Primera nevada, en la aldea de La Matea, Santiago-Pontones. Foto: Jose Lara
Primera nevada, en la aldea de La Matea, Santiago-Pontones. Foto: Jose Lara

La Aemet califica el mes de noviembre como “cálido” con una temperatura media de 0,9 grados por encima de la media y “normal” en cuanto a lluvias

Las bajas temperaturas están siendo las verdaderas protagonistas de esta semana y finales de la pasada. El mercurio baja de los 0 grados en buena parte de la provincia. Esta noche, por ejemplo, la mínima en Andújar ha sido de 3,8 bajo cero, mientras que en Arroyo del Ojanco es de menos 1,1. Aunque la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología indica un ascenso de las temperaturas, parece ser que el final de la semana e inicio de la siguiente estarán marcados por las lluvias y por la nieve.

Aunque cualquier previsión realizada con más de tres días de antelación es susceptible de cambiar, lo cierto es que los modelos apuntan a un nuevo episodio de inestabilidad. Según la Aemet, a partir del domingo regresan las precipitaciones, que se alargarán hasta el martes en algunos municipios como Villanueva del Arzobispo. La cota de nieve bajará hasta los 900 metros el martes, por lo que es muy probable que vuelva a verse las estampas blancas de la semana pasada. Todavía

Mientras tanto, la Aemet ha hecho balance del mes de noviembre. Lo califica de “cálido” con una temperatura media de 0,9 grados por encima de la media. De hecho, la media se ha quedado en 13,3 grados. En cuanto a las precipitaciones, lo considera “normal”, con 60,4 litros recogidos de media, un 97% de lo registrado en las últimas dos décadas.

SEQUÍA

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha mantenido encuentros con representantes de los Ayuntamientos y sistemas de abastecimientos de municipios de más de 20.000 habitantes de la cuenca del Guadalquivir para abordar los Planes de Sequía. Ha dado a conocer a los convocados el borrador del nuevo Plan de Especial de Sequía del Guadalquivir, antes de que salga próximamente a Información Pública, para que así puedan participar en ese proceso con las sugerencias que consideren oportunas.

Se ha recordado a los municipios, además, la necesidad de que redacten, o revisen en su caso, sus planes de emergencia ante situaciones de sequía tal como establece la Ley del Plan Hidrológico Nacional, y la obligatoriedad de contar con dicha herramienta de gestión, que resulta especialmente imprescindible en circunstancias como las actuales.

En ella se dispone que las Administraciones públicas responsables de sistemas de abastecimiento urbano que atiendan a una población igual o superior a 20.000 habitantes deberán disponer de ese Plan de Emergencia que deberá tener en cuenta las medidas previstas en los Planes Especiales de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía de los organismos de cuenca, que como se ha dicho, está en fase de revisión.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here