Cerrar Buscador

El Gobierno establece una moratoria de seis meses del pago de las cotizaciones para autónomos y pymes

Por Fran Cano - Marzo 31, 2020
El Gobierno establece una moratoria de seis meses del pago de las cotizaciones para autónomos y pymes
Imagen de archivo.

El Gobierno aprueba una moratoria de seis meses del pago de las cotizaciones para autónomos y la posibilidad de retrasar "sin intereses" las cuotas correspondientes a los días trabajados en marzo

El Gobierno ha establecido una moratoria de seis meses del pago de las cotizaciones para autónomos y pymes. Además, los empleados por cuenta propia tienen la posibilidad de retrasar sin intereses las cuotas de los autónomos correspondientes a los días trabajados en el mes de marzo. Está por ver cuántos de los 41.395 autónomos jiennenses pueden acogerse a la moratoria.

La medida se ha hecho oficial tras el Consejo de Ministros. Previamente, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya había adelantado que habría "muchísimas medidas moratorias", entre ellas las que afectan a los trabajadores por cuenta propia. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha anunciado la moratoria en el pago de la cuota del mes de marzo "sin intereses". ¿Podrán los autónomos pedir la cuota de marzo que ya ha sido pagada? En teoría sí podrán solicitar la devolución para los días que hayan trabajado. Por otro lado, los trabajadores por cuenta propia pueden solicitar un aplazamiento de las deudas con la Seguridad Social hasta el 30 de junio de este año, con la idea de aliviar a quienes tengan problemas de liquidez este año.

CONDICIONES

La normativa establece, en primer lugar, que los autónomos y empresas podrán solicitar el aplazamiento de las cuotas que se deben pagar en el mes de abril a un interés reducido del 0,5%, interés siete veces inferior al que normalmente se establece. Para acceder deben ser afectados desde y por la situación provocada por el Covid-
19 y no pueden tener otro aplazamiento en vigor anterior.

Se debe solicitar antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril, para evitar la facturación de la cuota. Además, para facilitar su tramitación, la empresa o el autónomo que actúe a través de un profesional o de un tercero (graduados, gestores, abogados y demás autorizados del Sistema RED), podrá tramitarlo a través del mismo sin necesidad de ningún tipo de apoderamiento específico para ello.

"Si hay un colectivo al que hemos atendido de forma especial es de los autónomos", ha dicho Calviño, quien también ha informado que la moratoria —hoy prorrogada tras el Consejo de Ministros— en las hipotecas se extiende precisamente a los trabajadores por cuenta propia. "Tratamos de dar las respuestas más eficaces para no contraponer sanidad y economía", ha defendido, y ha confirmado que los autónomos de actividades esenciales pueden seguir trabajando.

LÍNEAS DE CRÉDITO EN ANDALUCÍA

En Andalucía, los autónomos y las pymes, especialmente micropymes, pueden solicitar ya en sus entidades financieras un préstamo por importe de hasta 50.000 euros para hacer frente a eventuales problemas de liquidez ante las circunstancias devenidas de la parálisis obligada por el estado de alarma. "Estos créditos, que estarán garantizados al 100% por la sociedad de garantía recíproca Garántia, contarán con hasta un año de carencia y se estima que podrán alcanzar hasta las 20.000 operaciones", señalan desde la Junta de Andalucía.

El Gobierno andaluz considera imprescindible atender las posibles necesidades financieras de pymes y autónomos para amortiguar el impacto económico de la crisis sanitaria en Andalucía, para lo que la Junta de Andalucía ha acordado transferir 36 millones de euros al Fondo de Provisiones Técnicas de Garántia, de la que es socio mayoritario, para activar una línea de financiación que permitirá avalar operaciones financieras, y que generará un efecto multiplicador de hasta 500 millones de euros.

Así lo recoge el convenio que han firmado hoy el consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, que ha estado acompañado del secretario general de Hacienda, Ignacio Méndez, y el presidente de Garántia, Javier González de Lara, junto al director general de Garántia, José María Vera, y que viene contemplado en el Decreto-ley 3/2020, de 16 de marzo, de medidas de apoyo financiero y tributario al sector económico, de agilización de actuaciones administrativas y de medidas de emergencia social, para luchar contra los efectos de la evolución del coronavirus (COVID-19).

Además, el consejero de Hacienda, Industria y Energía ha destacado que esta medida “va más allá” que la propuesta por el Gobierno central, que solo avala hasta el 80% de los préstamos, frente al 100% que cubre Garántia apoyada en la subvención convenida con la Junta de Andalucía. Una operación que se enmarca dentro del ámbito de colaboración público-privado y cuya cuantía inicial ha sido de 36 millones de euros, pero que “podría aumentar” en función de si se agota esta primera dotación, según ha asegurado Bravo.

Las operaciones que se podrán beneficiar de este aval público son aquellas que hayan sido suscritas por Garántia entre el pasado 14 de marzo, fecha de entrada en vigor del estado de alarma por el COVID-19 a nivel nacional, y el 31 de octubre de 2020, y que van destinadas a mitigar las dificultades de liquidez como consecuencia de las circunstancias extraordinarias derivadas de la crisis sanitaria. No obstante, se trata de un plazo que podrá ser objeto de ampliación si así lo consideran las partes firmantes.

LA POSICIÓN DE LA ATA

Lorenzo Amor, presidente de la ATA, volvió a hacer pública la posición del colectivo en cuanto a las cuotas de autónomos: pide la suspensión de las aportaciones de los meses de marzo, abril y mayo. Es más, pide que se devuelva la de marzo, que ya ha sido abonada por parte de los trabajadores por cuenta propia.

La ATA subraya que los autónomos que se hayan contagiado por Covid-19 y quienes están en cuarentena obligatorio deben estar exentos de pagar la cotización desde el primer día.

En lo que concierne a las obligaciones fiscales y tributarias, la ATA pide la suspensión de todos los trámites impositivos y obligaciones tributarias del primer trimestre, que hay que presentar en abril. "Hay que aplazar la presentación a julio", añade.

El colectivo que lidera Lorenzo Amor pone como ejemplo a Dinamarca, que ha reducido el umbral de pérdidas para recibir la prestación al 30%. "Y hay que establecer como fecha de finalización de los ERTEs un mes posterior a la finalización del estado de alarma", concluye.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.