Cerrar Buscador

Emoción con todas las letras

Por Javier Cano - Diciembre 11, 2019
Emoción con todas las letras

Abecedario solidario rubrica su carácter de clásico del otoño jiennense con una octava edición copada de aplausos a entidades y profesionales volcados, este año, con la Asociación de Esclerosis Múltiple

Todos los caminos del casco antiguo de Jaén conducían anoche al teatro Darymelia, escenario de una cita solidaria que, un año más, tuvo en el coqueto espacio escénico de la Plaza de la Audiencia su mejor escenario. Su vestíbulo, desde media hora antes de comenzar la Gala Abecedario Solidario, era una alfombra roja de nobleza, de altruismo, de filantropía, de todo lo bueno que el ser humano sabe derrochar, si se pone.

"Motivadísimo", Julio Ángel Olivares, 'alma mater' del proyecto Abecedario Solidario y director de UniRadio Jaén, atendía a invitados y público con el idioma de la noche: la sonrisa. Era la culminación de todo un año de trabajo, y la ocasión merecía la mejor cara: "Estamos cansados, pero el ánimo y la ilusión compensan absolutamente todo, porque Abecedario es un proyecto que se aúna con la fuerza que imprime la emisora de la Universidad de Jaén y también las asociaciones beneficiarias", reconoció Olivares. 

Cansado, sí, en el epílogo de una jornada maratoniana (nunca mejor dicho): "El maratón solidario en la radio ha ido fenomenal, la comunidad universitaria se ha volcado, los estands han funcionado perfectamente, la planificación se ha llevado muy al detalle, y esta es la guinda del pastel", celebró el promotor de la idea, que cumple en 2019 su octava edición con el apoyo de entidades como Obra Social La Caixa, la Diputación de Jaén, el Ayuntamiento de la ciudad y Fórum Vitruvio y Lacontradejaen, como patrocinadoras de dos de las franjas horarias del maratón, entre otras.

Igual de satisfecho se expresaba el presidente de la Asociación Jiennense de Esclerosis Múltiple (Ajdem), Pedro Luis Malagón, a punto de comenzar la gala. Malagón aplaudió la iniciativa de UniRadio Jaén y se felicitó por que la emisora convirtiera en punto de destino de su labor solidaria a la entidad que preside: "No sabíamos dónde nos metíamos, porque trabajar con Julio y con su equipo es gratificante y extenuante, con el ritmo tan impresionante que tienen, pero han dado mucha visibilidad a la asociación, hemos vivido experiencias que difícilmente hubiéramos vivido de otra manera". 

Poco a poco, las butacas del Darymelia se poblaron para aplaudir a rabiar, que de eso se trataba, de reconocer a los reconocidos y de disfrutar de un cartel artístico de primer orden. La actriz Cristina Mediero, presentadora de excepción, derrochó desparpajo, hasta el punto de que la cita fue de todo menos un aburrimiento: "Para mí la Asociación de Esclerosis Múltiple es muy especial, cuando hicimos la obra Agosto todos los beneficios fueron para ellos", recordó la intérprete, que convirtió el guion en un hábil tú a tú con el público. La cámara la quiere, y el escenario...

Los Rumbones y su son cubano caldearon la noche, que puso el foco en los premiados. Sí, gentes y colectivos volcados en colaborar con los afectados de esclerosis múltiple a los que la gala reservaba un más que merecido minuto de oro (literalmente). Autos Auringis, Viva Jaén, el Ayuntamiento de Baeza (que recogió la alcaldesa de la ciudad Patrimonio de la Humanidad, Dolores Marín, "en nombre de todos los baezanos, que siempre van a estar con la asociación", dijo).

El Club de Baloncesto Jaén, el doctor Jesús Foronda; Juan Gámez, expresidente de la Ajdem y Lucía Valderrama Peragón fueron también reconocidos. Mediero, 'ex aequo' con el actor y director Carlos Aceituno, se convirtió también en premiada: "No sabía nada, ha sido una sorpresa", agradeció con lágrimas en los ojos. Hasta la ocupante de la 'fila 3, asiento 14' se llevó a casa un fin de semana en un hotel de Baeza, ruta monumental incluida. 

Los momentos más emotivos se autorreservaron para honrar la memoria de Antonia Collado, que desde este año da nombre a uno de los galardones de Abecedario Solidario. Su hermana María fue la encargada no solo de entregar el trofeo a Judit Vallejo, sino de poner un inacabable nudo en las gargantas con ese beso que lanzó a la cúpula del Darymelia camino de la estatura donde, a día de hoy, ocupa sitial de honor la inolvidable 'Toñi'. Por su parte, Vallejo, delicadísima, agradeció el premio con el lenguaje universal de la música.

Ella, la música, se encargó de abrochar con sonido cien por cien de aquí una velada estupenda, amena, espectacular. Y es que Lola nos quiere tampoco faltó a su cita, donde volvió a dejar claro por qué la banda es lo que es: calidad artística y humana a partes iguales. Hicieron que el personal se olvidara de eso que llaman butacas, y hasta el más pintado salió del Darymelia emulando a David Cárdenas. 

Lo dicho, la emoción y la solidaridad, con todas las letras. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.