Ramón Calatayud trabaja en Jot Down y ha publicado 'Secreto de confesión'.
Ramón Calatayud trabaja en Jot Down y ha publicado 'Secreto de confesión'.

Ramón Calatayud, ejecutivo de cuentas en Jot Down, analiza la transformación del mercado editorial desde la perspectiva comercial y como autor

A Ramón Calatayud (Jaén, 1984) le llegó la oportunidad que buscaba hace más o menos un año, cuando fichó por Jot Down, una de las publicaciones independientes con más proyección del periodismo narrativo en España. Calatayud es ejecutivo de cuentas en la revista. También ha escrito Secreto de confesión, de Jot Down Books, saga que contará con más títulos con el paso del tiempo.

“Llegué a Jot Down por casualidad”, admite en conversación telefónica con este periódico. La revista de la bola de billar abrió un proceso de selección en el ámbito de la distribución editorial. Calatayud es ahora un efectivo en el departamento comercial y publicitario. La experiencia le ha venido de maravillara para codearse con gentes del mundo de la comunicación, la literatura y la cultura en general.

LA CALIDAD Y LA IDENTIFICACIÓN DE LA MARCA

El estilo de Jot Down llamó la atención desde el comienzo por su apuesta por el blanco y el negro en las imágenes, así como por espacios narrativos que se acercan más a la idea de la crónica periodística de Latinoamérica. “Lo que llama la atención es que la calidad está por encima de la cantidad. El lector busca una experiencia de leer tranquilo y con calma”, explica. La duración media por visita en la web de la revista es de siete minutos, según señala.

Calatayud remarca que la publicación ha consolidado una lista de corresponsales en diferentes ciudades del mundo, como Nueva York y Londres. “El teletrabajo es una filosofía propia que redunda en el compromiso con la marca”, asegura.

ESCRIBIR EN UN MERCADO NUEVO

El jiennense —con estudios de Derecho, perito y consultor de marketing— cuenta que su puesto le ha permitido entrar en contacto con una realidad editorial en movimiento, muy cambiante y que exige la reconversión para seguir en pie. “Quien no se adapte en poco tiempo tendrá problemas”, vaticina.

Él también está al otro lado del negocio. Es decir, en la parte creativa. Publicó el año pasado la primera entrega de Secreto de confesión, y tiene previsto sacar a la luz dos títulos más este año. Cuenta que se aficionó a la literatura cuando era universitario; leía cuatro o cinco horas al día.

La obra, a caballo entre la realidad y la ficción, cuenta la historia en Sevilla de Mario Conde, quien se ve envuelto en una trama política corrupta después de un golpe de suerte que auguraba prosperidad. “Si no enganchan las primeras 15 ó 20 páginas, no hay nada que hacer”, dice a modo de recomendación para autores noveles. El ánimo del jiennense no es otro que entretener. Que no es poco.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here