Pedro López, del 'Reina Sofía', junto a la foto de La Mona Lisa, de la exposición 'Arte y Medicina'. Fotos: Fran Cano.
Pedro López, del 'Reina Sofía', junto a la foto de La Mona Lisa, de la exposición 'Arte y Medicina'. Fotos: Fran Cano.

Arte y Medicina, título de la exposición del Hospital de Alta Resolución, ahonda en el vínculo entre las representaciones artísticas y las enfermedades

Un hospital puede ser también una sala de exposiciones reveladora: la Mona Lisa de Leonardo da Vinci presenta “estrabismo, parálisis facial y alopecia oculta bajo una peluca”. La muestra Arte y Medicina acaba de inaugurarse en el Hospital de Alta Resolución de Alcalá, y una de las más curiosas e interesantes conexiones es la comentada sobre la Gioconda. Estará disponible hasta el día 1 de octubre, en horario desde las 08:00 hasta las 22:00 horas. Hay un código QR para disfrutar de más datos sobre los cuadros.

Félix José Hoyo, responsable del centro, ha explicado a este diario que la muestra es producto del cuarenta aniversario del Hospital Reina Sofia de Córdoba. “Tuvo tal éxito que el resto de hospitales hemos pensado en tenerla. Nosotros somos de los primeros en traerla”, ha dicho. La exposición está compuesta por obras de primera calidad que destacan la parte médica del cuadro. Zabaleta, Murillo, Velázquez y Goya son algunos de los autores que demuestran ese híbrido entre el mundo sanitario y el arte.

Félix José Hoyo y Pedro López, durante la explicación al público del segundo.
Félix José Hoyo y Pedro López, durante la explicación al público del segundo.

Pedro López, jefe de servicios de control y calidad del ‘Reina Sofía’, ha explicado la mayoría de las creaciones a los cerca de 30 asistentes que han acudido al día inaugural, entre ellos personal sanitario alcalaíno. También han asistido colectivos locales como la Asociación de Cuidadoras El Buen Amor, Apemsi, Faisem, Afanies y miembros de la dirección del IES Antonio de Mendoza.

Los cuadros, en efecto, cuentan historias de gente enferma, en la cama. Y el relato sobre la salud también ahí, como ha remarcado López. Un ejemplo es Últimos momentos de Cervantes, que muestra al escritor sin brazo, trabajando una obra en su cama ante la mirada de su hija. El factor sanitario es el aparato digestivo. Es probable que el autor muriese de cirrosis hepática.

El componente religioso también está muy presente en ese binomio arte-salud. Es el caso del cuadro El descenso de Cristo, donde se ven los efectos en María de una lipotimia; Cristo Crucificado, de Murillo, que viene acompañado de un comentario sobre la “insuficiente respiración”.

Personal del hospital, entre el público.
Personal del hospital, entre el público.

En la muestra también hay obras de Pedro Pablo Rubens (el oído), Joaquín Sorolla y Bastida (la investigación) y Giovanni Francesco Penni (la gestación).

Las ideas del transplante y del registro médico están representadas en algunos cuadros. Hoyo ha valorado las explicaciones de López, y ambos han invitado a los asistentes a que animen al resto de los alcalaínos. Hay medicina (salud y muerte) en el arte.

Comments

comments