Cerrar Buscador

Los ayuntamientos apuran las restricciones ante el aluvión de casos

Por Fran Cano - Octubre 16, 2020
Los ayuntamientos apuran las restricciones ante el aluvión de casos
Imagen de Frailes. Foto: Fran Cano.

Frailes sigue el camino del 'autoconfinamiento' de Canena, Quesada y Huesa; Baeza y Segura de la Sierra piden a la Junta de Andalucía que actúe

Los ayuntamientos de los pueblos y las ciudades de Jaén más golpeados por la segunda ola de la pandemia toman medidas hasta el límite de las competencias municipales. Es decir, no pueden cerrar negocios privados ni limitar la movilidad, porque esas decisiones competen a la Junta de Andalucía, pero sí hacen llamamientos para reducir el flujo de gente: invitan al 'autoconfinamiento' para mitigar el aluvión de contagios, casi 500 notificados hoy en la provincia.

El Ayuntamiento de Frailes ha seguido el camino que inició Canena y secundaron Quesada y Huesa: movilidad mínima en la población, al menos durante diez días en el pueblo de la Sierra Sur. "Es sólo una recomendación, salir a la calle para lo imprescindible", remarca en declaraciones a este medio Encarnación Castro, alcaldesa frailera, en alusión a las actividades más elementales: trabajar y comprar comida y medicamentos, amén de ir al médico si es preciso. "Necesitamos este tiempo para ver cómo evoluciona la situación", añade y recuerda que en el pueblo se han hecho 200 pruebas en las dos últimas semanas. Ahora hay 28 casos activos y la tasa de incidencia en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes es de 2.095,2, la segunda más alta de la provincia tras Génave (2.455). En Alcalá la Real el equipo de Gobierno ha anunciado que celebrará la Comisión de Seguimiento Covid-19 mañana desde las 10:00 horas. Es la reacción a los 33 contagios sumados hoy.

En Segura de la Sierra, el Ayuntamiento pide a la Junta "una rápida actuación" ante el aumento de positivos. “Estamos en una situación crítica. Necesitamos que el Gobierno andaluz actúe cuanto antes con propuestas efectivas", expresa la munícipe María Esperanza Chinchilla. Las aldeas que más acusan el impacto del virus son Cortijos Nuevos, Robledo y Ojuelo. Hay 37 contagios confirmados, pero, según anticipa Chinchilla, todavía falta por conocer el resultado de las pruebas a más vecinos. La tasa en Segura de la Sierra es de 1.676.

Lola Marín, alcaldesa de Baeza, lamenta que "todas las cartas" enviadas a la Delegación de Salud y Familias desde el inicio de la pandemia estén todavía "sin contestar". Marín abunda en el discurso crítico que han tenido otros compañeros —como su homólogo en Martos, Victor Torres— acerca de los tiempos en la comunicación de los datos: "Hay retraso cuando se comunican los positivos y los curados, y también ocurre con el listado que se envía a la Policía Local para el seguimiento de los confinados", añade. Marín también está preocupada por cómo se desarrollará la campaña oleícola, si bien la Junta ya ha publicado un folleto con las principales medidas. En la misma línea, Paco Huertas, alcalde de Andújar, ha pedido al Gobierno autonómico "medidas más específicas" en los accesos a los Centros de Salud del municipio, donde se están produciendo aglomeraciones de pacientes que esperan en los exteriores de las instalaciones para ser atendidos.

Torredonjimeno, que hoy ha acumulado 27 positivos por coronavirus, también vive el peor momento desde el inicio de la pandemia. El alcalde tosiriano, Manuel Anguita, mandó ayer un mensaje de "tranquilidad y responsabilidad" para revertir los datos. También defendió la realización tanto del mercadillo como de la XXXVI Clásica Ciudad de Torredonjimeno. "Es injusto que se ponga a estas actividades en el foco por el aumento de los contagios, cuando hay más en nuestra localidad en las que puede haber congregación de gente. Han contado con sus protocolos de seguridad", dijo, e instó a seguir las normas de las autoridades sanitarias.

La llegada de la festividad de Todos los Santos invita a extremar aún más las precauciones. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, indicó algunas de las recomendaciones, como que la visita a los cementerios se haga en un máximo de media hora y en grupos de no más de cuatro personas. A los ayuntamientos no les queda otra que abundar en el mensaje concienciador apurando sus competencias. Las restricciones de movilidad, insisten los alcaldes, serán impuestas por el Gobierno andaluz, que de momento sólo ha intervenido en Linares con tal magnitud.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK