Diego Delgado, antes del comienzo de un partido del Martos CD.
Diego Delgado, antes del comienzo de un partido del Martos CD. Foto: Juan Carlos Fernández

Diego Delgado no arroja la toalla y cree que su equipo tiene posibilidades de clasificarse para la promoción de ascenso

Diego Delgado es un entrenador ambicioso. Sabe que su oportunidad llegará, pero antes debe ganarse el pan en el Martos a base de tropiezos y de levantarse cien veces. Con muy pocos mimbres en el cesto, cada temporada, cumple con creces la encomienda de la junta directiva. Pero este curso quiere ir un paso más allá y, por eso, se resiste a pensar que su equipo se ha quedado sin posibilidades de disputar la promoción de ascenso a Segunda B. El empate a dos tantos frente el Atlético Malagueño, en el “mejor partido” de los marteños en casa, lo ha alejado un poco de los puestos de privilegio, ya que sus rivales directos -Almería B, Motril, Huétor Tajar y Loja- sacaron adelante sus respectivos enfrentamientos.

Jugada del Martos-Malagueño.
Una jugada del partido entre el Martos y el Atlético Malagueño. Foto: Juan Carlos Fernández

Sin embargo, para el preparador cordobés su equipo no ha dicho la última palabra en la competición. “Ni mucho menos. Quien dé al Martos por muerto, está muy equivocado. Vamos a pelear con el alma cada pelota y cada punto hasta el final de la Liga”, asegura. Por delante quedan “nueve finales” en las que el cuadro blanco tendrá que emplearse a fondo para reconquistar el terreno perdido. La batalla más importante se librará el próximo domingo en el Medina Lauxa, donde le espera un Loja desmantelado, después de las bajas concedidas por el club, pero que no para de reiventarse. “Es -a juicio de Diego Delgado- el duelo más trascendente de la temporada. Una victoria en Loja sería el punto de inflexión que necesitamos para meternos de lleno en la lucha por el play off”, señala.

Hace dos temporadas, el Martos CD completó una segunda vuelta espectacular, pero el golpe de mano lo dio en las diez últimas jornadas, en las que ganó ocho partidos, lo que le permitió meterse en las eliminatorias por el ascenso. Diego Delgado ve a esta plantilla capacitada para ganar siete de los nueve choques que restan. “¿Por qué no? ¿Qué motivos hay para no creer en este equipo? Vamos a dejarnos la piel para que sea así”, afirma, a pesar de contar con un colectivo más limitado y sin un Vitu en su mejor versión.

Celebración de un gol del Martos.
Los jugadores del Martos CD celebran uno de los goles marcados al Atlético Malagueño. Foto: Juan Carlos Fernández

Diego Delgado sabe que la motivación es clave para que sus jugadores asuman la responsabilidad del reto. Por ello, antes del partido ante el Atlético Malagueño les mostró un vídeo con el fin de que vieran de lo que pueden ser capaces si se lo proponen. El Martos no solo jugó el “mejor partido de la temporada”, sino que, además, enganchó a su afición. El entrenador cordobés ha pedido a la junta directiva que haga todo lo posible por fletar un autobús para que los jugadores se sienta arropados en el Medina Lauxa. “El presidente debe ser consciente de lo que nos jugamos. El apoyo de la hinchada es fundamental para lograr los tres puntos en Loja”, subraya.

Eu trata de controlar la pelota presionado por un jugador del Malagueño.
Eu trata de controlar la pelota presionado por un jugador del Malagueño. Foto: Juan Carlos Fernández.

EU YA SE ENCUENTRA BIEN

Por otro lado, Eulogio Vico, más conocido como Eu, se encuentra perfectamente de salud, después del fuerte golpe que recibió en la cabeza en el minuto 40 del partido ante el Atlético Malagueño. El delantero, criado en las categorías inferiores del Real Jaén, recibió el alta en el centro hospitalario después de descartarse lesión alguna, salvo el lógico susto del momento. Es más, esta mañana ha acudido al trabajo y esta semana se incorporará a los entrenamientos del equipo con vistas al choque del domingo en el Medina Lauxa. El golpe se produjo en un balón dividido, en el que el malaguista Ian Soler, en su intento por despejar el peligro, golpeó la cabeza del delantero local. Los dos jugadores cayeron fulminados al césped. Por fortuna, Eu está bien, al igual que el joven jugador del Atlético Malagueño.

Comments

comments