Cerrar Buscador

Catorce años de cárcel para los temporeros que mataron a Cristinel

Por Fran Cano - Abril 11, 2022
Compartir en Twitter @FranCharro
Catorce años de cárcel para los temporeros que mataron a Cristinel
Juicio a los dos acusados de matar a un temporero en Frailes. Foto: Fran Cano.

Laurentiu y Sebastien también deberán indemnizar a la familia del fallecido con 194.000 euros por los hechos acaecidos en 2020 en Frailes

La Audiencia de Jaén ha condenado por un delito de homicidio a 14 años de prisión a los temporeros Laurentiu y Sebastian por provocar la muerte de Cristinel N., de 41 años, el temporero rumano que perdió la vida el 1 de enero de 2020 en Frailes tras una brutal paliza.

La sentencia, hecha pública hoy, también condena a los arrestados, también de nacionalidad rumana, a pagar 194.000 euros a la familia del fallecido. Cabe recordar que el jurado emitió el veredicto de culpabilidad el pasado 18 de marzo.

El auto refleja que la violencia acometida contra Cristinel N. acabó arrebatándole la vida, tal y como ya remarcaron los informes de los forenses en la segunda jornada del juicio: la víctima sufrió un show hipovolémico. Es decir, los órganos vitales fallaron debido a los golpes.

"Parecía que lo habían matado no una, sino 70 veces", expresó en el juicio la sanitaria que estaba de guardia y llegó a la vivienda de la calle Carboneras procedente de Alcalá la Real.

La sentencia subraya el agravante de "abuso de superioridad" de los condenados. El cuerpo de Cristinel tenía fracturas en la mandíbula, en la nariz y tenía un ojo prácticamente hundido, además de una hemorragia en el oído.

"MI HERMANO ERA MUY FELIZ EN FRAILES, SU SEGUNDA CASA"

Los acusados se declararon inocentes y giraron el foco hacia Enmanuel, hermanastro de Sebastien, que es ganadero en Rumanía y que convivía con Cristinel N. cuando ocurrió la tragedia. Enmanuel no se ha personado en el juicio y ha cambiado la versión de los hechos en dos ocasiones.

Gabriel N., hermana de Cristinel, recordó en declaraciones con este periódico lo feliz que su hermano era en Frailes, donde acumulaba años como jornalero durante la campaña. "Era como su segunda casa", dijo. El pueblo no había vivido una historia de violencia de tal magnitud en décadas. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK