Cerrar Buscador

"El tenis de mesa tiene valores aplicables en la familia y en el colegio"

Por Fran Cano - Octubre 11, 2020

El presidente del Hujase Jaén, Alfonso Alejo (Jaén, 1959), no imaginaba las alegrías que le iba a dar el tenis de mesa, un deporte que había probado alguna vez pero del que su hija Alejandra quedó prendada. Ha pasado el tiempo y el máximo responsable de la entidad fundada en 2016 está feliz por el hito logrado: el equipo sénior debutará en Superdivisión, la élite, en 2021, siempre y cuando la pandemia lo permita.

Alejo, con la mascarilla del club, visita la Redacción de Lacontradejaén, en el Coworking Cuatro Gatos, para hablar de deporte, de la Formación Profesional (FP) y de la sanidad. En los dos últimos ámbitos ha ejercido durante más 30 años. Alejo habla como lo que es, un profesional con experiencia. También duda. Es decir, también cree que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Ese ímpetu de superación es, a fin de cuentas, genuinamente deportivo.

—¿Qué tal van los entrenamientos?

—Van muy bien, con mucha precaución y manteniendo siempre el protocolo del Covid-19. Tenemos que hacerlo para disfrutar del deporte. Los jugadores están muy implicados y estamos muy satisfechos porque no paramos de crecer. Desde el 15 de septiembre se han incorporado nueve jugadores y a cuatro o cinco le hemos dicho que no tenemos plaza, porque tendríamos que ampliar el local y conseguir más monitores. Es complicado. El espacio es el que es. Y con más jugadores las medidas de seguridad no pondríamos mantenerla. La escuela, desde prebenjamín hasta veteranos, ronda los 40 jugadores.

—¿Cuáles son las principales inquietudes que han trasladado las familias de los canteranos?

—Realmente el padre quiere que el niño realice actividad deportiva, más aún cuando las extraescolares están tan limitadas en el colegio. Los padres ven que la vida sigue y que el deporte es esencial. Además, como ya comenté en este diario, en el tenis de mesa el riesgo es menor. Existen al menos dos metros de distancia y el terreno de juego es casi siete por cuatro que sólo lo utilizan dos jugadores. Es decir, hay unas garantías de seguridad que no se dan en otras prácticas. Creo que los padres buscan eso, que los niños hagan vida normal y que se corra el menos riesgo posible.

—Supongo que en la directiva también están muy ocupados ahora.

—La verdad es que no damos abasto. No sabemos exactamente hasta cuándo tenemos de plazo para hacer los diferentes trámites. Y cada vez salen cosas nuevas. Estamos un poco desbordados. La Liga empezará el día 9. Aún no tenemos el plazo de inscripción para las ligas territoriales. Tampoco está en plazo la licencia de los jugadores de la cantera. Estamos a expensas de que vean la luz diferentes informaciones para poder trabajar y cerrar asuntos.

—La competición regresará el 9 de enero. Estarán con muchas ganas, ¿no?

—Muchísimas ganas. Las jugadores lamentan mucho que la liga empiece tan tarde. Todas tienen ganas de entrenar, y algunas llevan una semana en sus respectivas instalaciones deportivas. Las extranjeras ya participan en diferentes ligas. La verdad es que hay mucha ilusión. Vamos a ver cómo lo afrontamos.

"LA SUPERDIVISIÓN SUPONE UN SALTO ABISMAL"

—¿Le parece la mejor fecha para volver a competir?

—Sinceramente me hubiese gustado empezar cuanto antes mejor. Ahora sabemos cómo está realmente la situación y hubiésemos necesitado una gran flexibilización de las normativas de la Federación española para que nos hubiese permitido este regreso. En lugar de haber hecho una liga regular con un partido cada semana se podría haber hecho por concentraciones, de modo que en un fin de semana se junta un grupo de equipos y disputan varias jornadas. ¿Dónde? Nos olvidamos un poco del ego de cada cual y lo hacemos en las zonas con más seguridad para jugar. Si se hubiera flexibilizado y la Federación permitiese aplazar los partidos, cuanto antes mejor. Sabemos cómo estamos y tenemos tiempo para aplazar los partidos que haya que aplazar hasta junio. En enero no vamos a tener tiempo. Yo era partidario de empezar el 19 de octubre con la condición de la flexibilización.

—¿Cómo están las chicas ante el estreno en Superdivisión?

—Están muy ilusionadas y muy motivadas. Son muy responsables. Saben que entre División y Superdivisión hay una diferencia abismal. Tienen su reparo, pero están al cien por cien de ganas. Desde la directiva decidimos que deben estar arropadas por jugadoras con experiencia en la máxima categoría. Le hablo de deportistas como Tatiana Garnova, por ejemplo. Darán apoyo a quienes debutarán en la máxima categoría.

—¿El grueso de la plantilla debuta?

—Va a debutar puntualmente, porque hay todavía jugadoras que no están del todo listo para Superdivisión. Sí van a tener la posibilidad de cotizarse. En el momento en que consigan buenos resultados en la categoría anterior saben que tienen una proyección y una salida en la categoría superior. Van a tener opción, como digo, de acompañar a las jugadoras de élite y contarán en su expediente con esa experiencia de haber debutado en el top competitivo.

—¿Se imaginaba llegar a la élite tan pronto?

—No me lo imaginaba tan pronto. Hemos tenido mucha dificultad en la categoría de plata. Nos ha costado trabajo afrontar ciertas situaciones. Tampoco pensamos subir a Primera División cuando estábamos en División. El primer año fuimos líderes casi imbatidos, porque sólo perdimos el último partido cuando ya estábamos listos para la fase de ascenso. El desarrollo de la liga nos abocó al liderato, como ha ocurrido en esta última temporada, donde sí hemos ido viendo la posibilidad de ascender. Advertimos que habíamos hecho muy buena primera vuelta. Contábamos con buenas jugadores, con ganas e ilusión. Casi siempre estuvimos arriba y las circunstancias han ayudado un poco.

"LA FP LOGRA ÍNDICES DE COMPETITIVIDAD MUY ALTOS"

—Lo suyo con el tenis de mesa es una historia familiar, ¿verdad?

—Sí, así es. Fue gracias a mi hija Alejandra. Con ocho años se apuntó a una actividad extraescolar en el Colegio Ramón Calatayud. Vino a casa y me dijo: "Me he apuntado a tenis de mesa". Ella le puso interés y siguió practicándolo. Cada vez nos fuimos metiendo más en este deporte, y ya son casi 12 ó 13 años los que llevamos navegando por el tenis de mesa.

—¿Qué le ha cautivado del deporte?

—Lo practiqué de joven de forma muy amateur. Sin pretensiones. Pero al final he encontrado en este deporte, con el ejemplo de mi hija y de otros jugadores en los torneos, que es sano y noble. Es un deporte que permite inculcar valores muy importantes, como el sacrificio, la entrega, la disciplina, el compañerismo, la generosidad y el esfuerzo. Son valores que se deben inculcar en la familia y en el colegio. El deporte nos ayuda, y más el tenis de mesa, a educar íntegramente a la persona. La verdad es que disfruto con este deporte. Es una pasión. Me paso las horas viendo jugar y disfruto de los entrenamientos. Se me pasan volando.

—Es profesor en FP. ¿Es cierto que ha habido un cambio de percepción en la importancia de la FP en cuanto a la inserción laboral?

—Durante mucho tiempo la FP ha sido la oveja negra de la educación. Le puedo asegurar que dentro de la FP se han hecho trabajos muy importantes. Se han logrado índices altos de profesionalidad y competitiva muy altos. Es vital que no se pierda la figura del profesor con autoridad, que no es lo mismo que autoritarismo.

—Y también es profesional sanitario. ¿Le sorprende todo lo que está pasando por el coronavirus, con el confinamiento de Linares?

—Me parece increíble que haya quien cuestione la existencia del coronavirus. La realidad nos dice que hay un virus, con un montón de gente afectada, diagnosticada y muchos muertos. Yo no puedo ver el virus, pero el microbiólogo seguro que lo ha visto. No se puede cuestionar el método científico, la forma de hacer de la ciencia.

—El mensaje de las autoridades apela siempre a la responsabilidad individual. ¿Está siendo la gente responsable?

—Mayormente sí, aun cuando siempre hay casos, como vemos en prensa, de gente que incumple las normas. Pero creo que la gente de Jaén sí es concienzuda.

—Puede acabar la entrevista como quiera.

—Le doy las gracias por este espacio, porque los medios también construyen nuestra historia con el tenis de mesa. También quiero anunciar que fomentaremos una liga interna inclusiva entre nuestros jugadores que nos permita un rodaje para llegar a enero en el mejor estado de forma posible. No sólo queremos que crezca la cantera, sino también proyectar a los jugadores para que participen en las ligas territoriales. Tendremos dos equipos en la categoría inferior de la Liga Andaluza, en División de Honor, con 15 jugadores de diferentes edades.

Fotografías y vídeo: Fran Cano.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK