Momento del traslado de la Virgen de la Cabeza a sus andas.
Momento del traslado de la Virgen de la Cabeza a sus andas.

Gran afluencia de devotos para participar en los actos conmemorativos del 790 aniversario de la aparición de la Virgen de la Cabeza en el Santuario

La noche invitaba a subir al cerro. Desde media tarde, la carretera del Santuario era un hervidero de coches y autobuses. El bueno tiempo, alejado del calor de años anteriores, y la coincidencia con fin de semana animó a muchos vecinos de Andújar. Pero la afluencia estaba garantizada con las 64 cofradías que, anoche, participaron en los actos conmemorativos del 790 aniversario de la Aparición de la Virgen de la Cabeza al pastor de Colomera Juan Alonso de Rivas. Romeros venidos de muchos rincones de España para participar en una noche mágica en la que miles de devotos se plantaron a sus pies y demostraron el amor que profesan hacia la Reina de Sierra Morena.

La Virgen sale en procesión por la calzada del Santuario. Foto: Cofradía de Sevilla.
La Virgen sale en procesión por la calzada del Santuario. Foto: Cofradía de Sevilla.

Momentos antes de las once de la noche, salió de su Camarín en la procesión de traslado hasta el altar exterior para celebrar la eucaristía. Una misa que estuvo presidida por le obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez. Ya de madrugada, a la una, el resonar de las palmas rompió el silencio de la noche. Comenzaba, así, la solemne procesión de La Morenita acompañada por las cofradías filiales y por un reguero de fieles. Y es que son muchos los devotos que viven fuera y que aprovechan las vacaciones para poder estar junto a Ella, ante la imposibilidad de hacerlo en la romería.

A las tres menos cuarto de la madrugada, la imagen cruzaba el arco de la plaza en una noche muy especial marcada por la lluvia de perseidas. Un marco incomparable para momentos de gran fervor. Fue a las cuatro de la madrugada, aproximadamente, cuando la talla volvió a la Basílica y a su Camarín. Eso sí, siempre acompañada por las palmas y los vítores de sus devotos.

Comments

comments