Hasta no hace mucho la ITI era un vocablo desconocido para la mayoría de los jiennenses. Solo los más avezados en política comunitaria sabían el significado de las siglas: Iniciativa Territorial Integrada. De pronto, ha pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana y conversaciones. Se habla de ella en reuniones de amigos, en los bares, en los parques, a la hora de comer, de cenar y en los plenos de los ayuntamientos, como el de Jaén, que acaba de aprobar, por unanidad, una propuesta para que sus efectos alivien la mala salud de la provincia. Y es que está en todas partes, como el amor en ‘Love Actually’. Aquella película de Richard Curtis, ambientada en el Londres contemporáneo durante los dos meses anteriores a la Navidad, en la que la voz en off de Hugh Grant, que interpreta al primer ministro británico, dice: “Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow… A mí me parece que el amor está en todas partes”. Pues lo mismo ocurre con la ITI, los jiennenses miran hacia el Parlamento Europeo soñando en una lluvia de millones que saque a la provincia de la decadente situación en la que se encuentra. Como el amor, piensan que la ITI curará todos los males. En la siguiente información tratamos de responder a las preguntas que todo el mundo se hace sobre una línea de financiación, cuyo principal objetivo es ayudar a territorios degradados de la Unión que presentan altas tasas de desempleo y desequilibrios sociales. Y en eso, según todos los indicadores, la provincia tristemente es líder.

¿QUÉ ES LA ITI?

A grandes rasgos, es un mecanismo surgido en la Política de Cohesión de la Unión Europea para el periodo 2014/2020, que permite a un territorio obtener un modelo de gestión de todos los fondos europeos de forma integrada bajo una misma estrategia consensuada a partir de un estudio previo de necesidades para el fomento de un nuevo modelo económico. La existencia de ITI proporciona a los estados miembros la flexibilidad que necesitan para diseñar los programas operativos y facilita la implementación eficaz de las acciones integradas gracias a una financiación simplificada. Desde la Unión Europea, cada año, se transfieren distintas cantidades al Estado español que se canalizan en ayudas como los fondos Feader, Feder y otros. Con la ITI, lo que se hace es atender al espíritu común para que todo ese dinero sirva para hacer algo distinto a lo que habitualmente se ha hecho.

¿CUÁLES SON SUS VENTAJAS?

La ITI presenta varias posibles ventajas. La primera es que un instrumento que fomenta el uso integrado de fondos y tiene como objetivo generar un mejor resultado  con la misma cantidad de inversión pública. Es decir, gestionar adecuadamente el dinero que viene procedente de Bruselas a través de una única oficina. Además, dado que una ITI tiene diferentes fuentes de financiación aseguradas al inicio, se dispondrá de una mayor seguridad con respecto a la financiación para acciones integradas. No en vano, está concebida para un enfoque orientado al desarrollo, basado en el lugar, que puede ayudar a liberar el potencial infravalorado que existe a nivel local y regional.

¿EN QUÉ SE INVERTIRÁ?

Esta es la pregunta del millón. Las actuaciones más significativas que se realizarán con la ITI serán aquellas relacionadas con la I+D+i, las tecnologías de la información y las comunicaciones, el apoyo a las pymes, proyectos que faciliten la transición hacia una economía más sostenible, favorecer la movilidad laboral, fomentar la inclusión social y luchar contra la pobreza, así como mejorar la educación y la formación, entre otros retos. La ITI se articulará en torno a distintos programas. Y una cosa que es necesario tener muy en cuenta: los efectos de la iniciativa europea no son inmediatos.

¿QUIÉN LA PIDE?

El Estado miembro, es decir, el Gobierno de España, con el consenso del resto de administraciones, que deben aunar esfuerzos y dejar a un lado el enfrentamiento político y sumar. Pero antes de presentar la propuesta, hay que realizar un trabajo de campo. Dicho en otras palabras, un diagnóstico real de la situación del territorio, de lo que se encargará, en el caso de Jaén, la Diputación, con la colaboración de las distintas delegaciones de la Junta y el Consejo Económico y Social de la provincia a través de sus distintos dictámenes. La delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, ha avanzado que el objetivo es tener ese diagnóstico en enero con el fin de redactar el proyecto que se enviará a Madrid para que este formalice la petición ante las autoridades europeas. Todo ello dependerá de la “coordinación absoluta” de las instituciones central y autonómica para la solicitud y la posterior puesta en marcha de las inversiones previstas en la Iniciativa Territorial Integrada.

¿PARA QUIÉN SE SOLICITA?

Cualquier área geográfica con características territoriales particulares puede ser objeto de una ITI, desde barrios urbanos específicos con múltiples carencias hasta niveles urbanos, metropolitanos, urbano-rurales, subregionales o interregionales. Una ITI también puede proporcionar acciones integradas en unidades geográficas independientes con características similares dentro de una misma región (por ejemplo, una red de ciudades de tamaño pequeño o mediano). No es obligatorio que una ITI cubra todo el territorio de una unidad administrativa, si bien en el caso de Jaén la idea, como avanzó la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que sea para el conjunto de la provincia de Jaén, pero “si nos dicen que tiene que ser para una zona, subsidiariamente lo haremos para Linares y la comarca de la A-4” y será “similar a la que se está desarrollando en Cádiz y que tan buenos resultados está trayendo”, matizó en sede parlamentaria. Y en ese punto se armó el Belén. Las principales fricciones llegan, precisamente, por quién la necesita más: Linares y su área de influencia, la capital, la provincia entera… Cada uno barre para casa, aunque, finalmente, se seguirá la línea argumental de la Junta y la Diputación, ambas en manos del PSOE, y se solicitará para el conjunto de la provincia, con elevados niveles de desempleo, que hacen de ella una zona prioritaria de intervención, por lo que, de concederse, se le otorgaría un trato especial para destinar un mayor esfuerzo inversor.

Diseño de una ITI. Fuente: Gobierno de España

¿QUIÉN GESTIONARÁ EL DINERO?

Una oficina a través de la que se canalizarán todos los fondos procedentes de Europa. Lo lógico, como ocurre en Cádiz, es que sea la Diputación la encargada de asumir la dirección de la oficina, en la que se analizarán las prioridades y disposiciones para la utilización de los fondos estructurales y de inversión europeos con el fin de alcanzar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, en consonancia con la “Estrategia Europa 2020”. No obstante, la Diputación propone que sea la Junta de Andalucía la Administración que lleve a cabo la coordinación y gestión de la ITI, “y asuma con su conocimiento de la normativa y gestión de los programas europeos y desde su cercanía al territorio, la responsabilidad de su gestión y de la obtención de resultados”.

¿CUÁNTAS ITI SE DESARROLLAN EN ESPAÑA?

El Acuerdo de Asociación de España 2014-2020 es el documento en el que se expone la estrategia del Estado español, así como sus prioridades y disposiciones para utilizar los fondos europeos de una manera efectiva y eficiente para lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. En dicho acuerdo se recogen las ITI Azul, que abarca las regiones atlánticas españolas; del Mar Menor, en Murcia; de la provincia de Cádiz; y de industrialización de Extremadura, y deja abierta la posibilidad de constituir nuevas ITI en el horizonte de programación a nivel plurirregional o regional, en aquellos casos en los que se detecte la necesidad de plantear enfoques integrados y exista un hecho diferencial en el territorio que los justifique. Es en este punto el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, considera que “una ITI puede servir para dar respuesta de forma integrada a los retos detectados en la provincia de Jaén”.

¿ES LA SOLUCIÓN?

En lo único que coinciden todas las opiniones consultadas por este medio, es que la ITI no es la solución a los problemas estructurales que sufre la provincia. Lo dicen desde las plataformas ciudadanas hasta los sindicatos, pasando por las administraciones implicadas. Sin embargo, sí la ven como una herramienta que ayudará a definir, diseñar y, en muchos casos, hacer realidad los elementos que son necesarios para sentar las bases de una recuperación económica de la provincia. Pese a todo, nadie quiere quedarse sin ella. La Plataforma Jaén Merece Más convoca para mañana, 17 de diciembre, una manifestación para, precisamente, evitar que la capital se quedé sin la soñada ITI y que esta englobe a toda la provincia. Será una protesta sin banderas de ningún partido, sindicato o entidad. Habrá dos pancartas. Una con el lema ‘Jaén Merece Más’, que será portada por parados de la ciudad de Jaén y por estudiantes. La otra, con el lema ‘Basta ya de olvido histórico por parte de todas las administraciones. Inversiones y futuro para Jaén’, será llevada por representantes de colectivos sociales que pertenecen a la plataforma.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here