Inversión para la recuperación de la villa romana de Bruñel.
Inversión para la recuperación de la villa romana de Bruñel.

La Consejería de Cultura destina 360.000 euros para financiar una serie de trabajos que comenzarán en los próximos días

El Consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha visitado Quesada para conocer el yacimiento villa romana de Bruñel donde en los próximos días se iniciarán una serie de trabajos, por valor de 360.000 euros. Esta inversión va a permitir la puesta en marcha de un espacio de acceso, acogida e información al yacimiento, la creación de recorridos accesibles que delimiten las zonas de paso del público y la demarcación del espacio protegido. Asimismo, se cambiará la cerca que acota el emplazamiento y se sustituirán las cubiertas de protección de las zonas de mosaicos para permitir su visualización y evitar los problemas de humedades.

El consejero de Cultura, que ha estado acompañado en la visita por el alcalde, Manuel Vallejo Laso, y la delegada territorial, Pilar Salazar, ha puesto el acento en la importancia del esfuerzo sostenido que desde el Gobierno andaluz se realiza para revitalizar nuestro patrimonio, reafirmando el compromiso de la Junta con el patrimonio cultural. “El objetivo de la Junta es poner en valor el patrimonio. Hay que cuidarlo, protegerlo, conservarlo y ponerlo a disposición de la ciudadanía”, ha indicado el titular de Cultura. “Tiene restos materiales de incalculable valor, y una interesante colección de mosaicos que tenemos que hacer posible que sean visitados. Sin lugar a dudas el patrimonio es riqueza, es una inversión de futuro, y el turismo cultural al día de hoy se está convirtiendo en el segmento que más crece dentro del turismo en Andalucía”, ha defendido.

VILLA ROMANA DE BRUÑEL

El asentamiento arqueológico de la villa romana de Bruñel se localiza en el término municipal de Quesada (Jaén), en  la vertiente oriental de la Sierra de Cazorla. La villa está enclavada en una loma al sur del Arroyo de Bruñel, a 640 metros de altitud sobre el nivel del mar. Está formado por una necrópolis ibérica que se remonta al siglo IV a. C., y una ocupación romana que se extiende desde el siglo II al IV d. C., que presenta los restos de una villa del siglo III d. C., con patios, peristilos, impluvium y una interesante colección de mosaicos.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here