Solo hace falta una causa y ganas de luchar por ella. Los jiennenses han dejado de refugiarse en el victimismo y comienzan a salir de una malinterpretada zona de confort para reivindicar todo aquello que, a su juicio, los políticos oficiales no defienden. Se han cansado de esperar y quieren soluciones. Han dicho: ¡Basta ya!. La proliferación de plataformas ciudadanas en la provincia es especialmente significativo en los últimos tiempos.

Según el sociólogo Rafael Campos, razones no faltan. “Basta con mirar los indicadores socioeconómicos de los últimos 10 años en la provincia para entender el nacimiento de estos movimientos que tratan, en definitiva, de impulsar cambios sociales desde abajo”, señala. Entre esos motivos están, como es lógico, una tasa de paro desvocada que, en algunos municipios marca índices históricos, la emigración forzosa de cientos de jóvenes sobradamente preparados por la falta de oportunidades laborales o las promesas incumpliadas en materia de infraestructuras. Esto lleva a los ciudadanos a organizarse para hacer un frente común, aunque también influye la ausencia de confianza en las instituciones y el haztargo o indignación, no solo local, sino global, por una crisis económica que no parece tener fin para los jiennenses de a pie que han saltado como resortes de su sofá.

Las plataformas tienen en las redes sociales a su mejor aliado, como explica Rafa Campos. “Hoy, prácticamente, todo el mundo tiene acceso a internet y, por lo tanto, a las redes sociales, lo hace más fácil la llegada de información y así aumentar el número de apoyos a una causa rápidamente”, comenta. Es el caso de la recién creada Todos a una por Linares. Nació en Facebook, impulsada por un grupo de ciudadanos ánimos, hastiados por la progresiva decadencia de la ciudad. Su repercusión fue tal que decidieron dar un paso al frente y constituirse como plataforma para canalizar toda la indignación y malestar que existe en la ciudad con más paro de España. “No debemos ni podemos continuar en una actitud pasiva y resignados ante esta situación y necesitamos que quienes tienen y pueden contar con los recursos necesarios para evitar esto, lo hagan de una vez por todas. Pero para ello, debemos hacernos oír”, aseguran desde el colectivo.   

Uno de los muchos carteles colocados en establecimientos comerciales con el nombre de la plataforma ciudadana.
Uno de los muchos carteles colocados en establecimientos comerciales con el nombre de la plataforma ciudadana.

Todos a una por Linares se mueve de manera coral. Carece de portavoces propiamente dicho y todo el mundo tiene cabida. Ha creado grupos de trabajo para orientar las iniciativas y en el horizonte más inmediato está su primera gran acción de protesta: una manifestación el día 14 de septiembre. No excluyen a partidos políticos y sindicatos, pero les advierten: “Solo habrá una bandera: la de Linares”. Con más de 19.000 seguidores en Facebook, esta plataforma representa la contestación del pueblo al “olvido” que sienten de las instituciones y las medidas que toman, muchas veces contrarias a los deseos de las personas a las que representan.

Además, no se detendrá en el 14 de septiembre. Su apuesta va mucho más allá. Mira hacia el futuro, ya que el reto es construir una bases sólidas para que el resurgimiento de Linares no sea efímero. Eso sí, reconocen que las oportunidades se agotan y que ahora o nunca. “Los linarenses deben ser conscientes de que cuantos más seamos más fuerza tendremos ante el Gobierno y la Junta para poder solicitar un plan urgente de rescate para la ciudad”, afirman, antes de añadir: “Queremos convertimos en un factor dinamizador de la ciudad, para lo que se han organizado grupos de trabajo en los que se están aportando, recopilando, ideas, proyectos, o iniciativas que permitan a Linares recuperar parte de su esplendor, mediante pequeñas revoluciones o impulsos”, insisten.

Acto de presentación de la Plataforma Ciudadana Linares, todos a una.
Acto de presentación de la Plataforma Ciudadana Linares, todos a una.

Junto con ellos, están otros movimientos que, sin constituirse como plataforma, piensan de la misma manera. Es el caso del que lidera Carlos Buendía, uno de los diseñadores más prestigiosos del país. Ha sido capaz de reunir a todos los linarenses relacionados de alguna manera con el arte, la cultura, la gastronomía y el deporte en torno a un manifiesto con el hastang #YocreoenLinares. Gente de la talla del grafitero Belin, el también diseñador Curro Coronel, el cocinero Juan Carlos Trujillo, la actriz Petra Martínez, el futbolista Francisco Pérez Pérez,”Chico”, o el campeón del mundo de bike trial Juan Francisco López, entre una larga lista de nombres ilustres que hacen patria de su ciudad y que están dispuestos a dejarse literalmente la piel por su ciudad.

JAÉN MERECE MÁS

A solo 50 kilómetros de Linares, surgió, a comienzos de año, otra plataforma con similares intenciones: Jaén Merece Más. Su principal objetivo que la capital deje de ser la última en todo. “Nacemos para gritar ¡basta ya! ante la indiferencia y el letargo en el que nos tienen sumidos todos los partidos políticos y administraciones, desde hace décadas, en un ambiente de pesimismo y negación”, señalaron sus responsables, hartos de tantos incumplimientos y demoras. “Es la hora de poner a Jaén por delante de todo y de todos. Un ideal que asumimos y que es el reflejo de lo que queremos. Se ha acabado el conformismo eterno. Ya no nos callamos, y exigimos”, subrayaron.

Jaén Merece Más agrupa a más de 160 colectivos de toda índole, aunque su base es, ante todo, vecinal, quizá porque es el jiennense de a pie el que más sufre el desamparo de las administraciones. “La gente se ha dado cuenta de que puede cambiar las cosas en su entorno cercano”, remata el sociologo Rafael Campos, quien destaca el influjo que ha tenido en todos estos movimientos los desarrollados en otras provincias, como Granada, con el caso del médico de Urgencias Jesús Candel, más conocido como “Spiriman”, capaz de poner contra las cuerdas al mismísimo Gobierno de Susana Díaz, con su ‘marea blanca’, que reunió en Granada a más de 80.000 personas en protesta por la fusión de los hospitales de la ciudad. Tal fue la presión que ejerció aquella manifestación que la Consejería de Salud se vio obligada a echar marcha atrás.

Manifestantes en la convocatoria de Jaén Merece Más del pasado 17 de junio.
Manifestantes en la convocatoria de Jaén Merece Más del pasado 17 de junio. Foto: Francis J. Cano

El primer golpe de efecto de Jaén Merece Más fue la manifestación del pasado 17 de junio en la que logró sacar a la calle a más de 6.000 personas. Todo éxito en una ciudad poco aconstumbrada a movilizarse y si se tiene en cuenta que se celebró en sábado y con más de 40 grados a la sombra. Para los organizadores, la manifestación significó un punto de inflexión. “El protagonismo de aquella jornada estuvo en el mérito de los miles de jiennenses que salieron la calle y lanzaron un mensaje muy importante a nuestros políticos, no más resignación, ni victimismo”, afirman desde la plataforma. El colectivo no ha parado de trabajar desde entonces, se ha organizado en grupos y anuncian nuevas movilizaciones en octubre. En esta ocasión, se centrarán en la salud y la educación, mientras continúa con su labor reivindicativa en todos los campos. Hace una semana, por ejemplo, solicitó a todas las fuerzas políticas del Parlamento andaluz un gran pacto por el empleo.

La Plataforma a Favor de la A-32 congregó a más de dos mil personas en la segunda marcha para exigir el fin de las obras.
La Plataforma a Favor de la A-32 congregó a más de dos mil personas en la segunda marcha para exigir el fin de las obras. Foto: Plataforma a favor de la A-32 Linares-Albacete.

POR LA A-32

Una de las plataformas más activas de la provincia es la que exige la conclusión de la A-32, la eterna autovía Linares-Albacete. Desde su creación, no ha parado ni un segundo de luchar por una reivindicación “histórica”, con manifestaciones, cortes de carretera y todo tipo de iniciativas. Es una china en el zapato para las administraciones, especialmente el Gobierno central, quien, sin ir más lejos, le ha denegado la posibilidad de manifestarse el próximo 9 de agosto. Tampoco se ha librado de las multas, en concreto su portavoz y alma máter, Maribel Rescalvo, quien fue sancionada con mil por la ocupación de la calzada sin permiso en la manifestación que protagonizaron a finales de junio en Villanueva del Arzobispo. Pese a ello, la lucha continúa para los vecinos de los municipios que llevan esperando desde 1996 que acaben unas obras que están paralizadas desde 2010.

UNA BATALLA DE LARGO RECORRIDO

El denominador común de la mayoría de las plataformas es su atracción por las redes sociales que son su principal correa de transmisión con la sociedad. “Las redes tienen capacidad de convocatoria rápida y su uso en esa reclamación puede ser muy útil y efectivo, pero, sobre todo, cuando está petición o reivindicación es de algo concreto”, precisa Rafael Campos, quien advierte que no solo de Facebook puede vivir una plataforma si quiere que su contestación sea efectiva y no quede en flor de un día. “Cuando las reivindicaciones son más etéreas, deben luchar a más largo plazo, e igual que se llena el vaso, se puede vaciar poco a poco con el tiempo, al ser un objetivo ideal y no una causa claramente identificable; o al convertirse, en muchas ocasiones, en movimientos muy golosos para otros grupo sociopolíticos ya estructurados, lo que puede crear desilusión en el grupo voluminoso inicial”, subraya.

 

 

Comments

comments