“Tendrán que escucharnos antes de peatonalizar el centro”

Lucas Ruiz Mozas (Villardompardo, 1962) nos espera sentado en la sala de reuniones de la Federación Empresarial Jienense de Comercio y Servicios con unos folios encima de la mesa. Es un hombre aplicado. Construye las respuestas a partir de un discurso ya preparado. No quiere dejar nada al azar. Casado y padre de tres hijas, entre sus aficiones destaca la lectura. Pero no lee cualquier cosa. En estos momentos, está enfrascado en la fértil y tortuosa Historia de España. Su carrera profesional siempre ha orbitado alrededor del comercio. No en vano es hijo del fundador de Almacenes Barchafe, uno de los negocios tradicionales más conocidos de la ciudad y que mejor ha aguantado, desde 1966, el paso del tiempo, las crisis económicas y los continuos cambios en el modelo de venta. Ha sustituido en el cargo a Juan Lorenzo Bustamante con el objetivo de reforzar las señas de identidad de la organización y, sobre todo, implicar más a los comerciantes en el movimiento asociativo.

—¿Jaén es la capital comercial de la provincia?

—Sin duda alguna. Linares y Úbeda, por ejemplo, son potentes, pero Jaén está mejor posicionada.

—¿Y qué le falta al comercio?

—Le falta más inversión de las administraciones en diferentes aspectos, así como que los ciudadanos sean conscientes de la enorme importancia que este sector tiene para la economía local y provincial. Hablamos de un baluarte socioeconómico, capaz de mantener un pueblo o una ciudad.

—Muchas veces se ha cuestionado la implicación del comerciante de Jaén. ¿Es cierto o es una leyenda urbana?

—Hay de todo. Nos encontramos a muchos empresarios implicados, pero también es cierto que hay otros que creen que las cosas caen del cielo y, como es lógico, no es así. Nuestro reto es concienciar a estos comerciantes para que participen más.

—¿Qué es el comercio tradicional?

—Aquel que mantiene la economía de muchos lugares porque da trabajo estable a mucha gente e invierte lo que gana en el pueblo o en la ciudad en la que se encuentra.

Lucas Ruiz responde a una de las preguntas durante la entrevista.
Lucas Ruiz escucha una pregunta durante la entrevista. Foto: Esperanza Calzado
—¿Dentro de ese modelo está la franquicia?

—¿Por qué no? Siempre y cuando reinvierta aquí. Sin embargo, la realidad es otra. No suelen implicarse como el comercio tradicional. No sabemos dónde ubicarlos.

—¿Qué representa para usted presidir Comercio Jaén?

—Es un reto personal. Llevo mucho tiempo en la asociación, pero, antes, pensaba, como otros muchos, que las cosas caían del cielo y me he dado cuenta que hay que luchar por lo que uno tiene y por lo que uno quiere para su ciudad. Y no hay mejor manera que estando dentro de una organización que persigue objetivos comunes.

—¿Cuál es la situación actual del Centro Comercial Abierto?

—Principalmente nos queda el embellecimiento de la zona. Necesitamos la colaboración del Ayuntamiento para mejorar determinados aspectos, como la accesibilidad, la limpieza y el engalanamiento, entre otros.

—¿Está satisfecho de cómo está?

—Depende del sentido de la pregunta. Seguimos con el escollo del terreno sin edificar (antiguo Simago) de la calle San Clemente, que está restando muchísimo al Centro Comerial Abierto. No sabemos qué va ahí.

—¿Qué se le pasa por la cabeza cuando ve publicidad del centro comercial Nevada de Granada?

—Ni nos da, ni nos quita. Estamos abiertos a cualquier modelo de negocio. No podemos vetar a nadie, no va con nosotros. Lo que no pueden hacer determinadas administraciones es facilitar las cosas a grandes infraestructuras y ni siquiera haber recibido a los representantes de los comerciantes de la ciudad. Nos gustaría transmitirle (en referencia al alcalde, Javier Márquez) nuestras inquietudes y reivindicaciones.

El nuevo presidente de Comercio Jaén durante la entrevista celebrada en la sede de la organización.
El nuevo presidente de Comercio Jaén durante la entrevista celebrada en la sede de la organización. Foto: Esperanza Calzado
—¿Y qué es lo primero que le va a pedir al alcalde cuando se siente con él?

—Que revitalice el centro de la ciudad, al margen de otras muchas cuestiones.

—¿Le preocupa la llegada del Jaén Plaza?

—Nos afecta y nos preocupa, como es obvio. Esto es un ‘tsunami’ inevitable. La ola gigante cuando llega arrasa con todo, pero después vuelve hacia atrás. Estamos preparados para esa competencia, a base de muchísimo trabajo. Pero sí queremos que parte de lo que se genera en la periferia revierta en el centro de la ciudad. Porque lo que vemos es que no se está invirtiendo ni apostando por el comercio autóctono, que es el que realmente genera trabajo estable.

—Pero ya le gustaría que le tendieran puentes de plata, como a estas grandes superficies.

—Por supuesto. Nos encantaría que nos trataran igual que a ellos.

—¿Cómo se compite contra un gigante?

—A base de muchísimo trabajo y con un servicio personalizado. Quizá no estemos mentalizados del todo, porque el comercio ha trabajado siempre para conciliar el trabajo y el ocio de quienes trabajan en el sector, y lo que pasa ahora es que estamos volviendo a tiempos pretéritos en cuanto a conquistas sociales y laborales, como trabajar los sábados por la tarde, y eso nos va a costar esfuerzo, el asimilar estos tiempos más exigentes. Pero si logramos asociarnos y aglutinar a más comerciantes y poner propuestas entre todos, podremos hacer frente a esas grandes superficies que nos están imponiendo.

Lucas Ruiz, en la sede de Comercio Jaén.
Lucas Ruiz, en la sede de Comercio Jaén. Foto: Esperanza Calzado
—¿Cuántos empleos da el comercio tradicional?

—Más de 20.000 en toda la provincia y empleo estable en la mayoría, en una provincia pequeña, comercialmente hablando.

—Llegamos al punto de la peatonalización del centro de la ciudad. ¿Cuál es el posicionamiento de su organización?

—Estamos todavía estudiando lo que nos presentaron hace unos días sobre lo que quieren hacer. Posteriormente, informaremos a los comerciantes de Jaén para que lo analicen. A partir de ahí, sacaremos conclusiones para presentar un proyecto con sentido y el máximo consenso. En cualquier caso, desde mi punto de vista, si hay facilidad para llegar, como aparcamientos y transporte público, por qué no a la peatonalización. Lo que no puedes es vetar sin más a los coches. Luego está esa mentalidad de querer llegar con el coche hasta la misma tienda, pero resulta que cuando vas a un centro comercial a las afueras tampoco entras con el coche dentro y a menudo tienes que aparcar lejos, pero no te lo parece. Es como otra visión del espacio y del tiempo. Por lo que, si no se facilita esa accesibilidad al centro, desde Comercio Jaén estamos convencidos de que puede ser muy perjudicial.

—¿Le molestó enterarse por la prensa?

—Pues sí. Nos fastidió bastante, ya que somos un colectivo bastante representativo y muy afectado por este plan municipal. Podían haber tenido la gentileza de habernos llamado para presentarlo directamente.

—¿Cuál es la relación con el Ayuntamiento?

—Ni buena, ni mala: inexistente.

—¿Cree que le van a hacer caso con lo de la peatonalización?

—Nosotros les presentaremos nuestras conclusiones y tendrán que escucharnos y tomar nota. Lo demás depende de ellos.

—¿Cuáles son las líneas maestras de su gestión al frente de Comercio Jaén?

—Mi primer objetivo es que la gente se involucre más. Trabajo mucho el tema del asociacionismo tanto en la capital como en los pueblos, porque no hay que olvidar que esta es una organización provincial. Otro de los objetivos es revitalizar el comercio de los municipios de menos de 5.000 habitantes con actuaciones en las que ya estamos trabajando.

Comments

comments