Cerrar Buscador

Tomás Afán debuta con premio en el género narrativo

Por Javier Cano - Junio 09, 2020
Tomás Afán debuta con premio en el género narrativo
El dramaturgo jiennense Tomás Afán.

El dramaturgo jiennense consigue con La fuga el premio del Certamen de Relatos Cortos sobre Derechos Humanos de Amnistía Internacional Andalucía

Alrededor de cuarenta premios de escritura teatral avalan la trayectoria creativa de Tomás Afán Muñoz (Jaén, 1968), una larga lista de reconocimientos a la que se suma ahora el aplauso de Amnistía Internacional Andalucía. No en vano, la ONG (de la que el dramaturgo se confiesa socio "desde hace muchos años") acaba de concederle el primer galardón de su sexto Certamen de Relatos Cortos sobre Derechos Humanos, por su trabajo La fuga.

Una distinción más que especial si se tiene en cuenta que supone el debut de Afán en la narrativa, y de qué manera: "Como todos los premios, es un reconocimiento a un trabajo de escritura, pero en este caso quizá tiene de particular el hecho de que sea un certamen que no pertenece al medio expresivo que yo utilizo normalmente; es mi primer premio en narrativa, y en ese sentido supone una ventana abierta a un nuevo tipo de expresión como escritor", celebra.

Dice el refrán que la cabra tira al monte y Afán, pese a inaugurar género con La fuga, no se aleja del todo de lo suyo, como él mismo indica: "En realidad esta obra también puede tener una plasmación como un monólogo, es una primera persona que expresa su situación y, por tanto, incluso podría funcionar teatralmente".

El galardonado autor celebra también el hecho de que sea Amnistía Internacional Andalucía la convocante del premio: "Es gratificante para mí, porque es una entidad con la que yo simpatizo, que representa una serie de valores que para mí son muy importantes". Premio doble, vaya, para un texto "en relación con los derechos humanos":

"Es una historia que tiene dos niveles de lectura, que en principio se desarrolla en el mundo de las nuevas tecnologías pero que tiene su paralelismo con la situación social, las brechas que existen entre el mundo opulento y el de las naciones que padecen una serie de carencias fundamentales. Es un texto en el que intento conectar con una serie de valores que creo que son muy defendibles", concluye. 

Sobre las páginas o en el escenario, La fuga refresca un currículo de esos que quitan el hipo, el de un autor que a lo largo de su dilatada carrera ha pasado también por la poesía (Todas las estatuas están fingiendo) y siempre con un denominador común: por la puerta grande.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK