Cerrar Buscador

La recuperación del Cruceiro del Altozano acaba con años de vandalismo

Por Esperanza Calzado - Junio 07, 2020
La recuperación del Cruceiro del Altozano acaba con años de vandalismo

El Cristo Crucificado de Andújar apareció en abril de 2019 con las piernas cortadas. En 2017 ya le seccionaron una, como pasó en 2013. En junio, lo destrozaron

El vandalismo se ha cebado de manera especial a lo largo de los años con el Cristo Crucificado del Cruceiro del Altozano del Convento de Andújar. En junio del año pasado lo destrozaron, en el sentido más literal de la expresión. Pero antes, ya había sufrido varios ataques. En abril de 2019 apareció con las dos piernas cortadas. En 2017 ya le seccionaron una, como también pasó en 2013. Ahora, ha sido restaurado.

Así, el cruceiro junto a la iglesia de Santiago ha recobrado su imagen gracias a la labor del escultor Manuel López con la ayuda de Luís Gómez y de Manuel López hijo. Tras el vandalismo sufrido, se ha tenido que recomponer su figura con los restos que se pudieron recuperar de la cabeza, torso y brazos. Según explica la Asociación Amigos del Patrimonio de Andújar, las piernas se han tenido que hacer de nuevo. La Concejalía de Servicios, Infraestructuras y Urbanismo del Ayuntamiento de Andújar ha costeado la restauración.

La labor comenzó con la fijación de la figura a la cruz por medio de pernos. Las piernas han sido modeladas con un material de taco químico creando una pátina imitadora del material original, que es piedra de granito, y se ha fijado la imagen al completo en la cruz respetando su posición original. Una talla cuyas piernas dejan ver una posición muy elegante con un solo clavo cruzando los pies en la base de la cruz.

Una vez modelada la figura con las partes nuevas y las que se conservaron, el proceso de restauración ha seguido con la reintegración cromática a base de témpera con una técnica reversible al agua según el protocolo a seguir, fijando el color con una capa de hidrofugante para impermeabilizar la pieza y preservarla de la humedad. El resultado final ha sido muy satisfactorio, pues ha quedado como si fuera de granito, el material original.

 Foto: Asociación Amigos del Patrimonio de Andújar
Foto: Asociación Amigos del Patrimonio de Andújar

El cruceiro de Andújar se debe a Argimiro Rodríguez Álvarez, alcalde del municipio en la década de los 70. Era gallego y lo tenía en su casa de campo, una viña en la Sierra de Andújar, tal y como recuerda Juan Vicente Córcoles. La familia lo donó al Ayuntamiento. Cuando el popular Jesús Estrella era regidor, se le dio la ubicación en el Altozano del Convento, junto a la iglesia de Santiago. Se trata de un entorno urbano recoleto que se ha visto beneficiado por la presencia de esta obra de arte de religiosidad popular.

Los cruceros son unos monumentos religiosos constituidos por una cruz de piedra que se eleva sobre un pilar. En su parte alta tiene un cristo en la cruz por una cara, mientras que por la otra es una virgen o un santo. Típicos de Galicia y del norte de Portugal, solían ubicarse en los cruces de caminos, integrándose a veces como parte de un viacrucis.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.