La Fampa Los Olivos se opone a los cuadernos complementarios que promueven las editoriales en las aulas.
La Fampa Los Olivos se opone a los cuadernos complementarios que promueven las editoriales en las aulas.

La Fampa Los Olivos es contraria a los cuadernos que promueven las editoriales en los centros, y apela al plan de gratuidad de los libros

Mensaje para los centros educativos, para los profesores y también para las familias jiennenses: “Los cuadernos de ejercicios que promueven las editoriales no son admisibles”. Habla Pedro Delgado, y lo dice como presidente de la Federación de Ampas Los Olivos. El colectivo reivindica el plan de gratuidad de los libros de texto para Primaria y Secundaria financiado por la Junta de Andalucía.

La federación, que integra a 230 colectivos de padres y madres de la provincia, aprovecha el inminente comienzo de curso para posicionarse en contra de unos cuadernos que están fuera del plan de gratuidad de libros de texto. El colectivo afirma que todo lo que se salga de ese plan no debe ser admitido en colegios e institutos. “Lo recordamos cada año porque se suelen dar abusos”, señala.

Según ‘Los Olivos’, los cuadernos en cuestión están promovidos por las editoriales y  aportan, como material didáctico, ejercicios complementarios a la teoría de los libros que hay en los libros de texto —éstos también incluyen tareas.

La vuelta a las aulas es inminente: el lunes comienzan los alumnos de Primaria, mientras que los de Secundaria y Bachillerato lo harán el próximo día 15 de septiembre.

DOTACIÓN PRESUPUESTARIA PARA MEJORAR LOS CENTROS

‘Los Olivos’ remarca que hay cada vez más colegios e institutos con las infraestructuras envejecida. Preocupa el deterioro en las denominadas por la Fampa “obras menores”. Es el caso de los patios, por ejemplo. “En este tipo de obras las competencias son municipales. Y hay ayuntamientos que están muy agobiados económicamente”, subraya Delgado.

En lo que respecta a las obras que competen a la Consejería de Educación, ‘Los Olivos’ pide más dotación presupuestaria. Es la vía, sostiene la federación, de evitar el envejecimiento de las infraestructuras. “Si sólo hay financiación para urgencias, el resto se queda obsoleto”, concluye.

Comments

comments