Cerrar Buscador

Derroche de generosidad contra el coronavirus en Cambil

Por Javier Cano - Marzo 23, 2020
Derroche de generosidad contra el coronavirus en Cambil

Una cincuentena de voluntarias animadas por el Ayuntamiento realiza mascarillas artesanales para que todo el pueblo disponga de protección en tiempo récord

Cambil vive con inquietud un confinamiento que, desde ayer, añade a la incertidumbre la tristeza de contar ya entre sus vecinos con una persona afectada por el coronavirus. Pero nada detiene la generosidad de un municipio volcado en evitar el contagio aunque para ello sea preciso dedicar horas y horas de trabajo sin esperar nada por ello.

"El fruto del amor es el servicio", dijo una vez la Madre Teresa de Calcuta, y la situación de confinamiento que vive el mundo hace que aflore a través de iniciativas visibles, de aquí mismo. Ese mengibareño que, como relataba este periódico el pasado sábado, atiende a veintidós personas mayores cada día impulsado únicamente por sus valores de solidaridad es un buen ejemplo; lo mismo que el nutrido grupo de cambileñas que, animadas desde el Ayuntamiento, demuestran cuánto quieren a los suyos y lo hacen de manera tangible:

"Se han entregado pantallas protectoras de plástico, realizadas en tiempo récord, al centro de salud de Cambil y de Arbuniel; se ha dotado de mascarillas de tela elaboradas a mano y pantallas de plástico a las trabajadoras de la empresa CLECE, que hacen el servicio de ayuda a domicilio; a Protección Civil, para que puedan repartirlas a la gente; se han entregado mascarillas de tela para los abuelitos y los trabajadores de la Residencia Luz de Mágina, y hoy mismo se las haremos llegar a la Residencia Entrepinares y a las tiendas del pueblo", confirma Maribel López Rueda, agente de Innovación Local del Centro Guadalinfo de Cambil-Arbuniel.

Sí, fue proponerlo a través de las redes sociales municipales y más de cincuenta mujeres se pusieron manos a la obra con la máquina de coser: "La respuesta ha sido estupenda, estamos muy contentos", celebra López. Una magnífica iniciativa que no hubiera sido posible sin la donación realizada por dos familias cambileñas propietarias de talleres de costura, y una familia de Huelma (indica la agente de Innovación Local ): tienen ganado el cielo. 

"Hemos tenido que parar porque se nos ha agotado el material; en cuanto tengamos disponible, seguiremos", concluye López. Ni el coronavirus las para.

Fotografías: Ayuntamiento de Cambil-Arbuniel

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.