Manuel Fernández Palomino, junto con Mercedes Gámez, en rueda de prensa en la sede del PSOE.
Manuel Fernández Palomino, junto con Mercedes Gámez, en rueda de prensa en la sede del PSOE.

El principal partido de la oposición en el Ayuntamiento pone un “cero en gestión, un cero en decisiones de Gobierno y un cero en ganas de cambiar las cosas” al PP

El panorama que dibuja el Partido Socialista en el Ayuntamiento y la capital es poco menos que apocalíptico, si siguen en manos del Partido Popular. La calificación de la gestión del equipo de Gobierno en el ecuador del mandato no puede ser más negativa: “Cero en todo”. El balance del portavoz del principal grupo de la oposición, Manuel Fernández Palomino, se parece más a una moción de censura que a un análisis propiamente dicho. Con “un cero en gestión, cero en decisiones de Gobierno y cero ganas de cambiar las cosas”, ha resumido el concejal socialista los dos años de los populares al frente de la Administración local desde las últimas municipales. Para Manuel Fernández Palomino, ni José Enrique Fernández de Moya, ni Javier Márquez se han preocupado lo más mínimo por cambias las cosas.

El portavoz del PSOE ha señalado que este suspenso no es más que el efecto de la gestión de Javier Márquez, actual alcalde de Jaén, que “ha dejado en un espejismo la voluntad de diálogo y el talante y ha cambiado la búsqueda del consenso por una mayoría sustentada en prácticas transfuguistas que no han solucionado los problemas de la ciudad”. “Javier Márquez solo ha intentado vivir cómodamente esta etapa de Gobierno mientras que Jaén languidece. No hay voluntad de diálogo para recuperar la ciudad, nunca la hubo”, ha sentenciado en una rueda de prensa. Frente a ello, Fernández Palomino ha explicado que el PSOE siempre ha mantenido una constancia en la oposición “abiertos siempre al diálogo, desde el inicio del mandato, siempre y cuando  trajera cosas buenas para Jaén. Quien ha cambiado y ha pervertido en estos años la búsqueda de consenso ha sido el PP”.

Así, ha explicado que el PSOE ha apoyado al Gobierno del PP en cosas que no siempre ayudaban a sacar del hoyo a la ciudad a cambio de contraprestaciones buenas para los jiennenses.”Solo recibimos el engaño por respuesta: se ninguneó un decálogo de medidas de gobernabilidad, se desechó un plan de saneamiento, apoyamos créditos duros a cambio de un  plan de lucha contra la pobreza o de revitalización del casco antiguo, aceptamos una prórroga del presupuesto para que salieran adelante unas cuentas inversoras para la ciudad y un control de las concesionarias como FCC, sin contrato desde hace años, Aqualia o Castillo. Todo duerme el sueño de los justos. Al final, lo que subyace de estos dos años es que el PSOE es el único que ha cumplido con su palabra”, ha dicho.

“IMAGINACIÓN PORTENTOSA”

Fernández Palomino ha pedido al alcalde que utilice la “imaginación tan portentosa” de la que ha hecho gala para promover “inventos” como los jardines secretos, el parque arqueológico en Marroquíes Bajos al calor del documental sobre la Atlántida del National Geographic o el proyecto de unión de San Clemente y la Plaza de San Francisco solo para obstaculizar la urbanización del solar propiedad de una constructora de Jaén para hacer un gobierno serio. “Que pena que no use esa imaginación para un plan de acción para estos dos años que quedan, con seriedad e iniciativa política, con un rumbo claro. Y ahí, como desde el principio, nos va a encontrar”.

Para el líder de la oposición, atrás han quedado los intentos de control de concesionarias con una comisión propuesta por el PSOE, el ajuste del gasto superfluo del Ayuntamiento, la liquidación de las empresas públicas en causa de disolución por sus elevadas deudas como Onda Jaén, la voluntad de poner en marcha el tranvía, de activar la Gerencia de Urbanismo, de atender a los colectivos, al comercio tradicional y a los barrios.

Mercedes Gámez, durante su intervención en la rueda de prensa.
Mercedes Gámez, durante su intervención en la rueda de prensa.

Por su parte, la número dos del PSOE en la Administración municipal, ha sido especialmente dura con la gestión del PP. A su juicio, solo se ha guidado por una clave: mantener la Alcaldía y garantizarse la mayoría absoluta para hacerlo cómodamente. “Por eso se fue Fernández de Moya, porque no tenía mayoría absoluta. Y a esa búsqueda se ha dedicado Javier Márquez en este tiempo hasta conseguir un gobierno apoyado en los tránsfugas, el único de una capital de estas características. Lo demás, Jaén, no importa”.
Gámez ha explicado que los dos únicos hitos con los que Márquez llegó a la Alcaldía fueron los de salvar al Real Jaén “que ya vemos como está” y “acercarse a la frontera de la especulación urbanística con un centro comercial que guiña los intereses de su partido”. “Nada de creación de empleo, ni de atención a barrios, a políticas sociales, no hay nada de eso en los discursos de investidura de Fernández de Moya y Márquez”, ha subrayado la edil.

Mercedes Gámez ha destacado como “logros” más importantes del equipo de Gobierno en estos dos años “un PGOU que cae en la especulación, 65 millones de euros anuales de media de déficit, préstamos por más de 300 millones de euros firmados en estos dos años, a razón de 12,5 millones al mes, subidas de impuestos, una deuda con los bancos que el PSOE dejó en 91 millones, Fernández de Moya elevó a 403 y Márquez pondrá en 500 y 12.500 euros diarios en intereses de demora, en multas”, ha apostillado.

 

 

Comments

comments