Cerrar Buscador

La compañera de la campeona

Por Fran Cano - Septiembre 21, 2019
La compañera de la campeona
La atleta Lola Chiclana y su pareja, Manuela Miras.

La atleta Lola Chiclana recibe hoy un homenaje en Rus; su pareja, Manuela Miras, cuenta las claves de la ruseña, campeona de Europa en media maratón este año y número uno del mundo en 2018

Manuela Miras (Úbeda, 1968) nunca correrá tanto como su pareja, Lola Chiclana (Rus, 1977). Miras no compite, pero siempre está al lado de la atleta, recientemente campeona de Europa en Venecia (Italia). La última conquista son tres oros como tres soles: media maratón individual, por equipos y en 10.000. Hoy sus paisanos y el Ayuntamiento le rinden un homenaje en el marco de la IV Carrera Popular Villa de Rus.

Chiclana cuenta que los éxitos de los últimos años —en 2018 fue campeona del mundo de media maratón— son posibles gracias a que tiene al lado a Manuela Miras. "Yo hago de mánager, fisioterapeuta y fotógrafa", dice Miras, que también se encarga de estudiar los rivales, de controlar cuáles serán los peligros de cada prueba y, en definitiva, de ponerla al día. Hasta de reivindicarla: "Ella no lo dice, pero tiene la mejor marca personal de media maratón de Jaén: una hora, 17 minutos y 21 segundos", puntualiza de memoria en conversación con este periódico.

Llevan juntas 23 años. Se conocieron en el pub Giratuto de Úbeda. Desde entonces han vivido, como cualquier pareja, momentos de alegría y otros complicados. "Nos fuimos a Beas de Segura porque yo soy trabajadora social y conseguí la plaza", recuerda Miras. Lola Chiclana se convirtió en jardinera y enamoró a los mayores del pueblo. "Cuando se quedaba sin trabajo los abuelos recogieron firmas para que volviese a ser contratada", dice la pareja.

Viven en Úbeda y atienden a sus respectivas madres, porque ambas atraviesan situaciones difíciles. La de Chiclana padece alzhéimer y la de Miras, ceguera. La atleta combina el atletismo con cuidar a personas mayores. "El deporte ha sido una válvula de escape para los dos. Desde fuera no se ve, pero no todo es ganar y alegría", contrapone.

 Lola Chiclana posa con la bandera de España en Venecia (Italia).
Lola Chiclana posa con la bandera de España en Venecia (Italia).

"CORRER POR MI PUEBLO ES ESPECIAL"

Miras destaca el gen competitivo y la capacidad de sacrificio de Lola Chiclana. Cuenta que en julio forzó al máximo para entrenar. Los trabajadores que velan por la pista de atletismo de Úbeda se quedaban asombrados al verla correr desde el mediodía hasta las dos de la tarde.

Lola Chiclana, ahora en el club malacitano Cuevas de Nerja, llegó al atletismo en 2014 después de haber sido futbolista del Atlético Jiennense. El periplo en el césped fue breve. Más tarde, en Beas de Segura, estuvo doce años sin hacer deporte. Cogió peso hasta los 72 kilos, sufrió un varapalo personal y ya en Úbeda empezó con el ciclismo. Poco a poco, la bicicleta dio paso a correr. Un día salió a entrenar por la Vía Verde de Las Fuentezuelas y acabó en el límite con Torredonjimeno. Cuando regresó, su hermana, que la había animado a correr, se quedó impresionada. "Tienes que ir a la San Antón", le dijo.

La rureña admite que por entonces ni si quiera sabía qué era la San Antón. El debut fue estupendo: quedó sexta en la general. "Es una carrera preciosa. La disfruté sin estar pendiente de los tiempos ni de las posiciones", recuerda. Desde ahí saltó al Gran Premio de las Carreras Populares Jaén Paraíso Interior, de la Diputación. En el curso 2014/2015 logró 20 podios en otras tantas pruebas. Nadie lo había hecho antes. Compitió en veterana A, y ahora lo hace en veterana B. "Me he llevado el premio seis años por ser la primera absoluta", dice. El éxito en el ámbito provincial le ha permitido competir los últimos cinco años en la carrera Jean Bouin, celebrada en Barcelona. El balance es de tres 'platas' en cinco participaciones.

Hoy le llega Rus, donde incluso se ha involucrado en la organización. Está feliz por el impulso que ha tomado el atletismo en el municipio. "Estamos trabajando todos para que la carrera se consolide y siga muchos años", valora. Ella siente algo especial cuando le toca correr por el casco urbano, entre sus vecinos. Le gusta escuchar su nombre y que sea asociado al adjetivo 'campeona'. Es el orgullo que comparte con Manuela Mira, la eterna compañera de la atleta.

 Lola Chiclana, en la competición celebrada en Venecia.
Lola Chiclana, en la competición celebrada en Venecia.

COMENTARIOS

Antonio

Antonio Septiembre 21, 2019

Record provincial dolores pulido año 2010. 1.17.02 en Pamplona 9 de mayo 2010. Atleta nacida en Mancha Real.

responder

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.