Salud Anguita, en el centro, junto con el presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, y responsables del partido.
Salud Anguita, en el centro, junto con el presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, y responsables del partido. Foto: Vox

La concejal no adscrita en el Ayuntamiento se integra en Vox Jaén después de intentarlo en otras formaciones de corriente liberal

Salud Anguita ya ha encontrado acomodo en la derecha. La concejal no adscrita en el Ayuntamiento de Jaén, otrora candidata a la Alcadía por Ciudadanos, pasa a formar parte de las filas de Vox, el partido que fundó Santiago Abascal en 2013 con el fin de conseguir votos en los caladeros más conservadores del PP. Después de intentarlo en otras corrientes similares, de claro posicionamiento liberal, nacionalista español y centralista, la edil se une a Vox con “ilusión y ganas de trabajar por Jaén”. También con la convicción de que es necesario “ponerle el nombre a cada una de las cosas que están pasando, sin miedo, valientes”. Porque, a su juicio, “hay que ser valiente para estar en Vox y decirlo”. Consciente de que la marca no levanta, precisamente, pasiones entre sus principales competidores de la derecha y mucho menos en el centro y la izquierda del sistema político, que lo consideran una organización “extremista y populista”.

Salud Anguita fue uno de los tres concejales que obtuvo Ciudadanos hace dos años en las elecciones municipales, y, desde el minuto cero, su relación con la formación naranja fue tortuosa hasta su expulsión, en febrero del pasado año, del partido, junto con Víctor Santiago e Iván Martínez. La edil, que califica a sus nuevos compañeros de Vox como “personas normales y con ganas de trabajar”, ha estado en el punto de mira prácticamente desde que pasa a la primera línea de la política local. Se le ha criticado por todo, desde las asignaciones económicas hasta pactos soterrados con el equipo de Gobierno del Partido Popular para aprobar según qué asuntos.

PELEADA CON SUS EXCOMPAÑEROS DE CIUDADANOS

La relación con Víctor Santiago e Iván Martínez ha hecho correr ríos de tinta. Ni se miran, ni se hablan con Salud Anguita. Por no querer, no quieren ni sentarse con ella en la bancada de los no adscritos del mal rollo que hay entre ellos. Y así se lo solicitaron al Ayuntamiento. En una nota enviada a los medios de comunicación, reconocían que mantienen “un enfrentamiento laboral y personal” con ella y, por lo tanto, creen que como concejales elegidos por la ciudadanía “deben ser un ejemplo para la misma”. Esta decisión “solo busca -argumentaban en el comunicado- evitar confrontaciones innecesarias y poco productivas”.

Salud Anguita, pese a todo, no se achanta. El pasado mes de diciembre impulsó en Jaén la creación de “Libres”. Un partido que se define como social y liberal y cuyo lema es “Con las personas”, pero cuya repercusión no está a la altura de una mujer que aspira a la élite de la política municipal. Por delante tiene un duro trabajo. En las últimas muncipales, su actual formación solo obtuvo 619 votos, la mayor parte en la capital (426). Tampoco le fueron muy bien las cosas en las últimas Generales, en las que solo obtuvo 630 votos en la provincia, quedando muy por detrás de otras propuestas minoritarias, como Pacma o Cilus.

“LA VOZ DE VOX EN JAÉN”

Ella se compromete a “seducir” a los ciudadanos y a transmitir el mensaje de Vox, que “no tiene nada que ver con la imagen que muchas veces se proyecta del partido” por la que “puede pensarse que son de extrema”, ha comentado en su presentación como nueva integrante del partido de Santiago Abascal. La edil ha precisado que en el Ayuntamiento de la capital mantendrá su condición de no adscrita, aunque ha agregado que a partir de ahora va a transmitir “la voz de Vox en Jaén”.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here