“Nadie contrata a personas con discapacidad intelectual”

A Lola Hervás Molina (Jaén, 1968) le gusta la primera fila, dice, pero con matices: nada de encabezar causas perdidas; nada de liberar un yo que represente intereses propios. La presidenta de la Asociación Caminamos cree en el liderazgo respaldado por el grupo que elige y escuchar al líder. Madre, psicóloga, mediadora y experta en recursos humanos, trabaja en una empresa complicada, pero posible: conseguir que el mercado y la administración tengan en cuenta a las personas con discapacidad intelectual.

—¿Cómo se dio el paso de presidir el colectivo de autismo a hacer lo propio en ’Caminamos’?

—Muy sencillo. No lo decido yo; lo decide mi hijo, de 16 años. Él tiene Trastornos del Espectro Autista (TEA). No está gravemente afectado, por lo que sí que tiene muchas posibilidades de inserción laboral. Además, precisa ampliar relaciones sociales. Un día me me pregunta: ‘¿Dónde puedo ir a jugar a fútbol?’. Entonces descubrí que la Asociación Caminamos tenía un equipo de menores de discapacidad intelectual. Lo apunté, y me hice socia de ‘Caminamos’. Ese fue el cambio. A medida que satisfacía las necesidades de mi hijo me di cuenta que tenía que cambiar el perfil de lucha.

—¿Era un reto cambiar de ámbito?

—Claro. Lo fue, y también un cambio importante en mí, porque, en este caso, luché durante muchos años en la asociación de autismo por un colectivo muy específico, que son las personas con TEA. El cambio fue pelear por personas con discapacidad intelectual y que no tienen posibilidades de inserción laboral. Mi hijo está escolarizado, en tercero de la ESO, con adaptación curricular significativa. Él me marca unas necesidades muy diferentes a las que se trabajan en el colectivo del autismo. Yo no quería luchar por algo que fuese mío, sino por el interés común. Lo coherente era cambiar.

—Discapacidad intelectual e inserción laboral. ¿Cree que aún hay gente que piense que son términos incompatibles?

–Sí. Porque piensan que la gente con incapacidad intelectual tiene problemas a la hora de trabajar y generará dificultades a su entorno. También tendrá demasiadas necesidades de apoyo. Lo que veo, por parte de la sociedad, es que no se arriesga a contratar a una persona con discapacidad intelectual porque no quieren problemas. La realidad es otra.

Lola Hervás se afincó en Jaén por una decisión familiar. Vídeo y fotos: Esperanza Calzado.
Lola Hervás se afincó en Jaén por una decisión familiar. Vídeo y fotos: Esperanza Calzado.
—¿Cuáles han sido las últimas acciones de ‘Caminamos’?

—Somos luchadores en la asociación. El objetivo de la inserción no sólo lo tenemos en el ámbito institucional, sino también en el empresarial. En el primero, hemos llegado hasta el Defensor del Pueblo, a las Cortes Generales, a ministerios, a consejeros andaluces, a la Diputación y al Ayuntamiento. ¿Qué hemos logrado? Las últimas convocatorias del Servicio Andaluz de Salud (SAS), después de negociaciones, salieron en sintonía con una ley que está publicada hace muchos años: la ley de la reserva del 2 por ciento de plazas de personas con discapacidad intelectual. Los técnicos de la Consejería fueron sinceros con nuestro equipo: conocían la ley, pero no sabían cómo aplicarla. Y nosotros les asesoramos: qué necesidades, qué puestos son los más adecuados, cómo adaptar el temario. Hicimos todo ese trabajo.

—¿Y en el ámbito estatal?

—También han salido convocatorias que ya respetan la ley. Una cosa es que la convocatoria salga con el 2 por ciento de reserva, y otra es que salga bien. Si convocan 25.000 puestos, te ponen la reserva en todos los puestos. Pero es que algunos son licenciados, arquitectos o técnicos. Nunca jamás alguien con discapacidad intelectual conseguirá ese puesto.

–¿Cómo se puede afinar el proceso para evitar esas incoherencias?

—En la Diputación provincial han salido ya las convocatorias con nuestra ayuda y gracias a su interés. Cumplen la ley con una reserva real. Para que también lo sea la inserción de ese 2 por ciento.

“EL LÍDER NUNCA PUEDE DECIDIR SOLO”

—¿Qué hace falta para presidir una asociación?

–Fuerza. Voluntad. Y luchar. Las ganas de trabajar vienen después. Lo que hace falta es ímpetu de luchar.

—¿Usted se ha sentido siempre una líder?

—¿Yo? De pequeña no tanto. En la Universidad sí, siempre me gustó ser la delegada de curso (se ríe). En Madrid, en mi carrera profesional, alcancé un puesto de liderazgo y luego al venir a Jaén, por una decisión mía y de mi marido para apoyar a nuestro hijo Jose, también he buscado puestos de liderazgo. Yo no me puedo quedar en segunda fila, siempre me ha gustado estar en primera y luchando.

–Cada vez hay más manuales sobre liderazgo. ¿Cuál es su filosofía sobre liderar?

—El líder nunca puede estar solo ni decidir solo. Debe estar acompañado de un equipo que lo respalde. Tiene que respetar y que las decisiones sean de todos. Y cuando se toma una decisión hay que luchar por ella, y que el resto te vea hacerlo. Hace falta que vean que no eres egoísta: que luchas por todos por igual.

—¿Es lo más difícil?

—No, aunque para alguna gente sí lo sea. Para mí, no. Nunca me he puesto en primera persona en la lucha ni por mis necesidades ni por las de mi hijo. Nunca jamás. Nunca. Muy al contrario, a veces he pensado: ‘¿Y lo mío cuándo lo hago?’. Un líder no debe tener egoísmo. Cuando la gente ve que les escuchas, ya te marcan como líder. Aunque no lo quieras ser o no lo hayas buscado.

La entrevista se da en la sede 'Caminamos'.
La entrevista se da en la sede ‘Caminamos’.

PASADO EN ‘JUAN MARTOS PÉREZ’

—¿Qué balance hace de su paso por la Asociación Juan Martos Pérez?

—Experiencias. El balance fue tenerlas, conocer a muchos padres con niños y niñas muy gravemente afectados y conocer las reacciones tan diferentes en las unidades familiares. Experiencias duras. Otras muy positivas. Para mí fue un recoger experiencias. Desgraciadamente no son visibles en la sociedad. No es grato, pero supuso un crecimiento personal.

—Le confieso que me engarroto al escribir sobre autismo. Le voy a hacer la pregunta al revés. ¿Qué no es el autismo?

—Nunca me habían hecho esa pregunta. Siempre lanzaba la respuesta de qué es. Te hablo como madre, no ya como representante de ‘Autismo Jaén’ aunque siga ligada al colectivo. ¿Qué no es? Agresividad. Dolor. La gente lo relaciona con dolor. No es. ¿Qué no es? (Lo piensa). Es difícil, porque el autismo es tantas cosas. No es sociabilidad, porque les cuesta mucho.

—¿Sabe ya cuál es la forma más efectiva de ayudar a quienes padecen el trastorno?

—La más efectiva son los padres. Una asociación ofrece recursos, tiempo de profesionales, pero si no los aprenden los padres no sirve de nada. Delegar a los profesionales sin el compromiso de aprender es un error. Los padres deben acompañar aprendiendo con su hijo a cómo educarlo.

La lucha por ayudar a las familias que viven el TEA siempre la ha motivado.
La lucha por ayudar a las familias que viven el TEA siempre la ha motivado.
—Si le digo ‘mundo interior’, qué cosas se le vienen a la cabeza.

—Pues que no es cierto. El autismo no es un mundo interior para nada. Porque la persona con autismo siente, se emociona, comprende, entiende. Le cuesta relacionarse, eso sí. Pero nada de mundo interior. Conozco a niños pequeños y grandes con autismo y el hecho de verlos como en su mundo no es tan así; su mundo está hecho de sensaciones, recuerdos y pensamientos. De cosas que han experimentado. Sí están en contacto con todo lo que les ocurre. Lo entienden de diferente forma, lo asimilan de otra manera, pero sí están conectados a lo que les ocurre.

“HACEN FALTAS PROPUESTAS PARA MEJORAR”

–En el exterior, en Jaén, están pasando cosas, hay manifestaciones y un pálpito de despertar. ¿Lo considera positivo?

—Lo vería positivo si viese en ese grupo que está animando a las masas que en sus textos en lugar de hacer protestas sobre cosas que no se han hecho pusieran propuestas para mejorar. No he visto ninguna. Todo es ‘esto no se hizo bien, esto no se hizo bien’. Dame propuestas. Dime como tú lo harías, y te apoyaré. Yo ya sé que aquello no se hizo bien, como tantas cosas. Todos estamos de acuerdo, y Jaén salió aquel sábado por la tarde para decir que ‘Jaén Merece Más’. Pero ese necesitar más, ¿en qué sentido? La gente que lidera ese grupo, ¿qué propone? Quiero saberlo. Yo llegué a un análisis que he publicado en Facebook: pienso que predomina más un sentido político aunque ellos no quieran ser políticos, pero sí lo están siendo. Es una política populista. La que dice que los demás tienen la culpa, pero no señala una dirección correcta de acción. Ese sábado se señaló lo que estaba mal, pero no señalan un camino.

—Si estuviese dentro de ‘Jaén Merece’, qué habría que mejorar.

—Esto mismo que estoy diciendo: la gente tiene que reflexionar. No vale señalar con el dedo y decir ‘tú lo has hecho mal’. A mí eso no me ha valido nunca. No. Me vale señalar propuestas de mejora, cómo se puede mejorar. Ahí sí me uniría. Si empezasen a dar alternativas, a hablar con las administraciones sin ser políticos, como ellos dicen. Si hiciesen propuestas reales, me uniría.

–Disculpe que insista: ¿qué tipo de propuesta le gustaría que encabezara el movimiento? Me refiero a algo concreto.

—Siempre pienso en la lucha de la discapacidad intelectual. Pero también tengo otras. Estoy dentro del ámbito de la inserción laboral. La gente necesita tener prácticas, una oportunidad de conocer cómo es su trabajo para romper el círculo de mucha formación sin experiencia. En ‘Caminamos’ recibo currículos donde sólo piden oportunidad, sin salario. ¿Cómo romper ese círculo en Jaén, con todo el desempleo que hay? Seguimos a la cabeza del paro en España.

—¿Conoce el nuevo proyecto del Gobierno para jóvenes que ni estudian ni trabajan?

—Ha habido muchas propuestas por parte del Gobierno. El programa Garantía Juvenil funciona desde hace más de cuatro años y he inscrito a cientos de personas. Ninguna me ha dicho que se le haya dado una alternativa. Creo que las políticas están muy bien, pero sin compromiso social no se pueden hacer real. Hace falta el compromiso de los empresarios.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here