Cerrar Buscador

ANÁLISIS | Así es la democracia

Por Fran Cano - Agosto 24, 2017
Compartir en Twitter @FranCharro
ANÁLISIS | Así es la democracia
'Así es la democracia', análisis del cambio político en Begíjar. Foto: Twitter Miguel Contreras.

El frágil sistema de alianzas ha motivado los dos últimos cambios en el poder en Begíjar; ahora es Damián Martínez el alcalde que ha necesitado de otros actores para volver al poder

“Sí, te queremos”. Ése fue el grito de los simpatizantes del PP que envolvió la jura de cargo de Damián Martínez. Ya era nuevo alcalde de Begíjar. No ha necesitado el líder conservador esperar a las urnas de 2019 para volver a intentarlo; él siempre ha defendido que los comicios de 2015 ya lo señalaban como legítimo regidor del pueblo. Entonces apenas un puñado de votos lo separaron de la mayoría absoluta. No gobernó porque el PSOE, el PA e IU sellaron una triple alianza que ahora se ha revelado frágil y que desde el principio pareció oportunista.

Los acuerdos que apearon a Martínez de la Alcaldía hace dos años cuando duplicó en porcentaje de votos al PSOE —el segundo partido más votado— forman parte de  las reglas de la democracia. La suma de votos de los rivales del PP permitió que la lista más votada fuese directa a la oposición. “Así es la democracia”, defendieron los artífices del pacto, con el socialista Andrés Gárate a la cabeza.

Dos años después, con las municipales en el horizonte, es Damián Martínez quien apela a los mecanismos democráticos que permiten cambiar escenarios políticos. “Han triunfado la legalidad y la democracia”, dijo ayer, nada más convertirse de nuevo en alcalde.

PROTAGONISTAS DEL CAMBIO

Lo cierto es que Martínez regresa al cargo que tenía en 2015 gracias a Pilar Montes, la concejal que ha dado la espalda al ya Gobierno extinto de Gárate y que ha promovido la moción de censura en sintonía con los cinco representantes del PP. Montes se puso en el foco, y la visión política que la ciudadanía tiene de ella depende de quien la describa. A ojos del PP, ha actuado con responsabilidad, porque el cambio es necesario. El PSOE la tilda de “tránsfuga” y considera que personaliza los defectos de la moción. Los socialistas mantienen que es ilegal.

Otro nombre propio es el de José Pozo. Critico con la gestión de Gárate, ayer dio luz verde como miembro de la mesa de edad a una moción cuyo desenlace conocía. Votó en contra, y el PSOE no le perdona lo que entiende que es una incongruencia. Una vez más el factor ideológico se disipa en los pueblos: un edil de IU permite que el PP vuelva a la Alcaldía. IU Jaén defiende y valora la actitud de Pozo, al tiempo que señala a Gárate como el principal culpable de su caída.

Pactos, acuerdos, desacuerdos y alcaldes que entran y salen antes de que el ciudadano acuda las urnas.

Así es —también— la democracia.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK