Usuarios toman el autobús urbano en la parada de Virgen de la Capilla.
Usuarios toman el autobús urbano en la parada de Virgen de la Capilla. Foto: Javier Esturillo

El CES local rechaza cualquier subida de tarifas del bus urbano, mientras que Jaén en Común exige al alcalde que defienda a los usuarios frente a la empresa

El servicio de autobús urbano se ha convertido, en las últimas semanas, en uno de los asuntos principales de la actualidad de Jaén. La última opinión sobre su situación llega del Consejo Económico y Social (CES) de la ciudad, que rechaza cualquier subida de tarifas para el próximo año. En su último  dictamen, que no es vinculante, reconoce que la revisión solicitada, conforme a la subida del IPC, es legal, pero deja claro de que las tarifas deben seguir como hasta ahora por cuestiones económicas y sociales. En este sentido, señala además, que la empresa concesionaria, Castillo, no ha cumplido con su obligación de adquirir dos vehículos nuevos por año, algo que ya había advertido Jaén en Común (JeC).

Precisamente, la formación morada, en un comunicado, exige al alcalde, Javier Márquez, que defienda a los usuarios de autobús frente a la empresa. Para el portavoz de JeC, el dictamen del CES local no se trata de un hecho aislado ni de una interpretación partidista sino que “es un clamor en la ciudad que el alcalde de Jaén tiene que atender de inmediato. No nos podemos permitir un servicio de autobús como el que presta la empresa Castillo. Ha llegado la hora de actuar y poner fin a este abuso”, lamenta.

Montejo insiste en que el Ayuntamiento tiene una “enorme responsabilidad”, ya que durante décadas, por parte de todos los equipos de Gobierno, “se ha venido haciendo caso omiso de la situación del transporte urbano y se ha consentido, y premiado, una prestación inaceptable, una continua situación irregular, una expropiación de dinero público y unas condiciones laborales indignas por parte de la empresa Castillo”. Según el portavoz municipal, Manuel Montejo, “el alcalde conoce perfectamente este problema y hasta ahora se ha mantenido al margen pero ya hemos llegado a un punto en que debe actuar y defender la ciudad y a los vecinos. Cuando el órgano consultivo del Ayuntamiento, por enésima vez, emite un informe en el que pone encima de la mesa una problemática de este calibre, un Alcalde no puede esconderse”.

JeC recuerda que, además de pedir que se retiren de inmediato unos tornos que afectan a la seguridad de los viajeros, al igual que han hecho más de 400 vecinos con sus firmas, el CES “viene a exponer que ni la calidad, ni las condiciones del servicio son las adecuadas y, menos aún, para una empresa que sigue pidiendo más dinero, sea del Ayuntamiento a través de subvenciones, sea de los vecinos a través de subidas de tarifa que están fuera de la legalidad”, destaca Montejo, quien añade: “Se trata del abuso continuo de una empresa que, acostumbrada a hacer y deshacer a su antojo durante más de 50 años, cree que Jaén está a su servicio”.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here