunda, el fuerte e igualmente reconocible liderazgo de una persona que marca claramente el camino. Ejemplos los tenemos en Steve Jobs en Apple como industria tecnológica, o el propio Jeff Bezos, de Amazon, mitad tecnológico y mitad industria mediática, tras la compra de The Washington Post, y con la posterior adaptación digital y apuesta global emprendida por el medio, quien poco antes de la compra se encontraba en una situación similar a la de cualquier medio tradicional de noticias afectado por los efectos de la crisis económica, la irrupción de las nuevas tecnologías y el cambio de hábitos de consumo de los lectores.

Continuación de ese marcado liderazgo es la estrategia clara e inequívoca que siguen estos proyectos. Tienen clara la propuesta de valor del negocio, y todas sus líneas de actuación y objetivos marcados se centran en dicha apuesta, sin salirse ni una coma de lo previamente fijado, a pesar de que durante el camino se tengan que atravesar momentos complicados que pongan en duda la idea inicial.

La cultura prodigital es también característica común a estos proyectos líderes en innovación. Lo digital no sólo representa el futuro, es más que el presente y así lo entienden grandes marcas editoras con soportes tradicionales que apuestan por convertirse ya en empresas de contenidos globales, en las que el formato papel, con la que muchas de ellas cuentan, no representa sino un soporte más desde el cual conseguir los objetivos de distribución de los contenidos, pero ni mucho menos el más importante, como así ha sido a lo largo de tantos años de vigencia de éxito del formato impreso.

Destaca también Küng el espíritu pionero como nota característica de estos proyectos. El famoso dicho de ‘quien da primero da dos veces’. Su marcada cultura de la innovación les hace ir por delante con respecto a otros productos de su competencia en base a la apuesta continua por la investigación, la experimentación y el método del ensayo-error a través de metodologías como la del ‘Mínimo Producto Viable’ y el ‘Lean Startup’.

La habilidad no sólo para innovar y ser pionero, sino también para responder a las oportunidades y amenazas que presenta el mercado es otra de las notas distintivas aportadas por Küng. Esa capacidad de adaptación constante al entorno, el tecnológico, tan cambiante y variable en el que hay que estar permanente atentos ante cualquier incidencia para actuar con una rápida respuesta a posibles situaciones de ventaja para mi proyecto o para los negativos efectos que pudiera ocasionarnos.

Por último, la autora destaca la combinación eficiente de competencias periodísticas, tecnológicas y comerciales. Ámbitos que desde siempre actuaron de manera independiente y de forma separada, y que para el éxito digital de las nuevas apuestas requiere de una más que necesaria convergencia entre sus equipos y rutinas de trabajo. Ejemplo de ello, en la industria periodística, es la figura clave y relativamente nueva de los jefes de producto, los encargados de llevar a cabo las sinergias necesarias, cuando se pone en marcha una historia, entre las necesidades redaccionales para llevarla a cabo, las estrategias comerciales para saber venderla y las capacitaciones técnicas, programadoras y de desarrollo que requiere para su validación digital.

Comments

comments

2 Comentarios

Comments are closed.