Cerrar Buscador
ATLETAS EN DIRECCIÓN CONTRARIA

ATLETAS EN DIRECCIÓN CONTRARIA

Por Fran Cano - Marzo 17, 2018

No hay focos. No hay dineral de por medio. Solo hambre competitiva. Deportistas anónimos concilian la práctica con trabajos tan diferentes como la recolecta de la aceituna o la fisioterapia. En el renovado Club Sierra Sur de Jaén Atletismo y Montaña dos nombres destacan por sus historias personales. Gente que corre a la contra. Abdelfatah Dalal participará en el Campeonato de Montaña de Holanda para ser seleccionado por el país tulipán con vistas al Campeonato del Mundo de septiembre. Silvia Lara es castillera, una de las primeras mujeres miembros del club, y competirá en el Campeonato de España de kilómetro vertical el próximo 20 de mayo, en Cantabria. ¿Tiene sentido competir a sabiendas de que las opciones económicas que ofrece el atletismo son residuales?

EL CORREDOR CON GENÉTICA IDEAL NO TIENE PASAPORTE

 Abdelfatah Dalai Jirari llegó a Alcalá en 2008.
Abdelfatah Dalai Jirari llegó a Alcalá en 2008.

Abdelfaltah Dalal Jirari (Rotterdam, 1995) echó el primer grito al mundo hace 22 años. Hijo de padre marroquí y madre holandesa, se afincó en Alcalá en 2008. Un problema de salud del progenitor exigía un clima que le beneficiase. La recomendación de una amiga del padre hizo que Alcalá se convirtiese en el hogar de residencia de la familia.

El hijo también se aclimató sin problemas al sur de Jaén. Tanto que hoy su acento es marcadamente alcalaíno. También habla árabe y "un poco" de holandés. Como mejor habla es con los pies, coinciden sus compañeros del Club Sierra Sur de Jaén.

La historia de la promesa empezó con una fractura en el brazo derecho. Una caída allá por 2012 ó 2013, según recuerda. Ya buscaba en Google clubes donde empezar a entrenar. Lo primero que hizo cuando se libró del cabestrillo fue salir a correr con su amigo Ismael Elorfi. "Queríamos prepararnos para el cross de Los Llanos", recuerda Dalal en conversación con este periódico. Quedó tercero en la categoría júnior, y llamó la atención de la gente del Club de Hockey (CH), donde nació el colectivo de atletismo.

Aparecieron entonces en la vida de Dalal nombres importantes como Antonio Mudarra y Francisco Ramírez, quien en su día entrenó a la subcampeona del mundo Blanca María Serrano Serrano. Los dos fueron sus guías cuando arrancó en el CH. La influencia en el caso del segundo creció y creció con el paso del tiempo. "Es como mi padre", reconoce Dalal.

Su padre biológico, en cambio, tenía dudas de si el joven estaba hecho o no para el atletismo. Después de cada entreno, cuando Dalal llegaba a casa falto de aire y doblado como un calcetín, el padre lo miraba con cara de interrogación:

—¿Tú crees que sirves para esto?

Y Dalal —en Alcalá lo conocen con el nombre de Facha por una anécdota escolar que nada tiene ver con política— siguió entrenando.

Apoyado en la estrategia de Miranda, registró un tiempo de una hora y ocho minutos en su primera Media Maratón de 21 kilómetros en Córdoba. "Paco me lo ha enseñado todo, y no solo en el deporte. Sus valores me han arropado. Sin él estaría perdido", alaba al preparador. Dalal brilla tanto en asfalto como en montaña, subiendo y bajando. "Rápido, es muy rápido", dice José Luis Hinojosa, compañero de club y tesorero del colectivo.

Los trofeos se han ido acumulando tanto en pruebas locales como en torneos de envergadura. Reinan en sus palmarés el tercer puesto en el Campeonato de Montaña de España en Zumaya (2017), y otro bronce en la Media Maratón de Córdoba (2017). En el horizonte tiene un reto: competir en el Campeonato de Holanda de Montaña que se celebrará el próximo 10 de junio en Suiza. Es su oportunidad de ir convocado para el Campeonato del Mundo de Montaña que se disputará entre el 13 y el 15 de septiembre en Escocia. "España no me ha llamado porque no tengo el pasaporte", dice. Lleva más de una década de residencia en España, tiene una genética privilegiada y ha firmado los registros necesarios. Pero le falta un documento: el único camino que se le resiste es el burocrático. "Llevaré la indumentaria del club en el torneo de Holanda", promete.

&feature=youtu.be

"TRABAJÉ EN LA ACEITUNA AL ACABAR LA COPA DE ESPAÑA"

Admirado en la Sierra Sur y con proyección internacional, el atleta también conoce el cuarto oscuro del atletismo. Una experiencia lo dejó tocado en el curso anterior. Incluso escribió una entrada en Facebook para desahogarse. "Tuve que ir a la aceituna para pagarme el alquiler justo después de que concluyera la Copa de España", recuerda.

La competición supuso seis carreras y un premio que no llegó a 200 euros. "Este es un deporte minoritario. Como no tengas un trabajo, no puedes vivir de esto. Es muy difícil", razona. A Dalal le gusta el diseño gráfico.

LA FISIOTERAPEUTA ITINERANTE QUE REINA EN EL DESNIVEL

 Silvia Lara destaca sobre todo en las pruebas de kilómetro vertical.
Silvia Lara destaca sobre todo en las pruebas de kilómetro vertical.

Silvia Lara Diéguez nació en Castillo de Locubín hace 31 años. Es fisioterapeuta, y si bien la consulta está en su pueblo, es habitual que se desplace a domicilios particulares, sobre todo en Alcalá. Su testimonio ilustra cómo conciliar la vida profesional con el deporte.

Lara acumula un palmarés estupendo: ganó el Campeonato de Andalucía de Kilómetro Vertical en 2017 después de ser subcampeona un curso antes, y es campeona de los dos últimos torneos de Andalucía de Snow Running. El año pasado, además, quedó tercera en el Campeonato de España de la práctica en nieve.

Hoy vicepresidenta del Club Sierra Sur de Jaén, ingresó en el colectivo en 2014, cuando aún era el CH. Se animó con todo: maratones y kilómetro vertical en montaña. "Antes del club practicaba en grupo deportes como el senderismo. Siempre me ha gustado la naturaleza", cuenta a este periódico.

El punto de inflexión, las ganas de pasar de circuitos lúdicos a un escenario más competitivo, llega al descubrir cómo es una carrera Ultra Trail Mont Blanc. Algo llamó su atención. “El ambiente”, afina ella.

Cuando Lara formó parte del colectivo en Alcalá, solo tres o cuatro mujeres compartían filas con la mayoría de hombres. El panorama ha cambiado cuatro años después: el número de mujeres ha crecido hasta llegar a 13.

La castillera entrena cuatro veces a la semana en torno a la hora por día. Los fines de semana le gusta ir a la Sierra de Frailes, por la zona de Los Llanos del Ángel. Entre semana es más complicado, porque hay menos tiempo. "Sé que hay mucha gente como yo, que saca horas para competir", se arranca. "Evidentemente, las ganas y la motivación son el motor que me impulsa para salir a correr, por ejemplo, una noche de lluvia", argumenta.

¿Y por qué correr? Existen el sofá, el móvil, la tablet, el ordenador y la televisión. ¿Por qué correr? Silvia Lara reposa la respuesta: "No sé, me gusta correr aunque no sepa bien por qué", dice. "Es agradable la satisfacción cuando lo has hecho y llegas a casa machacada", añade.

 Lara también es una gran atleta sobre la nieve. En la imagen, el dorsal 44.
Lara también es una gran atleta sobre la nieve. En la imagen, el dorsal 44.

“Ella entrena como nadie. Y pese a que ha ganado campeonatos, es humilde", apunta José Luis Hinojosa. "Hay dos tipos de atletas: los que venden la piel del oso antes de cazarla y quienes se transforman cuando tienen el dorsal. Silvia es del segundo tipo", asegura.

A la jiennense le tocará transformarse en el animal competitivo que es el próximo 20 de mayo, cuando se celebre en Cantabria el Campeonato de España de Kilómetro Vertical. "Viviré la experiencia y lo haré lo mejor que pueda. Hay gente que se dedica de verdad a esto, especialistas. No tengo más objetivos que pasármelo bien", manifiesta.

"QUEREMOS VENDER LA MARCA SIERRA SUR"

Hay ilusión en el Club Sierra Sur de Jaén Atletismo y Montaña desde que a comienzos de año se emancipara definitivamente del CH. "Era raro ir a competir en el marco de un club de hockey", señala Dalal. "Yo también pienso que es bueno cambiar. El CH tiene solera por los grandes atletas que lo han integrado, pero es mejor que tengamos entidad propia", opina Lara.

Cuenta Hinojosa, miembro y tesorero, que el afán del colectivo es construir un proyecto "más global" que venda la marca Sierra Sur a través del deporte. "Estamos muy motivados con el reto", admite.

 El Club Sierra Sur de Jaén afronta grandes retos tras su emancipación como colectivo propio.
El Club Sierra Sur de Jaén afronta grandes retos tras su emancipación como colectivo propio.

El relevo generacional se está dando también poco a poco. Silvia Lara es hoy para atletas jóvenes como Silvia Cano lo que en su día fueron Antonio Mudarra y Francisco Ramírez para Dalal.

Sí, el atletismo es un deporte minoritario en el que las marcas patrocinadoras apoyan solo a los mejores, según denuncian algunos aspirantes a atletas. Quizá Dalal y Lara no vivan nunca de correr. Tampoco van a dejarlo: "En el atletismo no luchas contra nadie. No hay momentos de frustración por perder una pelota o por fallar un pase. Cada zancada es una alegría", interpreta Hinojosa.

Será por una extraña felicidad que abundan los atletas anónimos, marcados por correr contra las circunstancias. En dirección contraria.

 Dalal, exhausto tras una prueba.
Dalal, exhausto tras una prueba.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.