Cerrar Buscador

'Bailar de lejos' sí es bailar mientras dure la cuarentena

Por Javier Cano - Abril 16, 2020
Compartir en Twitter @JavierCano73
'Bailar de lejos' sí es bailar mientras dure la cuarentena
Raquel Damas y sus alumnos más jóvenes, en la academia, antes de decretarse el estado de alarma. Foto: Academia Raquel Damas.

Alumnas de la academia de danza de la jiennense Raquel Damas crean coreografías y muestran sus progresos en las redes sociales durante los días de confinamiento 

"Déjennos leer y déjennos bailar". No se grita en ninguna pancarta ni lo proclaman los balcones, no: lo dijo Voltaire, que no ha pasado a la historia precisamente por sus coreografías pero que en lo suyo (la filosofía, principalmente) era un hacha, así que habrá que hacerle caso. 

Para lo primero, la lectura, estos días de confinamiento han venido como agua de mayo a muchos ojos que se están poniendo al día con los libros aparcados. No hay mal que por bien no venga, dice un refrán. Para lo segundo (las cosas claras), no tanto. Teatros, salas y cualquier escenario sobre el que danzar están en 'off' a cuenta del coronavirus, lo mismo que las academias de baile, en cuyos espejos no se reflejan más que las paredes y el vacío. Una situación que, mientras dure la cuarentena, las alumnas del centro que dirige la bailarina jiennense Raquel Damas llevan en casa de la mejor forma que pueden; eso sí, con vocación a espuertas.

"Me da mucha alegría verlas en los vídeos que me mandan, porque veo que la afición sigue viva y la cultura de la danza no decae", celebra la artista. Ahí están, palillos en mano o envueltas en pompones, dándole rienda suelta a sus precoces talentos y poniendo en práctica lo que Damas les enseña en su local del barrio de San Ildefonso, al que desean regresar cuanto antes y cuyas redes sociales se han convertido, estos días, en la mejor manera de mostrar su progreso. Vamos, que "bailar de lejos no es bailar", lo que cantaba Sergio Dalma, nada de nada.

"Me dicen que no paran de estirar, de tocar las castañuelas, de bailar", me dicen; son muy creativas, algunas han hecho incluso sus propias coreografías, las han inventado ellas", y las comparten junto a mensajes de ánimo y la mejor de las recomendaciones: "¡Quédate en casa!". 

Según Raquel Damas, la actitud de su alumnado es tan positiva que, en breve, se pondrán en movimiento (nunca mejor dicho) y grabarán un trabajo grupal "por estilos", que por supuesto exhibirán en las redes para disfrute del personal. Si fuera por la bailarina jiennense, la música de fondo estaría más que clara: "Yo haría un tema español con mucha fuerza, Suspiros de España, por ejemplo, que yo soy muy made in Spain, se me ve el plumero. Que la gente levantara los ánimos, la patria une mucho", concluye.

 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK