Más efectivos trabajan en el incendio de Jabalcuz. Foto: Infoca.
Más efectivos trabajan en el incendio de Jabalcuz. Foto: Infoca.

Se ha identificado a uno de los supuestos autores de fuegos en Linares pero se siguen investigando otros casos como Segura de la Sierra o Sierra Morena

165 intervenciones y 800,39 hectáreas quemadas (649,11 de superficie arbolada y 151,6 de matorral). De los siniestros, 143 han sido conatos y 22, incendios. Es el balance hecho por la delegada del Gobierno, Ana Cobo, y el responsable de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega, tras presidir el Comité Asesor del Plan Infoca, dispositivo andaluz para la prevención y extinción de incendios forestales. Las causas principales de los incendios han sido intencionados, con un total de 35, un 21,2% del total, y las negligencias, con 39 episodios, el 23,6%. 19 fueron ocasionados por causas naturales, principalmente rayos, cinco por accidentes y 63 siniestros todavía están siendo investigados. Llama la atención de la Junta el elevado número de fuegos en Jaén, Andújar y Linares.

En cuanto a las investigaciones, Juan Eugenio Ortega ha explicado que la Unidad de Investigación Forestal realiza el pertinente informe que se entrega a la Policía Autonómica y a la Guardia Civil. Estos son los que se encargan de las pesquisas. “Están en proceso de investigación algunos y, ahora mismo, solo se tiene localizado a una de las personas que ha pegado fuego en Linares, que está en proceso judicial”, ha anunciado el delegado de Medio Ambiente. Con respecto al caso de Segura de la Sierra, Ortega ha confirmado que la Guardia Civil todavía está investigando. “Está en investigación judicial y nosotros no tenemos noticias”.

Juan Eugenio Ortega ha puesto sobre la mesa algunos de los datos que preocupan por llamativos. Por ejemplo, cuatro de los fuegos de este verano han sido como consecuencia de tirar una colilla de tabaco, sobre todo en carreteras. “Es un número importante, más del dos por ciento del total”. Otro de los aspectos que llama la atención es el lugar donde se han producido los incendios, con tres municipios que destacan. “Jaén, con 17 fuegos; Linares, con 16, y Andújar, con 14. Son cifras, quizás, de las más importantes de Andalucía. Es donde vamos a trabajar en charlas, cursos de formación y jornadas para intentar que ese número baje en esas localidades”, ha defendido el delegado. También se ha puesto sobre la masa el elevado número de casos intencionados o negligentes en la zona de Sierra Morena, todos en zona agrícola, no forestal. En este sentido, Ana Cobo apunta a que, normalmente, detrás está la mano del hombre y que, de hecho, se está investigando. “Cuando estas cosas ocurren, que no es la primera vez, normalmente detrás hay una sola persona. De hecho, todos esos incendios han quedado en conato pero normalmente detrás solo hay una personas que, como decimos, está ya siendo investigado”.

BALANCE DE LA CAMPAÑA

En total, se han registrado 165 intervenciones, de las que 143 (86,6%) se corresponden con conatos -menos de una hectárea de superficie afectada-  y 22 (13,3%) con incendios. “Casi 9 de cada 10 siniestros han quedado en conato. Teniendo en cuenta que la campaña de extinción ha transcurrido en un contexto desfavorable por las altas temperaturas con valores por encima de la media, incluyendo tres olas de calor, y las bajas precipitaciones registradas desde la primavera, que han provocado un extraordinario estrés hídrico en la vegetación que quedó predispuesta a arder con facilidad y que ha provocado que este año el peligro alto de incendio se alargara 15 días más”, ha reconocido Cobo. Ha estado acompañada del jefe de servicio de Protección Civil-Emergencias Andalucía 112, Juan Olivares; y el director del Centro Operativo Provincial, David Bueno.

Pese a estos condicionantes, la delegada ha indicado que la superficie afectada por incendios forestales se ha reducido en un 30,8% respecto a la media de los últimos diez años. Así, en lo concerniente a la superficie forestal afectada, la cifra alcanza las 800,39 hectáreas, de las que 649,11 han sido terreno arbolado y 151,28 de matorral.

El delegado también ha subrayado la labor desarrollada por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, integrada por 10 agentes, que han mantenido un alto ritmo de trabajo reflejado en que a fecha de 31 de octubre solamente 63 siniestros están pendientes de investigación.

Tras el análisis de las causas de los incendios ocurridos en la provincia hasta el 31 de octubre, se observa que el motivo principal de los siniestros en esta campaña ha sido la negligencia (39 incendios, un 23,6 % del total), principalmente por quemas agrícolas. Además, el Plan Infoca recoge que 35 siniestros han sido intencionados, un 21,2% del total, y que los siniestros originados por causas naturales han alcanzado los 19- frente a los 8 de media en los últimos diez años-, presentando alguno de ellos un alto potencial de gran incendio. Por último, cabe destacar que los siniestros por causa accidental han sido 5.

Pese a estos condicionantes, la delegada ha indicado que la superficie afectada por incendios  forestales se ha reducido en un 30,8% respecto a la media de los últimos diez años. Así, en lo concerniente a la superficie forestal afectada, la cifra alcanza las 800,39 hectáreas, de las que 649,11 han sido terreno arbolado y 151,28 de matorral.

 

 

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here