Cerrar Buscador

Andújar profundiza en el patrimonio de ultratumba

Por Esperanza Calzado - Noviembre 06, 2017
Compartir en Twitter @Esperanza44
Andújar profundiza en el patrimonio de ultratumba
Más de ochenta personas participan en un recorrido por las formas de enterramiento a través de la historia.

Más de ochenta personas participan en un recorrido por las formas de enterramiento a través de la historia

La Andújar de Ultratumba. Así se llama el itinerario llevado a cabo por las formas de enterramiento a través de la historia. Es una actividad propuesta por la Asociación Amigos del Patrimonio de Andújar, con la colaboración de la Concejalía de Cultura dentro de la campaña Otoño en los Museos.

Más de ochenta personas participaron en la actividad que comenzó en el Cementerio Municipal. Unas instalaciones que ya estaban en el 1848 y que se gestarían en la década de los años 30 del siglo XIX con la llegada de la España Liberal. Los cementerios se deben a una Real Cédula de 1787 dada por Carlos III en la que se obliga a los ayuntamientos a crear cementerios en lugares óptimos para dejar de enterrar en las iglesias y en los conventos. Según explica la asociación, por aquellos años Andújar tenía cinco parroquias y doce conventos, todos con sus correspondientes cementerios. Se habló del cementerio que se pudo ubicar en la zona de Dulce Jesús, pero que no se llegó a realizar, y del que hubo al final de la calle Ancha junto a la ermita del Buen Suceso, hasta llegar al actual ubicado al Norte de la ciudad y de la Pontanilla.

El itinerario permitió conocer las distintas formas de enterramiento como los lapidarios, escultóricos y criptas-panteones. Se recorrieron treinta puntos por su interés artístico. Se vieron modelos clasicistas, neogóticos, neoárabes, regionalistas y modernistas. También se visitaron a ilustres iliturgitanos enterrados en el lugar como Agustina Pérez de Vargas, fundadora del patronato “Virgen de la Cabeza”; el Alférez Moreno, muerto en la guerra de África en 1920; Argimiro Rodríguez, alcalde que fue de la ciudad en la década de los 50-60; José Pérez de Vargas y del Río, sexto Conde de la Quintería, y los panteones de las familias Gil de Muro, Montané y Miñón, empresarios e industriales de la ciudad de principios del siglo XX. También se visitaron la de la familia de Luis Piña, este ya como tipo en el siglo XXI. Se habló, además, sobre la simbología e imágenes relacionadas con el arte funerario.

La visita continuó por la iglesia de Santiago, donde se trataron los hallazgos de cadáveres en julio de 1986 tras llevar a cabo unas reformas por la Junta de Andalucía. Terminó en la iglesia de Santa María, donde hay dos tipos de enterramiento privado como son las capillas mausoleos de los Reinoso y de los Condes de la Quintería.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK