Cerrar Buscador

Café y consomé gratis para "la gente valiente que da la cara"

Por Javier Cano - Abril 07, 2020
Café y consomé gratis para "la gente valiente que da la cara"
Pedro Jaén con su madre, a la puerta de su negocio, en una imagen anterior al estado de alarma.

Pollos Asados De Petra, en el barrio de Santa Isabel, ofrece un 'tentempié' a policías, sanitarios, repartidores y autorizados, para que tomen una taza caliente estos días

"Hola, desde Pollos Asados De Petra quiero comunicarles que a partir del 6 de abril tendremos café, café con leche y caldo de consomé para todo el personal, como cuerpos de Policía del Estado, personal de ambulancias y todas las personas relacionadas con la sanidad, repartidores, personal autorizado y personas que luchan directamente contra este maldito virus. Será de forma gratuita. Solo queremos poner este minúsculo grano de arena ante todo esto".

Es el mensaje solidario que ha lanzado en sus redes sociales Pedro Jaén, propietario de este negocio ubicado en la calle Poeta Ángel González, del barrio de Santa Isabel de la capital jiennense. Jaén apostilla: "Para toda esa gente valiente que está dando la cara, gracias!!!! 

No persigue promocionar su establecimiento, que en cuatro años y pico se ha ganado una clientela fiel, gente que acude a su local atraída por el olor ineludible que desde Pollos Asados De Petra llena el aire del barrio y se expande por el cielo de la ciudad, como pasa en octubre cuando el 'perfume' de la Feria de San Lucas impregna hasta la mismísima Cruz del cerro de Santa Catalina. Lo hace "de corazón", para aportar lo que buenamente puede en estos días extraños, inciertos, vacíos del todo si no fuera por gestos como el suyo y el de tantos otros:

"Aquí estamos abiertos, hay muchos bares y cafeterías cerrados y estas criaturas no tendrán ni siquiera un servicio donde ir cuando están trabajando. Por eso se me ocurrió esto; he comprado café, vasos, tenemos cocina y hacemos un consomé diario", aclara. Sí, desde ayer lunes, Pedro Jaén espera a quienes se baten el cobre contra el Covid-19 en la ciudad de su apellido y lo hace con la mejor de las caras, por mucho que la mascarilla se la cubra. 

Abre a las diez de la mañana y cierra a las cuatro de la tarde, "todos los días mientras dure esto", afirma, contundente. "Esto" es la pandemia, el estado de alarma, el confinamiento... Lo que tiene a la ciudad como dormida en plena Semana Santa de 2020 sin procesiones, sin nadie sensato en las calles a no ser que no quede más remedio. Lo tiene claro: en situaciones como esta hay que arrimar el hombro, ensanchar la mirada más allá de las penas personales, como lo hacía en uno de sus poemas Gabriel Celaya.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.