Cerrar Buscador

Rapapolvo a Castillo por saltarse los controles municipales

Por Javier Esturillo - Febrero 12, 2019
Rapapolvo a Castillo por saltarse los controles municipales
El transporte público sufrirá variaciones durante la Semana Santa.

El Ayuntamiento de Jaén exige a la empresa concesionaria del transporte urbano la reposición inmediata de los dos microbuses que ha vendido sin conocimiento municipal

La empresa Castillo, concesionaria del servicio de transporte público urbano, vuelve a estar en el centro de la polémica. En esta ocasión por retirar dos microbuses de la línea 11 -conecta la zona sur con el centro, el Neurotraumatológico y el Polígono de Los Olivares- para luego venderlos sin avisar al Ayuntamiento. El movimiento de la compañía ha sentado como un tiro en la Administración municipal hasta tal punto de obligar al concejal del ramo, Juan Carlos Ruiz, a mandar un requerimiento a Castillo, previo tirón de orejas público. 

El edil ha solicitado por escrito a la concesionaria “la reposición inmediata de los dos microbuses que ha vendido sin conocimiento municipal". "Se trata de dos vehículos que el Ayuntamiento exigió que se adquirieran y pusieran en funcionamiento en base a la concesión de este servicio por parte de la empresa, y que prestan el servicio entre la zona sur y el centro de la ciudad", asegura Juan Carlos Ruiz en una nota. En el requerimiento, le insta a que se haga de nuevo con los vehículos con los que prestaba hasta ahora el servicio.

En este sentido, informa de que el Ayuntamiento, mediante resolución de febrero de 2014, trasladó a la empresa Castillo la necesidad de utlizar en determinadas líneas microbuses, debido a su orografía y características. “Y cual es nuestra sorpresa cuando la empresa concesionaria, sin conocimiento municipal, comunica que ha vendido los dos microbuses. Por tanto, se le ha exigido que vuelva a poner en funcionamiento ambos coches y, en caso contrario, desde el Ayuntamiento se adoptaran las medidas necesarias para que este servicio retorne a las condiciones en las que ya se estaba prestando", advierte Juan Carlos Ruiz.

Juan Carlos Ruiz recuerda que es el Ayuntamiento quien determina el tipo de vehículos que anualmente debe adquirir la empresa para la prestación del servicio de acuerdo con la concesión administrativa. “De modo que para atender la demanda en la zona sur y su paso por la Plaza de Santa María se determina la necesidad de utilizar microbuses con el objetivo de minimizar el impacto visual y la protección del firme de esta vía", señala.

EL PSOE PIDE MÁS CONTUNDENCIA CON CASTILLO

Por su parte, el PSOE exige al alcalde, Javier Márquez, "menos paños calientes" y "más contundencia" con la concesionaria del transporte urbano. “Se lo debe a los jiennenses que la sufren a diario”, ha señalado la concejal Matilde Cruz.

La edil señala que el alcalde tiene sobre la mesa desde hace casi tres años medidas pendientes con la empresa que son mucho más expeditivas que un simple requerimiento, como una auditoría para saber el coste de la concesión a todos los jiennenses y un expediente sancionador acordado en pleno tras el trato dispensado a los conductores por la empresa con el asunto de los tornos.

“A partir de ahí, todo lo que quiera hacer Javier Márquez con la concesión es un paripé para blanquear el descontrol que tiene con las concesionarias. A tres meses de una elecciones es una campaña de imagen poco creíble, y más cuando desde hace año y medio no se convocan las reuniones de la Comisión de Transparencia y Control de Empresas Concesionarias ni las dos sesiones extraordinarias expresamente pedidas por la oposición sobre Castillo”, dice.

La concejal señala que el PSOE no está en contra del requerimiento municipal para que se repongan estos dos microbuses “pero más convincente sería aún si hubiéramos visto en estos ocho años contundencia en las medidas que el PP ha tomado para corregir la calidad del servicio”. “Pedir ahora que repongan dos microbuses cuando el PP se ha callado y no ha exigido a la empresa estos últimos años que cumpla con la orden municipal de adquirir dos nuevos cada año es poco más que un cachete”, sostiene. “Si después de las quejas que el Ayuntamiento recibe en redes a diario por el pésimo servicio de autobuses urbanos acabamos en una regañina del alcalde a la empresa es que Javier Márquez está sirviendo a otros intereses que no son los de los vecinos y vecinas de Jaén”, subraya.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.