Cerrar Buscador

Casi cien almas cambileñas entregadas a la lucha por la igualdad

Por Javier Cano - Agosto 06, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
Casi cien almas cambileñas entregadas a la lucha por la igualdad
Un buen número de asociadas, en un acto anterior celebrado en Cambil. Foto: Asociación 1º de Marzo.

Con tres décadas largas de actividad, la Asociación 1º de Marzo del municipio se ha convertido en uno de los municipios señeros del movimiento asociativo local

Todos, hombres y mujeres, pasan como pueden estos calores con los que se ha descolgado el verano de 2022; todos sin distinción lo padecen y se afanan en aliviarlo a golpe de abanico, ventilador, mando a distancia, piscina o playa, que el sol sale para todos y todos se mojan cuando llueve, como dice el dicho. 

En eso lleva tres décadas largas la Asociación de Mujeres 1º de Marzo de Cambil, en "luchar contra todo tipo de discriminación, en trabajar por la igualdad y que esta sea real en todos los ámbitos, en erradicar la violencia de género...", en palabras de la presidente de este colectivo, Catalina Carcelén. 

Casi cien almas cambileñas volcadas desde la fundación del grupo (allá por principios de los años 90) en que términos como sororidad, empatía o diversidad sean palabras cotidianas y, lo más importante, hechos:

"Hay mucha tarea por delante, muchísimo trabajo; trabajamos codo con codo con el Ayuntamiento, que nos ayuda económicamente y siempre está dispuesto a lo que le proponemos. Se habla mucho del mundo rural, pero es el más desfavorecido y donde menos se invierte", sentencia la responsable de '1º de Marzo'.

Y eso que el balance que realiza la presidenta tras estos treinta años de actividad es positivo, pero siempre hay matices: "Hemos conseguido muchísimos derechos, hemos luchado y seguimos luchando por erradicar la violencia de género y por la igualdad entre hombres y mujeres, pero cada año veo que hay más techos de cristal, más trabas, es como si quisieren quitarnos de enmedio".

Así, golpe a golpe y grano a grano, han llegado a convertirse en una de las asociaciones señeras del municipio, activa a rabiar, que se bate el cobre "todo el año" (Carcelén dixit) aunque, inevitablemente, el mes que le da nombre sea para ellas lo que el Viernes Santo para un cofrade de la Macarena.

"El tejido asociativo en Cambil es muy importante, y ahí destaca la labor que hace la asociación de mujeres sobre todo para visibilizarlas a ellas mismas y su lucha para que la igualdad real sea un hecho; con todas sus actividades han hecho que muchas de las mujeres que estaban en sus casas o que salían en el día a día formen parte de la sociedad y se involucren en muchas iniciativas, así que el trabajo que hace '1º de Marzo es tremenda: cursos, redes sociales, talleres tradicionales, el 'aguacebá'...", resalta el alcalde cambileño, Camilo Torres, a este periódico. 

Pero lo dicho, su agenda abarca los doce meses y es amplia, tela de amplia: talleres de sexología, psicología, risoterapia, charlas, exposiciones, viajes culturales... "Todo siempre con ese trasfondo de reivindicación de la igualdad real", aclara la cabeza visible de la asociación, que cuenta con el apoyo de una junta directiva vicepresidida por Pepi Muñoz Raya. 

Vamos, que donde el común de los mortales ve un cuadro colgando de las paredes de un museo, ellas exprimen hasta el último detalle de una obra para arrimarla a su causa: "Les buscamos también la perspectiva de género, comprobar a través del arter cómo, antes, la mujer estaba subyugada". 

Un colectivo, en definitiva, que es ya un clásico del repertorio asociativo cambileño, que se preocupa también de preservar las tradiciones locales (ahí está su participación en las fiestas agosteñas, en la esperada cita con el 'aguacebá') y cuyo leit motiv destila nobleza, buen rollo, humanidad: "La ciudadanía se merece vivir más feliz, sin desigualdades en todo ámbito", aseguran. 

"No importa lo rico que sea un país, sino lo desigual que sea", en palabras del historiador británico Tony Judt. Un país no, un pueblo: Cambil, y una asociación de mujeres, '1º de Marzo', se propusieron (y siguen en la brecha) que entre el rótulo que lo anuncia y la señal tachada que informa del fin de su término municipal no tenga sitio eso precisamente: la desigualdad. 

 Componentes de la asociación, durante una de sus actividades de reivindicación de la igualdad. Foto: 1º de Marzo.
Componentes de la asociación, durante una de sus actividades de reivindicación de la igualdad. Foto: 1º de Marzo.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK