“La fusión traerá ciclos formativos que solo habrá en Jaén”

José Manuel Jiménez Moreno (Alhambra, Ciudad Real, 1975) entró como profesor en un aula en el año 2000.  Desde entonces ha pasado por tres centros. Y el origen y el destino es el IES Fuente de la Peña, el instituto que dirige desde el verano de 2017. El centro fue actualidad informativa por la noticia de su fusión con el ‘García Lorca’, efectiva a partir del curso que viene. Hoy Jiménez habla con una mezcla de prudencia, entusiasmo y optimismo sobre lo que está por venir.

Nos guía hasta su despacho justo después de acabar un examen. Ha tenido tiempo de departir con un alumno, de orientarlo. El curso que viene será diferente, sí. Pero cada día es un desafío. Jiménez parece un hombre enérgico.

—Están arrancado el segundo trimestre. ¿Cómo es esta época del año para los estudiantes?

—Esta época del año —empieza a reír— es la peor. Este trimestre suele ser el peor. El de más presión. De los resultados de este segundo trimestre depende el desenlace del curso.

—Es el termómetro de lo que hará el alumno finalmente.

—Sí, porque quien aprueba el primero y el segundo, muy mal se le tiene que dar para no hacerlo en el último. Hay una cuestión de motivación. Está la otra cara: a quien suspende el primero y el segundo se le pone muy cuesta arriba el asunto. Pierde la motivación para el tercero. Por eso el segundo es el más importante.

Jiménez recalca la influencia del segundo trimestres en el devenir del alumno.
Jiménez recalca la influencia del segundo trimestres en el devenir del alumno.
—Ser profesor hoy es bien diferente a hace solo una década, dado el impacto de la era digital en las aulas. ¿Cómo lo ha llevado?

—Voy adaptándome. No soy nativo digital, tengo 42 años, pero tengo que adaptarme para no quedarme atrás. La inmensa mayoría de los efectos de la mal denominadas nuevas tecnologías —lo digo porque ya son viejas— son positivos. Hay que subirse al tren en todos los aspectos: docente, pedagógico, burocrático. En todo. Ahora para pasar lista, miro el móvil, echo un vistazo al aula e inmediatamente los padres conocen la información. Es una ventaja.

Y en la clase no es lo mismo utilizar un libro de texto que una pantalla o un proyector, que tienen toda la información en un clic.

“CREO MÁS EN LA DEDICACIÓN QUE EN LA VOCACIÓN”

—¿Percibe que los alumnos de ahora son más despiertos?

—Las nuevas tecnologías no son malas en sí. Depende del uso. Tampoco son buenas en sí. A los chicos no los veo más despiertos, pero sí que veo que les choca cuando imparto una clase de estilo más magistral, como yo recibí lecciones en mi época. Ellos no entienden la tarea memorística, porque tienen un botón que lo hace. Creo que eso es positivo. Hay que enseñar a saber filtrar y criticar la información que les llega.

—Su profesión tiene fama de vocacional. Le hago la misma pregunta que le hice al sacristán de mi pueblo en esta sección. ¿Ha tenido crisis de fe?

— (Ríe). No, aún no. Yo no tenía vocación previamente porque no creo en ella. Sí creo en que te tienes que volcar mucho. Eso es lo que hice con las oposiciones. Hay que implicarse mucho más que en cualquier otra profesión.

Empezó su carrera educativa en el instituto que ahora dirige.
Empezó su carrera educativa en el instituto que ahora dirige.
—¿Ser psicólogo es parte de su profesión?

—Es una de nuestras funciones. Todos somos tutores, aunque haya una persona que ostenta la tutoría de los grupos, todos lo somos. Si no eres capaz de conocer a cada uno, si no atiendes a la diversidad, el trabajo no vale. No puedes exigir lo mismo a todos. El mono sacará sobresaliente si la prueba es subir a un árbol; el pez, no, y eso no significa que este sea tonto. Para saber qué hay que pedirle a cada cual hay que conocer a los alumnos. Eso implica hacer de psicólogos.

—¿Cree que los padres descargan demasiado la educación en los profesores?

—El ritmo de la sociedad actual apunta en esa dirección. Yo también soy padre. No es tanto delegar como que si no puedes estar todo el tiempo al cuidado del hijo, alguien tiene que asumir ese papel. Es más consecuencia de la sociedad que de los padres. También delegan en los medios de comunicación. Ustedes también educan. Telecinco más, por desgracia.

CRONOLOGÍA DE LA FUSIÓN

—¿Cómo se enteró de la fusión con el ‘García Lorca’ que planeaba la Junta?

—La propia delegada de Educación, Yolanda Caballero, me traslada en una reunión que están trabajando el asunto. Me lo comunicó directamente.

—¿Cuál fue su reacción?

—Fue lógica, la esperada. Me parecía lo normal, pero en función de cómo se hiciera se tomaría de una manera o de otra. La matrícula en el otro centro descendía progresivamente hasta el extremo de que el año pasado solo hubo una solicitud. Era, como digo, esperado. Ahora, en el ‘García Lorca’ hay 44 alumnos en la ESO para 20 ó 22 profesores.

La fusión de los institutos fue adelantada en exclusiva por Lacontradejaén.
La fusión de los institutos fue adelantada en exclusiva por Lacontradejaén.
—Los planes de Educación no le sorprendieron, dados los datos.

—Todo lo contrario. Se esperaba, y si se hace así, pues mucho mejor. Se podría cerrar el otro instituto y la vía elegida es que se integre en este. Así mantenemos las tres líneas de la ESO, pero será aquí, en el ‘Fuente de la Peña’. Ellos tienen una formación profesional básica que también se mantienen en el edificio. Además, ganaremos ciclos formativos, un mínimo de dos, que no teníamos antes. Y serán tanto de grado medio como superior. Si son ciclos con demanda, ganaremos todos: el centro, los barrios, Jaén capital y la provincia. Algunos de esos ciclos no se imparten en ningún sitio.

—La noticia de la fusión tendría impacto en su instituto. ¿Cuál fue la reacción del profesorado y del alumnado después de que la Junta oficializase?

—El anuncio fue el 20 de diciembre del año pasado. Aquí ya había habido dos días antes una reunión informativa con los dos claustros de los centros. Caballero trasladó todos los pormenores de la operación. Y esa misma tarde se reunió con la Ampa, con los padres y las madres. Las reacciones aquí, tanto del profesorado como de las familias, son diversas: la mayoría estaba a favor o era indiferente. Había, claro está, una minoría contraria a la fusión. Siempre hay una inquietud, sobre todo en el profesorado.

“ATENDEREMOS AL ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS”

—¿Ha hablado en este tiempo con Juan Aranda —su homólogo en el IES García Lorca?

—Sí, claro. Hablé varias veces. Una de ellas con la delegada y con el jefe de planificación.

—Docentes del ‘García Lorca’ lamentaron en público que parte de la sociedad jiennense no reconociese su trabajo con alumnos de características muy determinadas. ¿Corre riesgo a partir del curso que viene esa labor de atención a un alumnado tan plural?

—Se atenderá exactamente igual. La principal inquietud que tiene el profesorado del ‘Fuente de la Peña’ es que Educación cumpla con todo lo que ha prometido. Una de las promesas es un departamento de orientación potente. Y habrá muchas más plazas de las que correspondería por el número resultante tras la fusión. En lugar de dos orientadores, habrá tres; dos de pedagogía terapéutica en vez de uno; y en lugar de dos de compensatoria, habrá cuatro. Los objetivos son que no se vean afectadas las plantillas de los institutos, y atender a ese alumnado específico que se sumará al que ya tenemos aquí, también de características similares.

—Usted está convencido de que habrá mejor oferta educativa el próximo curso.

—Me remito a lo que Educación me ha trasladado y yo he comunicado a padres y madres. Si cumplen con lo establecido, y no lo dudo, pues genial. La bola de cristal la perdí hace mucho tiempo. Sí remarco una cosa: la fusión vendrá acompañada también de mejoras en instalaciones. Hemos hecho demandas importantes. El lunes hubo un claustro en el que se aprobó el documento definitivo de las demandas que se harán a Educación.

Nuevo reto para el año que viene: un instituto, dos sedes.
Nuevo reto para el año que viene: un instituto, dos sedes.

Vídeo y fotos: Esperanza Calzado.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here