Saber y Ganar presentado por Jordi Hurtado siempre tendrá al ubetense Alberto Sanfrutos como uno de los concursantes magníficos

Esta semana la jiennense Concha González estaba viendo Saber y Ganar cuando Jordi Hurtado preguntó a los concursantes:

—¿Dónde está el Museo Íbero?

Nadie contestó. Al otro lado del televisor, Concha quizá pensó que no hubiese estado mal ser participante por solo una pregunta para evitar el silencio. “El museo es muy reciente”, justificó ella a los concursantes contando la anécdota en redes sociales.

Saber y Ganar, concurso de concursos, ha sido también la casa de jiennenses que han grabado su nombre junto al de Hurtado y han sido nombrados una y otra vez por la voz omnipresente de Juanjo. Nadie como el ubetense Alberto Sanfrutos, quien llegó a ganar más de 54.000 euros después de 75 emisiones.

Recuerdo acabar las clases por la tarde y citarme con el programa de La 2 para comprobar cómo Sanfrutos se quitaba rivales de encima día a día, semana a semana, sin más esfuerzo que contestar a todo con precisión de cirujano. Dice Pérez-Reverte que por muy listo que sea alguien siempre hay otro más inteligente; en aquel momento yo no veía a nadie con más conocimientos y de tantos campos distintos que el gran Sanfrutos, profesor en Torreperogil. Consiguió por momentos que hubiese en la audiencia de Jaén tensión de partido fútbol. Mérito mayor.

Las crónicas televisivas de la provincia reconocían al docente de Úbeda como infalible, alguien más del formato que no se iría nunca. Hasta que se fue. Si no me falla la memoria, claudicó en un batería de preguntas que debían ser respondidas a partir de la letra ese. Cayó y dijo adiós con elegancia. No tuvo ínfulas ni en la victoria ni en la derrota.

Le he pedido amistad por Facebook con la idea de animarlo a que se presente al famoso rosco de Pasapalabra. Sabe donde está el Museo Íbero. Y si lo dejan, puede hacerlo otra vez.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here