Cerrar Buscador

"Es muy fácil difundir bulos y es indignante que se haga con algo tan doloroso como el virus"

Por Esperanza Calzado - Julio 14, 2020
"Es muy fácil difundir bulos y es indignante que se haga con algo tan doloroso como el virus"

La Academia English TM sufre una campaña de difamación con folletos repartidos en la calle que acusan a la directora de estar contagiada e infectar a alumnos

Utilizar la pandemia del coronavirus para difamar y perjudicar a una persona o, en este caso, a un negocio, puede calificarse de muchas maneras. María Gallardo considera que es "indignante, vergonzoso, espeluznante y que demuestra la maldad" a la que puede llegar el ser humano. Desde que comenzó a expandirse el Covid-19, las administraciones y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se han afanado en desmentir bulos a diario y ahora es la propia María Gallardo, directora de la Academia English TM, la que se ve obligada a ello.

Desde hace una semana está sometida a una campaña de difamación, ya denunciada a la Policía, en la que se le acusa, falsamente, de estar contagiada con el virus e infectar a algunos alumnos. "Es muy fácil difundir bulos y es indignante que se haga con algo tan doloroso como el virus", lamenta. "Es horrible saber que hay desaprensivos que aprovechan el dolor de todo un pueblo para hacer daño. La persona responsable ya está identificada y los hechos han sido puestos en conocimiento de la Policía. Ahora, confiamos que la Justicia actuará pronto". 

Todo comenzó con una solicitud de información que la persona que supuestamente es responsable de este bulo hizo a la academia. Posteriormente, le pidió que retirara tal solicitud y, según explica María Gallardo en una entrevista concedida a este periódico, fue cuando recibió un correo de amenaza. Esto ocurrió la semana pasada. "Me mandó unos correos amenazantes en los que me pedía que si no retiraba la solicitud de información se iba a dedicar a hacer una campaña de difamación". Le dio de plazo, según explica Gallardo, hasta la medianoche del miércoles de la semana pasada y justo ese miércoles al mediodía empezaron a repartir los folletos por la calle. "En el momento que recibí los correos, en los que se dejaba claro el nombre de la persona responsable, lo puse en conocimiento de la Policía", explica. 

La responsable de la Academia English TM relata que al principio los papeles se han repartido por las calles Muñoz Garnica y Obispo Aguilar de Jaén capital, justo a las espaldas de su negocio. "Hemos podido comprobar que lo hace desde un coche y suele tirar tres o cuatro a lo largo del recorrido". El sábado fue un paso más allá. "Sabe dónde vivo y recorrió toda mi calle y también tiró folletos". De todos estos hechos se ha dado buena cuenta a la Policía y están documentados con todas las pruebas que ha podido recopilar, entre ellas grabaciones en vídeo.

UN BULO CONTRARRESTADO POR EL APOYO DE LA CIUDADANÍA

A pesar de la dolorosa situación por la que está atravesando, María Gallardo y su equipo están tranquilos por varios factores. Primero, porque desmienten totalmente el bulo y saben que no es cierto. Pero también por el respaldo que están recibiendo de la gente y el orgullo de ver la unión de todo el sector. 

Para aquellos que todavía les quede alguna duda, la directora de la academia explica que cerraron el 13 de marzo, antes de que se decretara el Estado de Alarma y cuando en Jaén capital todavía no se había detectado caso positivo alguno. Desde entonces, no han abierto sus puertas y no lo harán hasta septiembre. Es más, están de mudanza ya que han aprovechado todos estos meses de pandemia y de cambios para dar un giro y trasladar sus instalaciones de la Casa Almansa a la céntrica calle Bernabé Soriano. De hecho, todavía están de obras.

"En primer lugar, no he pasado la enfermedad ni nadie de mi familia. Tampoco ninguno de mis profesores y que yo tenga conocimiento tampoco mis alumnos. Hacer este tipo de difamaciones es muy fácil porque es difícil de demostrar, pero yo estoy tranquila", defiende. Y es que desde que comenzó a difundirse el bulo la academia está recibiendo numerosos apoyos tanto personalmente, como por teléfono y por las redes sociales. "La gente nos está dando un apoyo absoluto diciendo que es un bulo malvado y que es una barbaridad. Sabemos que la gente entiende que es una medida de presión y que es mentira", agradece.

Por otro lado, María Gallardo también deja claro que no se trata de una campaña de difamación de ningún otro compañero del sector. Todo lo contrario. Se muestra muy orgullosa de la unión que existe entre todas las academias, no sólo de la capital sino de la provincia, de la colaboración y de las sinergias que existen en el gremio. "Afortunadamente no tiene nada que ver con mi trabajo, ni con un antiguo cliente o con compañeros de profesión. Se trata de una persona totalmente ajena que quiere utilizar el virus para hacer daño, lo que es vergonzoso y de mucha maldad. Me resulta espeluznante", confiesa. 

Consciente de que lo que le está ocuriendo a ella le puede pasar a cualquiera, su consejo es tajante: "Denunciar, denunciar y denunciar". Y así lo está haciendo ella, ampliando las pruebas y las denuncias presentadas con todo el material que recoge. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.