Cerrar Buscador
EL CAMPUS RURAL, DE LA UNIVERSIDAD AL PUEBLO

EL CAMPUS RURAL, DE LA UNIVERSIDAD AL PUEBLO

Por Fran Cano - Julio 30, 2022
Compartir en Twitter @FranCharro

Jóvenes universitarios de diferentes disciplinas completan prácticas remuneradas en Frailes con la iniciativa del Gobierno central en municipios de menos de 5.000 habitantes

De prácticas universitarias, al pueblo. Es la idea que propone el programa Campus Rural, impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en colaboración con el Ministerio de Universidades y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. La iniciativa, pensada para que los estudiantes hagan prácticas remuneradas durante al menos un trimestre, lleva ya un mes de desarrollo en Frailes, donde ocho estudiantes aprenden de la administración local, dan vida a edificios a menudo sin uso y suman en la vida del pueblo.

Es martes 26 de julio de 2022, y en la Biblioteca Municipal de Frailes están Diego Campos (Jaén, 2000), Francisco Javier Gómez (1998, Jódar), María Montañés (Alcalá la Real, 1995), José Fernando Cantarero (Baños de la Encina, 1998) y Ángela Lisedas (Alcaracejos, Córdoba, 1997).

—Estamos más personas de prácticas que trabajadores en el Ayuntamiento —reconocen en la mañana en que abren la puerta de sus prácticas a Lacontradejáen.

María Montañés es la encargada de la Biblioteca y además da clases de apoyo; Diego Campos se ocupa de los eventos y ya ha creado cuentas oficiales en redes del Centro Juvenil, y Francisco Javier Gómez alterna la puesta a punto de los equipos informáticos —la sala de Guadalinfo linda con la Biblioteca— con las clases de refuerzo. ¿Qué les llevó a este rincón de la Sierra Sur?

—Lo vi en el portal Ícaro, en la Universidad de Málaga. Quería hacer algo durante el verano y descubrí que estas prácticas suponen 1.000 euros al mes. Vienen de fondos europeos —comenta Diego, que conocía Frailes de oídas y tiene familia en La Rábita (Alcalá la Real). Él estudia Marketing.

María Montañés, vecina de la ciudad de La Mota y estudiante de Educación Primaria, conocía perfectamente Frailes. También le atrajo la remuneración y reconoce que está motivada:

—El Campus Rural me está aportando, porque yo quería dar clases y trabajar con niños para darme cuenta qué tal lo hago. Quizá me falta un poco de monitorización, pero estoy contenta —dice.

Francisco Javier Gómez, con formación en Ingeniería de software, tiene un encargo reciente, construir una página web. La actitud de los universitarios es ejemplar: quieren sentirse útiles y ven con buenos ojos que aumente la carga de trabajo.

—Ahora, después del tiempo de aterrizar en el pueblo, nos están mandado más tareas —señala.

"ME ENCANTA TRABAJAR CON MENORES EN EL CENTRO JUVENIL"

 Laura Castillo, en el Centro Juvenil de Frailes.
Laura Castillo, en el Centro Juvenil de Frailes.

La llegada de los universitarios a la villa ha revolucionado edificios habitualmente con menos relieve en la agenda sociocultural, como el Centro Juvenil, la Biblioteca o el Vivero de Empresas. Si en la Biblioteca llama la atención la cantidad de 'nuevos empleados', en el Centro Juvenil destaca la afluencia de menores. El lugar ha renacido de la mano de la asociación Frailes Se Mueve Contigo y ahora cuenta con el liderazgo de Laura Castillo (Alcalá la Real, 2000), la coordinadora hasta finales de septiembre, cuando vencerán las prácticas.

Ella ha completado el Grado de Educación Social en la Universidad de Jaén y está encantada con la experiencia en el Campus Rural. Tanto que no se limita a velar por el Centro Juvenil; quiere taller formativos sobre acoso escolar, drogas, prevención de drogas y visibilización del colectivo LGTBIQ.

Laura Castillo tiene turno partido —de 11:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:30 horas— y, aunque vive a sólo 12 kilómetros, ha decidido afincarse en el pueblo. Comparte piso en la villa frailera con otro becario —la mayoría se ha afincado en el pueblo para los tres meses— y se deja llevar por la vida tranquila:

—Los vecinos me preguntan cómo estoy y cómo nos va a todos los que estamos con las prácticas. Yo lo estoy disfrutando: me encanta trabajar con los menores.

POTENCIAR EL TURISMO Y EL APOYO A LAS ASOCIACIONES

José Fernando Cantarero, con estudios de Turismo en la UJA, ha creado la cuenta del Ayuntamiento de Frailes en Wikiloc, la web que reúne las rutas al aire libre, y el perfil de Canva, que incluso lo está empleando como una suerte de disco de almacenamiento para las fotografías.

—Frailes tiene potencial turístico y atractivos como el agua, con las fuentes naturales y el Nacimiento. Además, geomorfológicamente es interesante. Y por aquí pasa el GR-7, que es el primer sendero de Gran Recorrido en España. También me gustan el paraje de Las Carboneras y el Tajo.

Cantarero apunta a un perfil de visitantes para Frailes, grupos de amigos que buscan una escapada en fin de semana. En cualquier caso, es prudente. Dice que sólo lleva un mes y necesita conocer más las potencialidades de la villa.

De la parte más administrativa se ocupa Ángela Lisedas. Cuenta que ha asesorado a las asociaciones para que tengan los papeles en regla y ha contabilizado que ahora son 18. La cordobesa está haciendo un máster de Asesoría y abandonará las prácticas antes de tiempo, pues ha encontrado trabajo en Málaga.

 José Fernando Cantarero y Ángela Lisedas, en la Biblioteca de Frailes.
José Fernando Cantarero y Ángela Lisedas, en la Biblioteca de Frailes.

EL AYUNTAMIENTO APORTA Y RECIBE CON EL CAMPUS

El día que llegaron los universitarios a Frailes fueron recibidos en el Consistorio por el equipo de Gobierno liderado por Encarnación Castro, alcaldesa del pueblo, y por Antonio Lebrón, técnico de Juventud. Lebrón hizo las veces de guía turístico en aquellos primeros días y es el vínculo entre los becarios, el Ayuntamiento y los empresarios que han alquilado las viviendas.

"Me enteré del programa Campus Rural a partir de internet. Por un enlace de la Universidad de Córdoba. Luego contacté con el Ministerio y me informaron del proyecto", cuenta Lebrón a este diario por conversación telefónica. Frailes buscó especialistas de diferentes materias a través de las universidades de Jaén, Granada, Almería y Málaga. "No esperábamos recibir a ocho", señala el técnico e indica que en agosto se sumará a la aventura una nueva becaria. "Los veo a todos muy motivados. La iniciativa tiene futuro en Frailes", opina.

En términos similares habla Encarnación Castro, quien advierte un dirección de ida y vuelta en la propuesta del Gobierno: de un lado la administración local ayuda en la formación de los jóvenes; del otro, los universitarios aportan ideas y detectan necesidades para mejorar el pueblo. "Estamos en contacto diario con ellos. Se han involucrado no sólo en sus tareas; también en la vida de Frailes. Está siendo un éxito", sostiene.

¿Recomiendan la experiencia los protagonistas? Diego Campos, benjamín del grupo, celebra que, más allá de la parte académica, la iniciativa propicia "un verano diferente" que posibilita el ahorro. María Montañés reivindica la camaradería que hay entre los becarios. Francisco Javier Gómez valora los conocimientos que está adquiriendo. Y Ángela Lisedas anima a vivir la experiencia. Todos coinciden en que falta pulir detalles y dimensionar la plantilla de universitarios. Les quedan dos meses por delante. Ya enfilan la Feria de Agosto, que volverá tras la pandemia el próximo fin de semana.

—Lo pasaremos bien. Y más con Camela —concluyen.

Se viene la música de toda la vida en un campus diferente, formativo y también lúdico.

Fotografías: Fran Cano.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK