Torres da instrucciones a sus jugadores durante la final de la Copa Presidente.
Torres da instrucciones a sus jugadores durante la final de la Copa Presidente. Foto: Antonio Rosillo

El técnico linarense coloca al conjunto rojillo segundo en la tabla del Grupo II de la División de Honor autonómica tras cuatro victorias consecutivas

“La ilusión y el compromiso de los jugadores está por encima del dinero y de cualquier otra cosa”. Es lo primero que responde Antonio José García, “Torres”, cuando es preguntado por la vertiginosa trayectoria del CD Torreperogil en el Grupo II de la División de Honor autonómica, en el que ya es segundo, a solo dos puntos del líder, el Alhaurín de la Torre. El técnico rojillo mantiene el mismo discurso que le llevó a conquistar los mayores éxitos de la historia reciente del Linares, culminados con el regreso a Segunda División B. Torres habla del sentir del pueblo, del hambre de los futbolistas, de la importancia de la mentalidad y de cómo se ha ganado a la afición perogilense con un único mandamiento: el trabajo. “La clave para que un equipo humilde se haga grande es que mantenga intacto el espíritu solidario de su vestuario”, remata un Torres que otorga todo el mérito a sus futbolistas. “Ellos son los principales actores de esta historia porque saben adaptarse a los que les pido sin rechistar”. También destaca la labor de la junta directiva y de una hinchada “entregada a sus colores y que sabe recompensar al equipo con su asistencia al campo y con su cariño”, subraya.

Él dice que solo aporta experiencia y la manera de comprender el fútbol en una categoría extremadamente complicada como la División de Honor. “Desde fuera puede parecer fácil, pero es muy difícil competir ante equipos que cuentan con mayor disponibilidad económica y con plantillas más amplias”. Y es que Torres apenas cuenta con 16 futbolistas para afrontar la temporada. Pese a ello, no se queja. Todo lo contrario. “Solo tengo palabras de gratitud para los chavales y la directiva. Dan lo que tienen sin pedir nada a cambio”, asegura.

Once inicial del CD Torreperogil en un partido de Liga.
Once inicial del CD Torreperogil en un partido de Liga. Foto: Twitter/CD Torreperogil

El CD Torreperogil se ha colocado segundo después de encadenar una racha de cuatro triunfos consecutivos. El pasado domingo le endosó cinco goles al Cúllar Vega en el Estadio Abdón Marinez Fariñas, que, como ya hiciera con el Municipal de Linarejos, ha convertido en un auténtico fortín. Es el único equipo invicto como local del grupo, con seis victorias, veinte goles a favor y solo cinco en contra. A la buena marcha del equipo en la Liga, hay que sumar el título de la Copa Presidente, donde se impuso en un emocionante partido a un clásico del fútbol provincial como es el Villargodo. Por cierto, segundo trofeo que gana Torres, después del que conquistó con el Linares en la primera edición.

El técnico del CD Torreperogil no quiere hablar de hitos que no vayan más allá del partido contra el Roquetas CF y la salvación del equipo lo antes posible. “El objetivo no es otro que consolidar la categoría y dejar el equipo lo más alto posible en la tabla. Por eso, quien hable de otros retos más ambiciosos se equivoca. A mí, en estos momentos, lo único que me preocupa es el partido del domingo”, sentencia Torres, un entrenador con brillo.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here