Cerrar Buscador

Por qué Telegram y Signal ganan usuarios ante WhatsApp

Por Fran Cano - Febrero 03, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
Por qué Telegram y Signal ganan usuarios ante WhatsApp
Aplicaciones de mensajería de instantánea y redes sociales. Foto: Fran Cano.

El consultor tecnológico jiennense Daniel Berrios asegura que los usuarios cada vez son más celosos de la privacidad y de ahí las variantes a WhatsApp

La hegemonía de WhatsApp como aplicación de mensajería es tan indiscutible como que los usuarios cada vez son más recelosos acerca de la privacidad. La reflexión la firma Daniel Berrios, consultor tecnológico de Jaén que atiende a este medio, para explicar el auge de alternativas como Telegram, cada vez más asentada, y Signal, la más segura, según señalan portales expertos en tecnología como Xataka.

Haga la prueba, lector. Descargue, si no las tiene, Telegram y Signal y comprobará que un número nada despreciable de contactos que ya tiene Whatsapp no se conforma con la app enmarcada dentro de Facebook. En el caso de Telegram, tal y como contó este medio, hubo una fuga de usuarios a la app rusa muy pronunciada en abril del año pasado, en pleno contexto de la pandemia, con la propagación de bulos.

"El otro día estaba hablando de ollas en WhatsApp y de pronto tengo anuncios de ollas en Facebook", ejemplifica entre risas Berrios acerca de la relación entre ambas empresas, propiedades de Mark Zuckerberg. "Aunque funcionen de forma diferente, comparten servidores", explica y señala que WhatsApp también ha advertido la importancia de 'pulirse' en cuestión de privacidad: "Ahora para vincular la app en un ordenador pedirá la huella digital o el reconocimiento facial", dice.

"LA GENTE TIENE MIEDO A CEDER INFORMACIÓN PERSONAL"

Berrios apuesta por Telegram. Está en WhatsApp —como todos— para seguir en contacto con amigos y por cuestiones laborales, pero destaca que la app creada por los hermanos Nikolái y Pável Dúro va siempre a la vanguardia. "Es la Apple de la mensajería. Innova y el resto copia", añade. Telegram permite tener un chat con otra persona sin necesidad de que los interlocutores vean el número del otro; basta con el nombre de usuario. Es decir, es más privado. "Cada vez tiene más funcionalidades a nivel de comunidad, con los canales, que son una maravilla e incluso se puede hacer un 'Scape Room' en formato texto en Telegram", manifiesta.

En Signal, la menos conocida, llama la atención que la app pide recurrentemente un número pin al usuario. Tiene quizá menos 'cosmética' que el resto: no hay tantos emoticonos, por ejemplo, pero está ganando usuarios también en la provincia y es la app que menos información pide para ser instalada. "Es cierto que hay un 'boom' periodístico con Signal, pero creo que no hay tanta actividad. No está orientada para todo el público", señala.

La llegada de más alternativas beneficia, en principio, al usuario. La privacidad de los datos ha ganado peso en los debates político y social. "Antes no se tenía tanto en cuenta. Los teléfonos inteligentes piden más permisos para cuestiones como acceder a los contactos y a la cámara, y hay más preocupación. La gente tiene miedo a ceder datos", opina Berrios, al tiempo que remarca una relación: cada vez es más fácil publicar (cualquier cosa) y por ello el usuario quiere que las plataformas sean más seguras. Telegram, Signal y WhatsApp. "Y la calle, recomiendo también la calle", concluye.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK