Jaén está sucia. Es la percepción generalizada que tienen los vecinos de su ciudad. Basta con darse una vuelta por las calles o por las redes sociales para comprobar el estado de cabreo que existe entre los residentes de los barrios. Norte, sur, centro y periferia. La suciedad ya no distingue de geografía. Las quejas y protestas de ciudadanos, comerciantes y viandantes llegan desde todos los puntos de la capital. “Es un problema generalizado que se ha extendido por todos los barrios”, asegura la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos Objetivos Comunes (OCO), Josefa Alcántara, quien lo tiene claro: “A Jaén le hace falta limpiarla de cabo a rabo. Un plan integral que acabe con esta sensación y situación”, señala.

Sin embargo, no es un mal de ahora. En 2007, el estudio sobre la gestión de residuos urbanos y la limpieza en las calles, elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), colocaba a Jaén como la ciudad más sucia de España. Pero es que solo cinco años después volvía a aparecer en el furgón de cola en materia de limpieza viaria. La paradoja de aquella clasificación de 2011 es que la capital había recibido solo unos meses antes la ‘Escoba de Plata’ por dos planes de choque contra la suciedad en los barrios, el incremento del servicio de limpieza en zonas como el Polígono de Los Olivares, Expansión Norte, Jabalcuz o Valdeastillas, y la colocación de contenedores soterrados. “No vamos a parar hasta conseguir en dos años la de oro”, decía la entonces alcaldesa, Carmen Peñalver, nada más recoger el premio en Madrid junto con el concejal de Mantenimiento Urbano, Eduardo Castro. Solo fue flor de un día.

Carmen Peñalver y Eduardo Castro tras recoger la Escoba de Plata el 11 de junio de 2010.

Mucho ha llovido desde aquel 11 de junio de 2010 y la ciudad lejos de brillar cada día está más oscura. Esta misma semana, los vecinos y comerciantes del entorno de la Plaza de la Constitución y Roldán y Marín denunciaban, a través de las redes sociales, la presencia de “ratas como tigres de bengala” en el antiguo edificio de Banesto, adquirido por la Diputación hace unos meses por 2,4 millones para que sea reabrierto como un centro turístico, con el nombre de “Jaén, paraíso interior”. La presencia de roedores es común en prácticamente todas las zonas de la ciudad, desde el barrio de San Juan hasta Expansión Norte, pasando por Peñamefécit o el Polígono del Valle. De ello debería encargarse, además del propio Ayuntamiento, la empresa concesionaria del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes, FCC Medio Ambiente, en cuyo contrato -de 13,3 millones de euros anuales- se recoge planes de desratización y otras muchas mejoras, como la renovación por completo de la maquinaria y equipos.

NADA MEJORA

De momento, los vecinos no perciben esas mejoras. Más bien todo lo contrario. El presidente de la Asociación de Vecinos de La Unión, Cristóbal Martínez, dice que las calles del Polígono del Valle que corresponden a su zona están siguen “igual de sucias” y que el número de barrenderos ha descendido. Sus compañeros de Passo han ido aún más lejos y han documentado la suciedad que hay en el barrio. El resultado del informe es que hay descontento generalizado por la acumulación de basura en diferentes zonas del Polígono del Valle. “El servicio ha empeorado”, sostienen desde el colectivo. Y el veredicto se traduce en un suspenso: “Hay desatención y falta de comunicación con los vecinos”, esgrimen. Uno de los ejemplos que más indignación causa son los alrededores del colegio San José de Calasanz. “Existe un vertedero de escombro al lado y y el estado de aceras y de la propia calzada es pésimo”, diagnostica Passo. La asociación manda un recado al Ayuntamiento: entiende que no puede existir “abandono” en una zona que circunda la Ronda del Valle con guardería infantil, servicios sociales y pistas polideportivas. En el informe de ‘Passo’ hay espacio para uno de los problemas endémicos de los barrios de la capital: los solares. En concreto, el colectivo destaca que hay “peligro” en algunos cubiertos de maleza, como los ubicados junto al Residencial las Alfas.

Basura en una zona del Polígono del Valle.

Por otro lado, una de la zonas cuyo estado es, siempre según exponen los vecinos, “deplorable”, son los aparcamientos próximos a la calle Jesús de Nazaret en el entorno de las 60 viviendas, así como la falta de mantenimiento de la plaza Las Sufragistas. A la asociación tampoco le ha gustado que el Ayuntamiento no le haya comunicado con tiempo de antelación los nuevos contenedores. A juicio de ‘Passo’, es un error que se hayan separado de los puntos recogida que ya había. “Han dejado los de la materia orgánica al margen del resto, con los perjuicios que supone para la necesaria separación de residuos para el reciclaje de basura”, señalan. Son los motivos que propician el suspenso.

EL CASCO ANTIGUO, EL GRAN OLVIDADO

El mismo nivel de enfado o más, tienen en el casco antiguo. Allí donde el olvido habita en cada rincón, la suciedad y la acumulación de papeles, colillas, plásticos y latas es el pan nuestro de cada día. El presidente de Torre del Concejo, Francisco Jesús Castro, no para de reclamar más atención para que la zona histórica deje de ser un vertedero de basura. “A nadie se le cae la cara de vergüenza”, proclama por el estado en el que se encuentra el Jardín de las Tres Culturas. La situación en las calles menos transitadas empeora: basura acumulada en las esquinas, aceras pegajosas y residuos ya incrustados en el asfalto. “Es una cochinada. Yo no sé si en las calles más grandes será de otra manera, pero aquí tengo que barrer y fregar la acera de enfrente de mi tienda todas las mañanas, porque da una imagen de suciedad horrible para los clientes”, cuenta un vecino.

Quejas de los vecinos de San Juan.

Otro ejemplo de desidia lo representa el jardín secreto de la calle Ayuntamiento, una de las últimas inauguraciones municipales. Los vecinos denuncian está plenamente olvidado, cerrado y lleno de suciedad. El mantenimiento del jardín ha sido nulo. Ni se ha cortado el césped en todo este tiempo, ni se ha limpiado lo que ha provocado que las papeleras estén llenas de basura y botellas de cerveza rotas dando una imagen deplorable del casco antiguo ya que, recordamos, el espacio se encuentra muy cerca de los Baños Árabes, uno de los principales atractivos turísticos de la capital jienense y al lado de la Iglesia de San Juan. A solo unos pasos, hay otro foco de infección. Se trata del antiguo Palacio de Los Uribe, hoy convertido en aparcamiento y escombrera improvisados. Los desechos se amontonan en un terreno “abandonado a su suerte” desde que se desterró la idea de construir un centro de adultos, proyectado en el mandato de Carmen Peñalver, hace prácticamente una década.

Los vecinos han alertado en repetidas ocasiones del estado de dejadez más absoluta que presenta el solar en el que se levantaba la casa solariega de Los Uribe, donde continúa, día tras día, acumulándose ropa, sofás, asientos de vehículos, colchones, botellas… además de vehículos abandonados e, incluso, quemados. Una imagen que dice muy poco de la capital a los cientos de turistas que cada semana pasan por la zona camino del Museo de Costumbres Populares, Arte Naíf y Baños Árabes. Los residentes y los colectivos en defensa del patrimonio no saben ya cómo pedir el acondicionamiento del espacio que quedó tras la demolición de la casa-palacio y solicitan que se impulse un proyecto que revitalice la zona.

PARQUES Y JARDINES, IGUAL QUE SIEMPRE

El colectivo GEA hizo público su informe sobre las zonas ajardinadas y los parques de Jaén capital. “La situación es mejorable”, indica Manuel Ruiz, coordinador del informe efectuado con la ayuda de voluntarios. La conservación de los parque es la variable analizada que precisa más intervención. “La situación es igual o peor que hace tres años”, advierten desde GEA. Los voluntarios analizaron 23 zonas atendiendo a tres cuestiones: el estado de la vegetación, la situación de la limpieza y el grado de conservación, y el mantenimiento del mobiliario urbano. La comparativa realizada es con respecto a un análisis similar en 2015, si bien entonces GEA valoró 14 parques.

Restos de basura en el Cerro de los Lirios.

La relación de parques en peor estado son: el del Jardín Botánico, el del Tiro Nacional, el del Cerro Los Lirios, el denominado Los Teletubbies (Fuentezuelas) y el de los depósitos de agua. Este último ha sido calificado con un cero por parte de GEA. Los que precisan mejora —si bien no están tan mal como los anteriormente citados— son el parque de las Fuentezuelas, el de la calle Juanito Valderrama y el de la Cañada Valverde en la zona de Valdeastillas.

La cara positiva del análisis la integran los parque están en buenas condiciones y aquellos cuyo mantenimiento es “aceptable”. En el primer grupo entran: el Parque Obispo García, la segunda fase del Bulevar, el de la Granja, el de María Auxiliadora en el polígono de El Valle, el de La Alameda, el del Cerro de Las Canteras, el parque Santa Rodriguez y el Veleta, ubicado en Valdeastillas. Los que están en un estado aceptable, pero requieren de mantenimiento están: la fase 1 del Bulevar, el parque Ciudad de los Niños, el ‘Alcalde Morales’, el de las Flores y que está junto al cementerio de San Eufrasio.

GEA remarca que los parques más emblemáticos de la capital están prácticamente igual que hace tres años, con “leves mejorías” en el caso del parque del Bulevar. “Hay deficiencias que sí necesitan corregirse”, señala Ruiz en alusión al de La Alameda, al de la Concordia y al del Seminario. La vegetación es la variable mejor puntuada por GEA; en lo que respecta a la limpieza hay “desigualdad” en función de la zona, y la conservación es el registro mas preocupante, con solo 48 puntos de 92 posibles.

EL NUEVO CONTRATO DE FCC

El Ayuntamiento de Jaén adjudicó a FCC Medio Ambiente, el pasado mes de diciembre, el contrato para la prestación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes por un periodo de 12 años, más dos posibles prórrogas de cuatro años cada una. Supone unas ventas anuales de casi 12 millones de euros y una cartera que asciende a cerca de 143 millones de euros. Jaén cuenta con una población de unos 115.000 habitantes y FCC presta servicios municipales en la ciudad desde 1985.

FCC se compromete a renovar completamente la maquinaria y equipos de los servicios, con unidades diseñadas y adaptadas a las necesidades específicas de la ciudad. Contará con seis recolectores de carga trasera y siete de carga lateral, todos ellos equipados con pesador, además de seis barredoras mecánicas y 75 vehículos ligeros y otros. En este nuevo contrato la empresa apuesta por la introducción de la tecnología de movilidad eléctrica, para que la ciudad disponga de servicios más sostenibles y reducir el impacto ambiental. Así, se pondrá en servicio un total de 34 vehículos eléctricos, entre furgonetas y turismos de inspección y vehículos auxiliares de barrido, aparte de una gran cantidad de utillaje y herramientas eléctricas.

Asimismo, incorpora, entre otras mejoras, un servicio de Punto Limpio móvil y la construcción de un Punto Limpio fijo. Con el fin de eliminar la recogida manual de bolsas en la zona de calles estrechas de la ciudad se pone en marcha de un servicio específico de colocación y retirada diaria de contenedores de manera que se libere el espacio que estos ocupan durante el día y no interfieran en la actividad de dicha zona.

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) tendrán un peso importante, ya que se implantará la plataforma informática VISION para gestión integrada de los servicios, desarrollada en exclusiva por FCC Medio Ambiente. Con el apoyo de esta plataforma se llevará a cabo un inventario de los espacios verdes de la ciudad. En cuanto a innovación y tecnificación de los servicios, se pondrá en marcha la telegestión y automatización de los sistemas de riego y se dispondrá de un vehículo especial para la aplicación de productos fitosanitarios, desarrollado este último por FCC, en colaboración con entidades académicas prestigiosas, como la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) o el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA). La inversión en mejoras a lo largo del contrato asciende a aproximadamente a seis millones de euros. Para realizar los nuevos servicios, FCC Medio Ambiente contará con una plantilla de más de 180 personas a tiempo completo y otras 130 a tiempo parcial, con las que se desarrollarán planes específicos de formación e igualdad.

Un operario de FCC limpia la acera de la calle Virgen de la Capilla.
Un operario de FCC limpia la acera de la calle Virgen de la Capilla. Foto: Javier Esturillo

FALTA CONCIENCIACIÓN CIUDADANA

Otro de los capítulos importantes que influyen en la limpieza de la ciudad es la falta de concienciación ciudadana. Los responsables municipales han repetido en más de una ocasión que la suciedad de las calles también está provocada por la falta de educación cívica. La presidenta de OCO coincide en que toda la culpa no es municipal. “El 80% esta situación es culpa nuestra porque tiramos los papeles, las colillas o las pipas al suelo y porque tiramos la basura fuera de hora o en los solares sin tener en cuenta que lo único que hacemos es perjudicar a la ciudad”. Y el Ayuntamiento de Jaén se ha puesto serio en esta asunto. La Policía Local de Jaén ya ha levantado varias actas de infracción a propietarios de establecimientos, comercios, bares y restaurantes, situados en la zona centro de la capital, “por verter basuras o residuos fuera de los contenedores y horarios fijados a efecto”. Estas infracciones se vienen detectando en varios puntos de la ciudad y polígonos industriales. En concreto, el pasado domingo se levantaron varias actas de infracción en la confluencia de la calle Federico de Mendizábal, con la calle Roldán y Marín, debido al incumplimiento especialmente por parte de algunos responsables de comercios, cafés, bares y restaurantes de la zona, “ante una conducta incívica que no contribuye a preservar un buen estado de limpieza, salubridad y ornato de las vías públicas”. Desde Policía Local se indica que estos establecimientos “suelen sacar las basuras sin depositarlas en el interior de los contenedores homologados y habilitados por el Ayuntamiento de Jaén para esta gestión y de igual modo se indica que en ocasiones se ha detectado que las basuras se alojan en bolsas poco estancas y resistentes a desgarros fuera de los horarios fijados por la Ordenanza Municipal”.

Por tanto, el Ayuntamiento de Jaén recuerda que todos los ciudadanos están obligados a cumplir las disposiciones establecidas en la Ordenanza Municipal de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos y de Limpieza Pública. En tal sentido se establece que los residuos sólidos urbanos generados en los domicilios particulares, comercios, bares, restaurantes entre otros servicios, deben ser alojados en bolsas estancas resistentes a desgarros y depositados dentro de los contenedores homologados y habilitados al efecto en las vías urbanas a partir de las 21 horas y sólo en horario nocturno antes de que haya pasado el camión de recogida de basuras. Asimismo, se recuerda que este tipo de infracciones está sancionado con multas de 300 euros que pueden alcanzar hasta los 600 en caso de reincidencia.

Foto de portada de tiagophotographyblog

 

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here