Dos mil millones de usuarios mensuales. Dos mil millones de personas conectadas y creando comunidades cada mes. Es uno de los datos que avalan que la plataforma Facebook sea la más popular del mundo. Unos 800 millones de personas le dan a “Me gusta” a algo cada día. 175 millones de usuarios comparten contenido cada 24 horas. Más de 1.000 millones de personas utilizan los grupos de Facebook al mes. Un maremágnum de ciudadanos conectados al móvil o al ordenador que, en muchas ocasiones, se escudan tras un avatar y quedan totalmente impersonalizados.

Pero hay una realidad más allá que la manejada por la compañía de Mark Zuckerberg. Un movimiento social de trasfondo que sobrepasa la tecnología para regresar a lo terrenal. Para ahondar en los lazos de amistad, de promoción, de comprensión, de compartir, de reír, de llorar, de disfrutar. 126.059 jiennenses están por esa labor, por la de utilizar, en el buen sentido de la palabra, Facebook para algo más que un like. Para ellos, el compartir adquiere el sentido más pleno de la expresión. Ellos son los que piensan que Jaén solo hay una.

Seguro que, al mencionarlo, algún lector haya caído en la cuenta. Es una de las comunidades de Facebook jiennenses de mayor relevancia, por no decir la que más, no solo por su número de miembros, sino por la actividad que hay detrás. Un grupo que ya es considerado como una asociación o plataforma. Y en el germen de un movimiento que arrastra más personas que habitantes está Antonio Almagro Expósito. Un 13 de agosto de 2014 le dio al botón de crear y abrió la puerta de Jaén.

—Recuerdo que veía otros grupos de Jaén y de otros tipos de temática. Yo quería hacer uno más serio dedicado a la provincia.

Y lo hizo. Con más de 100.000 seguidores, su creador reconoce que es uno de los más numerosos de Jaén, con una gran aceptación. En su plataforma se publican fotografías de todo tipo. Desde paisajes hasta gastronomía pasando por las noticias que atañen a la provincia, vídeos de fiestas y todo lo que a uno se le pueda pasar por la imaginación. Eso sí, con un denominador común: la cultura de Jaén.

—Actualmente es el grupo más grande de Jaén y diría que de Europa porque no he visto otro grupo igual dedicado a la cultura con tantos miembros.

IR MÁS ALLÁ DE LA PANTALLA

Jaén solo hay una va más allá de un móvil. Uno de los aspectos que hace singular a este grupo son las “quedadas”. Una parte de sus miembros se conocen y se juntan cada cierto tiempo para visitar un municipio de la provincia. Una labor de promoción impagable.

—Las tenía pensadas en cuanto hice el grupo. Mi sueño es recorrer todos los pueblos de Jaén con el grupo y hasta hoy ya llevamos ocho. Tengo que decir que los ayuntamientos y todos nos han recibido con los brazos abiertos, ha sido un éxito muy grande y vamos a más…

Son las palabras de orgullo y alegría del administrador de un grupo al que cada día se le presenta un importante desafío. Organizar una de estas “quedadas”, a las que a veces acuden más de cien personas, no es tarea fácil. Sobre todo cuando se juntan hasta 120, como ocurrió en Cambil. Se habla con el ayuntamiento y ellos elaboran, casi siempre, el recorrido que van hacer. En algunos casos les ponen el desayuno o colabora alguna cooperativa de aceite de oliva. Los pueblos se seleccionan al azar.

—Siempre que hago un pueblo, a la otra quedada intento poner muchos kilómetros de por medio para que así todos se sientan más cercanos y puedan acompañarnos.

Allá donde van son reconocibles. Buena parte de ellos llevan su “uniforme”, unos polos verdes con el lema de ‘Jaén solo hay una’ que ya son más que conocidos en la provincia. Son citas cargadas de detalles que los usuarios agradecen. Por ejemplo, Antonio Almagro les regala una miniatura de aceite del lugar de recuerdo. Un detalle que para los participantes es muy importante. No por su valor, sino por el sentimiento que el administrador del grupo deposita en un obsequio que simboliza tanto.

DOS MODERADORES

Si complicado es organizar una salida con tantas personas, moderar un grupo con más de cien mil usuarios puede convertirse, en ocasiones, en toda una odisea.

—Se necesita mucho tiempo para estar en el grupo y ver lo que se publica porque, a veces, algunos se saltan las normas y ponen cosas que solo traen enfados e insultos entre los miembros. El grupo me ha servido para hacer muchísimos amigos pero también algún enemigo, aunque son los menos.

Y es que Antonio Almagro es de los que considera que es bueno que se planteen iniciativas a través de las redes sociales porque son un gran escaparate hacia la provincia. Facebook, Twiter, Instagram… son plataformas que, a su modo de ver, logran que el patrimonio jiennense se de a conocer y que Jaén deje de ser tan desconocida. En esa labor está y es consciente de que con las salidas, por ejemplo, se logra difundir la riqueza de la provincia.

—Somos totalmente conscientes del trabajo que estamos haciendo y nos llena de orgullo y satisfacción, porque a la vez que conocemos nuestros pueblos lo hacemos rodeados de amigos y amigas y eso nos hace pasar un día repleto de alegría y emociones.

Antonio Almagro no está solo en esta tarea de moderación. Encarni Moreno comparte con él la responsabilidad de ser una de las administradoras del grupo. Hace cerca de tres años que lo descubrió. Fue el mismo día en que su sobrina le ayudó a crearse un perfil de Facebook.

—No te imaginas la alegría que me dio ver Jaén solo hay una… No lo dudé ni un momento.

Ella no ve el trabajo de administradora como algo complicado. Todo lo contrario, confiesa que le da la vida. Recuerda cómo ha cambiado con el paso del tiempo. Cuando ella entró formaban parte unas 7.000 personas y ahora son más de 126.000. No ha faltado a ninguna “quedada” y espera no hacerlo, ya que se desplaza sola desde Murcia para poder participar.

—Estar en una quedada es pasar un día inolvidable con todos tus amigos, porque así considero a todos los que asisten, como una familia. Eso es lo más pero también decir que estoy descubriendo mi tierra. Conocía muy poquitos pueblos de Jaén.

LOS USUARIOS OPINAN

Juan Gutiérrez es uno de los miles y miles de miembros del grupo. Vive en Madrid y el portal de Facebook es una manera de estar constantemente conectado con su tierra. Lo conoció a través de Antonio Almagro al poco tiempo de fundarlo.

Para mí es una bonita manera de conocer la provincia, algo que no había hecho nunca y desde que vivo en Madrid, menos.

Confiesa que en esta aventura, como él lo llama, ha conocido a mucha gente y ha hecho buenos amigos. A excepción de la primera salida que se organizó, no ha faltado a ninguna. 

Para Úrsula Calero esta plataforma ha sido un gran descubrimiento. Se siente maravillada con los sitios que se visitan, las fotos que se “cuelgan”. Es un grupo “encantador”, como ella misma lo define.

—Desde que entramos en Jaén solo hay una y vimos que había quedadas nos apuntamos. Nos gustaba todo lo que veíamos y visitábamos. Empezamos a hacer amistades con las personas y cada día hacemos más.

Para esta jiennense, es una gran familia. Agradece mucho la labor que hace Antonio Almagro y no quiere dejar pasar por alto lo implicado que está para que todo salga bien.
—En el sitio donde comemos hace un pequeño sorteo donde regala cosas. Luego hacemos unos bailes.
En el caso de Úrsula Calero, conoció el grupo a través de Lita García. Ella es de Bailén y forma parte del colectivo desde el año 2015. Fue una amiga la que “la metió”.
—Me dijo que me gustaría, que ponían fotografías muy bonitas de pueblos y sierras.
Y no se equivocó. Confiesa que, hasta entonces, solo utilizaba el móvil para llamar o mandar WhatsApp a la familia y amigos. Pero ahora tiene otra gran utilidad. A través de sus publicaciones conoció lugares de los que nunca había oído hablar. A ella le gusta viajar y conocer culturas diferentes. Ha estado en nueve o diez países europeos y ahora descubre su provincia de la mano del administrador, al que considera una persona “muy agradable y formal”.
He participado en todas las quedadas del grupo, excepto en Albanchez, que no pude asistir por motivos de trabajo.
Confiesa que es una forma de conocer pueblos y sierras de Jaén hasta entonces desconocidas. Pero lo más importante: se encontró, desde el primer día, con personas “amables y muy corrientes”.
En las “quedadas” he visto cómo la gente está abierta a los demás. Muchas de ellas se sienten agradecidas y algo más acompañadas por las publicaciones en el grupo. La sociedad en la que vivimos ahora, las personas maduras al igual que las mayores están algo solas.
Isabel Gutiérrez es otra de esas jiennenses que intenta no perderse ni una de las citas. En su caso, entró al grupo hace unos dos años de la mano de un amigo que se lo recomendó. Ha participado en prácticamente todos las “quedadas”, al menos las que ha podido.
—Hemos conocido gente nueva y los pueblos son preciosos.
Curiosidades, la última visita supuso una sorpresa para ella. Fue en Arjona y ella es de Arjonilla. Pues aún así, confiesa que ha visto cosas que ni siquiera sabía que tenía el municipio vecino.
Capilla Montoro Sánchez es de Fuerte del Rey, pero vive en Jamilena. Forma parte del grupo desde septiembre de 2015. En su caso, lo conoció a través de unos amigos.
—Me llamó mucho la atención pues cuando vi la primera quedada, a la cual no pude asistir, que fue en Villanueva de la Reina, me sorprendió mucho.
“Una alegría”. Así califica la jiennense esas citas donde puede conocer a personas con las que habla a diario por el grupo de Facebook. Confiesa que está haciendo grandes amistades y agradece la labor que hacen todos sus miembros por publicar cosas de Jaén que, en su caso concreto, le transmiten “fuerza”.
Iznatoraf, Cambil y Arbuniel, Valdepeñas de Jaén… Todas las salidas le han gustado.
—Los ayuntamientos y la gente de cada pueblo nos atiende de maravilla. Las cooperativas de aceite, por ejemplo, se ponen a nuestra disposición y entre todos nos ponen los medios a nuestro alcance. 
Confiesa que tanto para ella como para su marido, este grupo les ha dado un “aliciente importantísimo”. No solo por conocer Jaén, su gente y sus costumbres, sino por las amistades. Además, un agradecimiento:
—Este grupo tiene algo muy importante que son las personas que lo dirigen. Te hacen sentirte importante y se lo quiero agradecer a Antonio Almagro Exposito y Encarni Moreno Cabrerizo.

 

También reconoce el mérito de Antonio y de Encarni, Ana Jiménez, otra de las usuarias del grupo, que aplaude que en él haya “muy buena gente, con lo cuál es fácil hacer amigos”.
—Además de conocer a muchas personas y compartir buenos momentos, las “quedadas me han permitido conocer pueblos y lugares de la provincia que no hubiera conocido de la forma que lo he hecho, a través de guías y con el amparo de las autoridades.  Hemos visto iglesias y todo tipo de monumentos, plazas, cuevas y los mejores y más bonitos lugares de nuestro Jaén, gracias a los desvelos de Antonio. Por todo esto, no puedo estar más que “eternamente” agradecida a Antonio y a Encarni, como a los demás miembros de este grupo que me han hecho tan feliz y me han dado y me dan tantos alicientes en mi vida.
Todos los relatos llevan a un denominador común. La red social les ha dado un aliciente nuevo. Pero no ha sido por ella misma, sino por las personas que hay detrás. Porque tras una gran tecnología hay seres humanos que logran lo que las máquinas no pueden, la unión, convivencia y armonía. Así es Jaén solo hay una, una plataforma para mostrar Jaén al mundo, no solo desde la ventana de internet sino desde el aspecto más terrenal. Para mostrar lo bonito de sus pueblos pero lo espléndido de sus gentes.

 

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here