Cerrar Buscador

Juan Alfredo Cerván: "Me voy con gratitud eterna al Jaén Rugby"

Por Fran Cano - Abril 13, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
Juan Alfredo Cerván: "Me voy con gratitud eterna al Jaén Rugby"
Juan Alfredo Cerván.

El técnico malagueño concluye su etapa en el Jaén Rugby agradecido y emocionado tras dos cursos marcados por situaciones adversas

Fue ayer cuando por fin Juan Alfredo Cerván (Marbella, 1979) entendió aquello de 'A Jaén se entra llorando y se sale llorando'. "No lo entendí al principio, cuando me lo dijeron", reconoce emocionado el que ha sido entrenador del Jaén Rugby en los dos últimos cursos, ambos marcados por la pandemia. Con todo, el bueno de "Goofy" deja un campeonato en el zurrón y un equipo que ha rozado esta temporada la fase de ascenso. El adiós del técnico fue consensuado hace un mes. Las partes se profesan hoy más admiración que cuando el vínculo se hizo oficial.

Es sintomático que la etapa de Cerván acabase con victoria en Almería. "Ha sido un año intenso, muy duro y nos ha afectado a todos los deportes y a todas las instituciones", razona. "En nuestro caso, no tener campo propio ha supuesto un desgaste físico y económico importante. Todo deja factura", añade y también menciona el impacto del cambio de formato en la competición, que obligó a renegociar todo con los patricinadores.

El técnico reconoce que no se puede comparar la primera temporada —20 victorias y una derrota— con la segunda, pero reivindica que después de ser campeones los jiennenses han estado vivos hasta la penúltima jornada. Faltó sólo más contundencia. Mirar por el retrovisor ya desde Marbella, donde se ha reencontrado con sus dos hijos de seis y tres años, invita a revivir "momentos buenos y malos" quizá todavía sin la suficiente distancia.

Cerván se quiebra cuando habla del capitán José Manuel Espinosa, a quien considera un "estandarte" de los valores del rugby y un nombre propio de Jaén. "Destaco su pasión y su entrega. No hay ningún jugador de nuestro equipo, de la casa o de fuera, que puede decir algo malo de Espi", manifiesta. Se despidió de todos y uno por uno.

El entrenador admite que en el último adiós con la junta directiva aún se le escapa el 'nosotros', prueba de que se ha sentido y se sentirá siempre un jiennense más. "La hospitalidad aquí me ha impresionado. Nunca lo voy a olvidar", concluye. Allá donde vaya, un grito se ha quedado para siempre: un, dos, tres, Jaén.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK