Cerrar Buscador
AUTOR INDIE: ESCRITOR Y COMMUNITY MANAGER

AUTOR INDIE: ESCRITOR Y COMMUNITY MANAGER

Por Fran Cano - Agosto 25, 2018

Escritores de Jaén independientes o con libros publicados en editoriales pequeñas coinciden: la labor creativa no sirve de nada sin una estrategia promocional

Elegir el tipo de narrador.
Probar el tono en las primeras quince o veinte páginas.
Establecer qué obstáculos tendrá el protagonista.
Tomar más decisiones.
Y escribir cada día.
Luego, sí, publicar la historia ya escrita.
¿Por qué no llegar al libro vía Amazon? O por cualquier otra plataforma digital. O a través de una editorial pequeña.
Hecho, ya hay libro a la venta. Pero ¿quien lo leerá?

Los autores independientes ya saben que después de tanto trabajo, la faena está aún por hacer: el primer libro todavía no existe. Hay que promocionarlo. Hay que definir una estrategia. Así que usted, escritor alejado de grandes editoriales, deberá ser también otra cosa: una suerte de community manager. Es el marqueting, autor.

En 2017 se publicaron en España 87.292 títulos, un 7,3 por ciento más con respecto al año anterior. El 31,3% —27.394 publicaciones— correspondieron a ediciones digitales. Cerca de 30.000 obras. Si cada habitante de Martos publicase un libro digital, rondaría la cifra.

Jusepe Cruz (Linares, 1994) apunta a novelista independiente. Todavía no ha publicado. Su primera obra será una trilogía que tendrá por título Somnia. La primera de las tres novelas descubrirá al lector una protagonista: la chica condenada a recordar siempre cuanto sueña. "Una maldición", apunta Cruz en conversación con Lacontra.

El linarense está en el proceso de pulir detalles. Empezó con Somnia en 2009. Ya están las tres novelas escritas, y Cruz reescribe la primera. "Estoy centrado en esta parte", apunta.

 El linarense Jusepe Cruz.
El linarense Jusepe Cruz.

Si se le pregunta por publicar, los caminos más probables son la autoedición o intentarlo con alguna editorial. La primera vía parece más probable. "Es que si no eres influyente, si no te conocen, ni te leen en las editoriales", manifiesta.

Es consciente de que necesita presencia en redes. "Haré campaña de marketing. Es más importante que la novela", afirma.

"SI LO PETAS SERÁN LAS EDITORIALES LAS QUE VENGAN A POR TI"

Jusepe Cruz acaba de leerse Madre del vacío, la primera de las novelas de la trilogía Invade me, obra de su amigo Manu Franco (Sevilla, 1983). A quién mejor que a un colega para preguntarle cómo lanzar un libro a la selva del mundo literario.

Manu Franco, creador con bagaje en el mundo audiovisual (KihaewaApocalipsis Now y luego ya veremos, The Becquer´s guide), lanzó la primera parte de su trilogía en abril. Lo hizo vía Amazon, y el libro está disponible en versiones digital e impresa. El análisis sobre las editoriales que comparte Franco, para su amigo de Linares y para cualquier autor novel con obra en proyección, es el siguiente: "Hay tres tipos: las de servicio, que te cobran por sacar el libro, que no te recompensan el esfuerzo; las de toda la vida, que te pagan porque les gusta tu libro y lo quieren vender, pero solo llegan a determinadas tiendas; y las grandes editoriales, que sé que no me van a leer y que van a mandar la propuesta directamente a la carpeta de spam", analiza.

El sevillano desconectó en parte del mundo audiovisual en busca de libertad creativa. Estaba harto de que las ideas necesitasen el visto bueno de inversores, que, en tanto que ponen dinero, son potenciales censores de la obra. "Quería seguir creando sin pensar en limitaciones como el presupuesto", cuenta a este periódico. Su trilogía es una gran pregunta: ¿aceptaría la humanidad el mayor esplendor humano, social, tecnológico y espiritual a cambio de ser sometida?

Manu Franco apostó por la autoedición con los deberes hechos después de dos años y tres meses frenéticos de escritura a la madrugada, para conciliar el proyecto con otras obligaciones. Hacer los deberes significa que él y su amigo Mauro Civera Ro diseñaron un plan de marqueting ambicioso y detallado. Aprovecharon que la especialidad del sevillano son los efectos especiales para crear un booktrailer, la cabeza de lanza de "más movimientos estratégicos": lograr que especialistas (booktubers) publicasen reseñas en vídeo sobre el libro; hacer campañas en redes para atraer seguidores y regalar el libro en Amazon en días señalados.

"Una de las veces que liberamos el pago en Amazon tuvimos cerca de 300 descargas", recuerda. ¿Éxito económico? "No, la idea es ser conocido, que cuando llegue el segundo libro haya gente esperándolo. Si lo petas, las editoriales irán a por ti", razona, y da la receta para ser un buen community manager literario: "Trabajo, tiempo y dinero".

DE PUBLICAR EN UNA PLATAFORMA A SER ÉXITO DE VENTAS

Lydia Carpio (La Carolina, 23 años) tiene ya cuatro obras escritas. Las dos últimas todavía no han salido a la venta. Su carrera literaria empezó en internet, con una historia que tituló Lady Sophia. En octubre de 2015 la publicó en una plataforma denominada Wattpad. Cada semana subía un capitulo. "Me di cuenta de que había lectores que votaban y dejaban comentarios", recuerda.

La novela ganó visibilidad en la aplicación, y así recibió la llamada en agosto del año pasado de Ediciones Coral. Más tarde la versión digital de Lady Sophia se coló en la lista de libros más vendidos en iTunes. Y Lady Amelia, la continuación de una trilogía que concluirá el 30 de septiembre con la salida al mercado de Lady Anne, llegó a estar en el puesto 26 en la web de Amazon América.

Con tales conquistas Carpio debería de ser una referente en el ámbito digital. Una estratega consumada. "Qué va, no soy muy buena con las redes sociales", admite. Otras compañeras de la editorial sí se interesan más por datos como el número de seguidores en Instagram. "Yo tengo pocos. Si le dedicara más tiempo a las comunidades digitales, seguro que me iría mejor como escritora", piensa.

Cuando Carpio pensó en publicar aún no existía el formato que Amazon pone a disposición de los autores indies: publicar la obra en digital y ofrecerla impresa a medida que entran los pedidos, de uno en uno. "Quizá me hubiese decantado por la autoedición, dada las facilidades que ofrece", dice. El 9 de enero publicará la novela La belleza rota de Christina con el sello digital Group Edition World.

 Lydia Carpio, con dos de sus obras.
Lydia Carpio, con dos de sus obras.

LOS CERTÁMENES, CAMINO TRADICIONAL Y VIGENTE

Una vía conocida para que los folios se conviertan en el ansiado cuaderno con hojas y tapas son los concursos. Juan D. Valverde (Jaén, 1974) ganó en 2005 el Premio anual para Poetas y Escritores Noveles de la Diputación de Jaén con La memoria del agua. "Yo era y soy un fan de los certámenes literarios: he coleccionado hasta las bases", admite en conversación con este periódico.

Valverde calcula que hay unos 3.000 concursos de literatura al año en España. Él, que hoy hace de jurado en el certamen MasQueCuentos, cree que la vía más inteligente para un autor novel es competir con otros en formatos como el de la Diputación, camino de la entrega 26, y el citado MasQueCuentos, ya con dos tiradas, por citar algunos. Los concursos dan, en caso de victoria o de mención, dinero y notoriedad.

"Yo también empezaría por ahí", coincide Juan Cruz López (Espelúy, 1979), autor y editor de Piedra Papel Libros. El jiennense ganó en 2008 el Premio de Narrativa Joven del Instituto Andaluz de la Juventud con la colección de relatos 50 pasos para dar el salto. ¿Haría lo mismo hoy en pleno boom de la autoedición? "Creo que sí", responde. "Porque ganar un premio con cierto prestigio me llevó a una editorial de calidad dedicada a textos de narrativa. Publicar el libro es un espaldarazo que ayuda a seguir escribiendo", argumenta.

Cruz López recomienda paciencia y tesón para que los noveles maduren la obra. La estantería digital tiene un pero importante, al entender del escritor de Espelúy: "El afán de publicar sí o sí en digital puede acabar en frustración al no tener las herramientas que necesita el libro para llegar al público adecuado", abunda.

Hay hambre en Jaén por publicar, como en tantas ciudades y pueblos del país. Y hay también autores probando suerte en certámenes. A la última edición de MasQueCuentos se presentaron en torno a una treintena de plumas jiennenses de los casi 200 competidores; en la primera hubo cerca de 20 postulantes de Jaén, cuando comparecieron un total de 83 autores. El certamen tiene más de 16.000 seguidores del mundo hispanohablante si se suman los de Facebook y los de Twitter. "Todo concluye en libros compilatorios con los mejores relatos", señala Valverde.

 Juan Cruz López es autor de 'La tribu del abecedario', obra centrada en 27 poetas hiperviolentos.
Juan Cruz López es autor de 'La tribu del abecedario', obra centrada en 27 poetas hiperviolentos.

EDITORES OPINAN: "HAY CALIDAD EN EL ÁMBITO INDIE"

'Autor indie' es en realidad un término que alberga a diferentes tipos de escritores. No apunta a un perfil hermético, sin matices. Sí están todos unidos por la inclinación hacia un camino alejado de las grandes editoriales, pero cada cual es libre para alterar la ruta según sus pretensiones. "Si me llama Planeta con un contrato, digo que sí al instante", apunta Carpio. "Es legítimo, porque los procesos del autor tienen que ver con su propia subsistencia. El escritor no deja de ser un profesional creativo que necesita asegurarse unos ingresos", tercia Cruz López, que pone el ejemplo de Manuel Vázquez Montalbán. "Le salvó la vida ser leído masivamente tras publicar con grandes editoriales. Así se dedicó a lo que quiso", añade.

Pedro Molino, autor y editor de Líberman, recibe "cinco o seis" propuestas por mes para publicar en la editorial que fundó en 2008. Líberman ha editado 63 títulos; Molino anda por el medio millar desde comienzos de la década de los años 80. Tiene su visión del fenómeno del escritor indie: "En realidad todos estamos conectados; nadie es del todo independiente", expresa.

Las editoriales humildes saben dónde compiten. El mercado es sinónimo de best seller y de Amazon. Líberman no ha tenido problemas en conseguir que los autores que publica también tengas sus libros a la venta en el gigante americano. "Las pequeñas editoriales tenemos que dar la mejor versión posible a la obra, tanto en correcciones de estilo como en el enfoque y en la portada. Cooperamos con el autor", describe.

¿Hay calidad en la literatura no mainstream de Jaén? El editor de Piedra Papel Libros asegura que ha recibido trabajos de poesía de alto nivel; en el relato, en cambio, las proposiciones no han convencido tanto. La editorial acumula entre 30 y 40 propuestas al año. Es una casa literaria ecléctica, abierta al ensayo, al relato, a la poesía y al fanzine. Cerca de una quincena de autores de la provincia han enviado creaciones desde que Piedra Papel Libros abrió el buzón hace dos años.

 El creador Manu Franco, en una escena.
El creador Manu Franco, en una escena.

La editorial suele pedir una biografía para que los autores se describan a sí mismos como literatos e indiquen qué es de su obra. La mayoría no ha publicado o tiene solo un libro en la calle. "Lo normal es que te remitan a sus redes sociales o a blogs. Algunos ni siquiera tienen", revela Cruz, sorprendido.

"Sí que hay calidad en los indies. Lo triste es que a veces sus libros no se venden. Hay que aprender a conseguir que el libro gane visibilidad", opina Molino. "Quizá la fórmula es el marketing sistémico: tocar muchos frentes, desde medios tradicionales hasta los digitales, y también con programas en radio y televisión", concede. "En los concursos he notado que los aspirantes cada vez se forman más. El nivel ha crecido en el ámbito independiente", aporta Valverde.

El gerente de Liberman también remarca un reto: incentivar la lectura con clubes y propiciar el encuentro de escritores y editores. Con Jaén, Pueblos y Ciudades, una de las obras en las que más se involucró, tuvo la sensación de que no hubo el suficiente reconocimiento por parte de la sociedad jiennense. Algo similar le ocurrió con la colección Poesía solidaria, antología de 45 poetas ilustrada por otros tantos artistas plásticos.

El escritor puede ser rebelde y obstinado con las leyes de la oferta y la demanda. Hay quien prefiere publicar en la editorial que mejor conecta con su idea de la literatura aunque así renuncie al dinero que le daría otra con más músculo. Como hay futbolistas que declinan jugar en el Madrid o en el Barça porque prefieren la filosofía del Athletic de Bilbao.

Es, como decíamos, una opción. Sea como sea, al autor no le basta con que le salgan las letras. También necesita que salgan los números.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.