Cerrar Buscador

La balsa del Cadimo, a punto de ser utilizada tras más de una década

Por Esperanza Calzado - Enero 31, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44
La balsa del Cadimo, a punto de ser utilizada tras más de una década
Balsa del Cadimo.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir confía en que los regantes se beneficien de esta instalación en un plazo de tiempo "no muy largo"

Las obras de la balsa del Cadimo fueron financiadas con fondos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En 2015, constituían la mayor inversión en materia de infraestructuras hidráulicas que el Gobierno desarrolló en la demarcación del Guadalquivir. Requirió de una inversión de 60,8 millones de euros, enmarcada en los proyectos que está desarrollando el Gobierno central dirigidos a la modernización de regadíos en la provincia de Jaén.

Seis años después, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir continúa con las tareas de llenado de una infraestructura que ya almacena 700.000 metros cúbicos, gracias a las últimas lluvias registradas en la cuenca.  

Fue en julio de 2017 cuando se anunció que la balsa del Cadimo se encontraba al 95 por ciento de ejecución y su finalización se preveía para 2018. Sin embargo, las demoras se acumulan como consecuencia de unos problemas eléctricos que han retrasado la puesta en funcionamiento de una infraestructura hidráulica con una capacidad de almacenamiento de hasta 19,75 hectómetros cúbicos. Su objetivo es, por un lado, afianzar la superficie de olivar en regadío en hasta 15.000 hectáreas y, por otro, regular y mejorar el caudal ecológico del río Guadalbullón. El final de este problema parece estar cerca. "Se pondrá en marcha en pocos meses", dijo, en abril de 2019, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez.

Casi dos años después, Páez valora el desarrollo actual de los trabajos. "Confiamos en que las condiciones climatológicas y técnicas posibiliten que sean los regantes los que se beneficien de esta instalación hidráulica en un plazo de tiempo no muy largo". Y es que tras la conexión de la estación de bombeo a la Subestación de Endesa Distribución, se llevó a comprobación y puesta en servicio de la línea de suministro eléctrico, los transformadores en alta, los grupos de bombeo, la conducción de impulsión y el sistema de control y automatización.
 
Estas tareas permitieron el inicio de las pruebas de funcionamiento el pasado 9 de diciembre, que resultaron satisfactorias y en mejores condiciones de las previstas gracias a la existencia de caudales por el río, como ha recalcado Páez. Tras ello, se desarrollaron con el mismo resultado las pruebas del protocolo de funcionamiento continuado que finalizaron a finales de año, permitiendo el llenado de la balsa hasta los 700.000 metros cúbicos almacenados en estos momentos y a la espera de que las lluvias sigan elevando el nivel.
 
Actualmente, continúa el proceso de llenado conforme al plan de puesta en carga aprobado, a la vez que se van resolviendo incidencias en las instalaciones de bombeo y control que van surgiendo en el desarrollo de esta puesta en marcha.  
 
La balsa del Cadimo tiene capacidad de almacenamiento de hasta 7,5 hectómetros cúbicos de agua. El objetivo que persigue es doble: por una parte, pretende afianzar la superficie de olivar en regadío, hasta 15.000 hectáreas, y, por otra, regular y mejorar el caudal ecológico del río Guadalbullón. La construcción se inició en 2008, en el marco del Plan Activa Jaén y se terminó a mediados de 2018. Desde entonces, el organismo de cuenca ha venido trabajando hasta lograr que comenzara el llenado y las primeras pruebas.
 
En la actualidad, el organismo de cuenca se encuentra inmerso en la redacción del proyecto de una planta fotovoltaica adyacente a la balsa, que contará con una inversión prevista de 7 millones de euros. Con una potencia de cuatro megavatios y proyectada en terrenos de la CHG, la futura infraestructura tendrá como principal objetivo disminuir la huella de carbono que producirá la puesta en funcionamiento de la estación de bombeo, así como reducir el coste del consumo eléctrico que conlleve el bombeo. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK